COVID-19 afecta negativamente las tasas de recaudación

Other Manual Translations: English português

La IMU ya está sintiendo las consecuencias financieras causadas por la devastadora propagación del COVID-19. En una reunión en línea del 29 de mayo que también incluyó oraciones por el fin del racismo, los/as miembros de la junta del Consejo General de Finanzas y Administración (GCFA por sus siglas en inglés) pudieron visualizar algunos de los desafíos financieros que se avecinan, pues durante los primeros cuatro meses del año, los aportes (apportionments in inglés) a la iglesia general en los Estados Unidos cayeron alrededor de $3,2 millones en comparación con el mismo período en 2019.

A la fecha, abril experimentó el mayor descenso ya que la tasa de recaudación bajó un 26% en comparación con el año pasado y un 45% en comparación con 2017.

"Esto indica el impacto que el COVID-19 ha tenido hasta ahora en las ofrendas de la iglesia" dijo a la junta Rick King, director financiero de GCFA. “En marzo, vimos una pequeña disminución en comparación con años anteriores y esto realmente se sintió en la Jurisdicción Occidental, donde la epidemia comenzó en los Estados Unidos en la costa oeste” dijo King, y agregó que la disminución se extendió en abril.

En otras acciones

La junta de la agencia financiera actualizó sus estatutos para:

• Dejar en claro que la junta, sus comités y miembros individuales pueden participar en reuniones en línea, práctica que la junta adoptó como una medida de ahorro de costos mucho antes del COVID-19.

• Permitir que oficiales de la junta y miembros del comité, que no son miembros de la junta, continúen en sus respectivos roles hasta que se elijan y califiquen los reemplazos. La junta de GCFA tiene miembros del comité que actúan como asesores/as con voz pero sin voto.

La denominación ya estaba lidiando con una caída en las ofrendas en 2019 después de que la Conferencia General especial aprobara el Plan Tradicionalista, lo que llevó a las congregaciones e individuos descontentos a retener dinero a pesar de la fuerte economía de los Estados Unidos. El debate en curso sobre el papel de las personas LGBTQ en la iglesia ha llevado a una serie de propuestas para dividir la denominación y a un futuro financiero incierto. Aun cuando la pandemia ha puesto esas propuestas en pausa, marcan un desafío a la denominación a diferencia de todo lo visto desde que la Iglesia Metodista Unida se formó en 1968.

En abril, las iglesias metodistas unidas de todo el mundo habían suspendido la adoración en persona para frenar el mortal COVID-19 y es ahora cuando las congregaciones están regresando lentamente a sus edificios pero con una lista completa de precauciones adicionales y potencialmente costosas

Los recursos para los siete fondos generales de la iglesia provienen de las conferencias, que a su vez solicitan aportes (donaciones solicitadas) a las iglesias locales. Por lo general, más de 85 centavos de cada dólar en ingresos de la iglesia local permanecen con esa congregación y aproximadamente 2 centavos de cada dólar recibido van a los ministerios generales de la iglesia.

Los aportes generales de la iglesia apoyan a los/as obispos/as, la educación ministerial, la mayoría de las agencias generales, la administración general y los esfuerzos de toda la denominación, como el Black College Fund, el trabajo ecuménico y la Universidad de África en Zimbabue. Vale destacar que la iglesia de los Estados Unidos proporciona el 99% de los fondos para los ministerios generales de la iglesia. 

Por ahora, muchas conferencias de los Estados Unidos han permitido que las iglesias posterguen sus aportes para reforzar sus ministerios, y al menos tres de las 54 conferencias anuales de los Estados Unidos han despedido o suspendido personal. Además, un número incalculable de feligreses/as metodistas unidos/as también están ahora sin trabajo, ya que los Estados Unidos tiene la tasa de desempleo más alta desde la Gran Depresión en la década de 1930.

 

This graph from the General Council of Finance and Administration shows a sharp dip in World Service Fund collection rate trends projected in 2020 based on a year-to-date April in relation to 2017 and 2018. The World Service Fund supports most of the general agencies. Graphic courtesy of GCFA.

Este gráfico del GCFA muestra una fuerte caída en las tendencias de las tasas de recaudación del Fondo de Servicio Mundial proyectadas en 2020, con base anual hasta abril en relación con 2017 y 2018. El Fondo de Servicio Mundial apoya a la mayoría de las agencias generales. Gráfico cortesía de GCFA.

Ante la incertidumbre, el Fondo Episcopal de la denominación, que apoya a los/as obispos/as y a la mayoría de las agencias generales, había presupuestado para 2020 considerando una tasa de recaudación del 70%. Con la tasa actual de donaciones, las distribuciones del GCFA para proyectos 2020 podrían estar muy por debajo de eso. 

La junta de GCFA pasó parte de su reunión escuchando una actualización sobre el Fondo Episcopal, que estaba en peligro de quedarse sin dinero incluso antes de la crisis actual. King dijo que en la actualidad los ingresos del fondo son aproximadamente $422.000 por debajo de lo presupuestado, pero debido a la reducción del gasto, los/as obispos/as están compensando parte de esa pérdida de ingresos. Aun así, a una tasa de donación anual del 65%, GCFA proyecta que el fondo podría estar en números rojos para fines de 2022.

En mayo, los/as obispos/as acordaron formar un grupo de trabajo que analizará las estrategias para llevar el Fondo Episcopal hacia su sustentabilidad financiera, y entre las ideas a considerar está la reducción del número de obispos/as en los Estados Unidos. El grupo de trabajo planea publicar sus recomendaciones en noviembre. 

En los últimos tres años, la junta de GCFA cada verano ha establecido los salarios y el apoyo al personal de la oficina de los/as obispos/as. Sin embargo, la junta está posponiendo cualquier acción hasta que reciba el informe del grupo de trabajo, dijo el Rev. Steve Wood, quien preside el comité de la junta sobre asuntos generales de agencia y episcopales.

El salario de los/as obispos/as varía según la región; en 2020 los/as obispos/as en los Estados Unidos ganan $162.345 mientras que en África y Filipinas, tienen un salario de $79.788. En el caso de los/as obispos/as europeos/as oscila entre $61.824 en Alemania y $127.491 en Europa central y meridional, donde la oficina del obispo se encuentra en Suiza.

Suscríbase a nuestro nuevo boletín electrónico en español y portugués UMCOMtigo

¿Le gusta lo que está leyendo y quiere ver más? Regístrese para recibir nuestro nuevo boletín electrónico UMCOMtigo, un resumen semanal en español y portugués, con noticias, recursos y eventos importantes en la vida de La Iglesia Metodista Unida. 

¡Manténgase informado/a!

En medio de la caída en los aportes, varias entidades metodistas unidas en los Estados Unidos, incluidas iglesias, conferencias y agencias generales han encontrado cierto alivio en los préstamos del Programa de Protección para el Pago de Nómina (PPP por sus siglas en inglés). El programa de la Administración de Pequeños Negocios de los Estados Unidos, iniciado en respuesta al COVID-19, tiene como objetivo ayudar a las pequeñas empresas, incluidas las organizaciones sin fines de lucro, a mantener a sus trabajadores en nómina. La mayoría de las 10 agencias generales que reciben donaciones de la iglesia, incluida GCFA, han solicitado y recibido préstamos a través del programa, siendo la única excepción la Junta General de Educación Superior y Ministerio. En total, las agencias ahora tienen casi $7,9 millones en préstamos y de acuerdo con los requisitos del programa, las agencias esperan que les perdonen el monto de sus préstamos. "Algunas agencias han devuelto los fondos que consideraron excedían el monto que será perdonado" dijo King a Noticias MU.

Además de alentar a las iglesias a buscar ayuda disponible del gobierno de los Estados Unidos, GCFA y Comunicaciones Metodistas Unidas han lanzado la campaña #IGiveUMC para impulsar las donaciones a las iglesias locales, que tiene como objetivo inspirar al pueblo metodista unido y a otros/as a donar a las iglesias locales en honor de alguien que haya hecho una diferencia en sus vidas. 

Sharon Dean, quien dirige las comunicaciones y la mercadotecnia de GCFA, dio una actualización sobre las redes sociales y la campaña de marketing, indicando que hasta ahora la campaña ha llegado a más de 425.000 personas a través de anuncios en sitios web y 624.000 personas a través de las redes sociales. "Somos conscientes de que las personas están perdiendo empleos, pero en lugares donde la gente todavía está trabajando y quiere apoyar a su iglesia local, creamos una campaña para comunicar la necesidad y el agradecimiento que tenemos por las personas que continúan dando" dijo Dean.

 

* Hahn es reportera de noticias multimedia para Noticias MU. La puede llamar al (615) 742-5470 o escribirle a [email protected]. Para leer más noticias metodistas unidas, ideas e inspiración para el ministerio suscríbase gratis al UMCOMtigo.

** Leonor Yanez es traductora independiente. Puede escribirle a IMU_Hispana-Latina @umcom.org 

 

Temas Sociales
Culto de conmemoración y solidaridad contra el racismo. Versión en español Rev. Gustavo Vasquez, Noticias MU.

Un culto que desafió a la iglesia en torno al racismo

Obispos/as metodistas unidos/as y agencias agencias de la iglesia, colaboran en videos en el marco de una campaña en contra del racismo.
Iniciativas Congregacionales
El 14 de junio se reanudaron los servicios de adoración en persona en el santuario de la Primera Iglesia Metodista Unida Sulphur Springs, Texas, aplicando las restricciones para ocupar los bancos y otras medidas de seguridad relacionadas con la pandemia del COVID-19. El 8 de marzo tuvieron el último servicio en persona antes de la pandemia. Foto de Sam Hodges, Noticias MU.

De regreso a la iglesia: "Como en Pascua y Navidad"

Las restricciones son muchas, y la pandemia de coronavirus sigue siendo una amenaza, pero cada vez más iglesias metodistas unidas están reanudando los cultos de adoración presenciales.
Misión
Molly Fiore, pastora de la IMU Eagle Valley en Eagle, Colorado, revisa los controles en la cónsola de sonido cerca del púlpito de la iglesia. Con las iglesias cerradas debido al COVID-19, los/as trabajadores/as de la tecnología de información y los/as pastores/as tuvieron que mejorar sus habilidades tecnológicas para conectarse con las congregaciones. Foto de Matt Miller, cortesía de la IMU Eagle Valley.

Héroes de la tecnología de información han mantenido la iglesia en marcha durante la pandemia

Cuando los servicios dominicales se cancelaron debido al coronavirus, los esfuerzos de quienes trabajan en el ministerio de las tecnologias de la conunicacion permitieron a muchas iglesias hacerse presentes en internet.