Pastores/as con “placa” adelantan reformas policiales

Other Manual Translations: English português

El Rev. Jeremy Wicks, quien ha servido en la policía como capellán y oficial de reserva, y es uno de los organizadores de Black Lives Matter, no ve contradicción en ninguno de estos roles y dijo: "Creo sinceramente y mi experiencia me dice que todos están trabajando para lograr el mismo objetivo; queremos que las comunidades estén seguras. Queremos que la gente prospere".

Wicks se encuentra entre las docenas de clérigos metodistas unidos/as en los Estados Unidos que tienen experiencia portando una insignia como capellanes de la policía o como oficiales. Muchos, como Wicks, son pastores locales con licencia, y brindan cuidado pastoral a las personas que enfrentan el crimen y desastres, y que frecuentemente interactúan con personas en sus peores días; han orado con la policía en apuros y asistido al sepelio de oficiales asesinados/as en el cumplimiento del deber. Sin embargo, muchos capellanes y policías también dicen que deben realizarse reformas para la seguridad de los/as oficiales y las comunidades a las que sirven. Estos/as clérigos quieren ayudar a desmantelar el racismo, y no ven ningún conflicto al declarar que tanto las vidas azules como las negras son importantes.

The Rev. Dawn Houser speaks during the Blue Light Vigil in support of families of law enforcement officers killed in the line of duty in St. Paul, Minn. Houser is a police chaplain as well as pastor of Aitkin United Methodist Church in Aitkin, Minn. Photo courtesy of the Rev. Dawn Houser. 

La Revda. Dawn Houser habla durante la Vigilia de la Luz Azul en apoyo de las familias de agentes de la ley asesinados/as en el cumplimiento de su deber en San Pablo, Minnesota. Houser es capellán de la policía y pastora de la IMU Aitkin en Aitkin, Minnesota. Foto cortesía de la Revda. Dawn Houser.

La Revda. Dawn Houser, capellán de la policía y pastora de la IMU Aitkin en Aitkin, Minnesota, lo expresa de esta manera: Black Lives Matter "no es como un pastel que si te dan un pedazo, yo obtengo menos". Estos/as pastores/as compartieron sus consejos en un momento en que el alboroto sigue sacudiendo gran parte del país luego de la muerte de George Floyd, Breonna Taylor y otros/as afroamericanos/as a manos de la policía.

Los/as líderes metodistas unidos/as en Oregón han condenado la violencia de algunos/as manifestantes y de la policía en Portland, donde la lucha se ha intensificado en las últimas semanas después de la llegada de agentes federales. Estos/as líderes, incluida la Obispa Elaine JW Stanovsky, instaron a que el pueblo metodista unido no se distraiga del trabajo antirracista. Los/as pastores/as que trabajan en estrecha colaboración con la policía se hacen eco de ese sentimiento; estos/as clérigos con una insignia deploran los incendios provocados y la destrucción de propiedades, pero también defienden el derecho a protestas pacíficas e instan a los/as líderes de la ciudad, el estado y de la nación a prestar atención a los gritos por justicia.

Lo que debe suceder es "un buen problema" dijo el Rev. Jack Steiner, citando las palabras del fallecido representante John Lewis, quien fuera manifestante por los derechos civiles. Steiner es un ex oficial de policía y ahora pastor de dos iglesias metodistas unidas en el área de Louisville, Kentucky. "Jesús, a quien alabamos, amamos y queremos ver al final de nuestras vidas, nos llama a ser una sola persona; no podemos ser de otra forma" dijo Steiner.

The Rev. Doris Smith is a detective with 31 years of experience on the Dallas police force and pastor of Mt. Zion United Methodist Church in Paris, Texas. 2016 file Photo by Sam Hodges, UM News.

La Revda. Doris Smith es una detective con 31 años de experiencia en la fuerza policial de Dallas y pastora de la IMU Monte Zion en Paris, Texas. Foto de archivo de 2016 de Sam Hodges, Noticias MU.

Wicks ahora dirige Mosaic Church, una nueva congregación metodista unida que comenzó en Traverse City, Michigan; antes de eso fue capellán de policía y oficial de reserva durante años en Williamston, una ciudad a unas tres horas al sur. "Todos saben que tenemos que superar el racismo sistémico que existe en este país, y la conversación ha durado demasiado, por lo que debemos pasar del lugar común a la acción" dijo.

Gran parte de la policía se dedica a esa profesión con el objetivo de ayudar a las personas, pero en un país con una población fuertemente armada, la vigilancia en los Estados Unidos es más mortal que en cualquier parte del mundo. Según The Washington Post, la policía en todo el país dispara y mata alrededor de 1.000 personas cada año, información que se mantiene en una base de datos de tiroteos fatales por parte de oficiales en servicio; un número desproporcionado de los/as asesinados/as son afroamericanos/as, hispanos/as o nativos/as americanos/as.

No hay duda de que habitualmente la policía está en peligro. Houser, quien creció en una familia de oficiales del orden, dijo que el crujido del cierre de velcro cuando alguien se pone un uniforme aún puede generar miedo "porque sabes que están en peligro cada vez que salen". El FBI informó que el año pasado 89 agentes de la ley en los Estados Unidos perdieron la vida en el trabajo, ya sea por actos criminales o por accidentes automovilísticos. Esa es solo una parte de la historia.

Muchos/as policías en los Estados Unidos mueren por suicidio cada año en el cumplimiento del deber. B.L.U.E. Help, una organización sin fines de lucro que rastrea esas muertes, informó que al menos 228 oficiales murieron por suicidio en 2019. 

Un gran problema es que se le exige a la policía hacer demasiado, dijeron Houser y otros/as metodistas unidos/as que trabajan con la policía.

“Se espera que la policía no solo se asegure de que las personas cumplan con las leyes, sino que además sean consejeros/as, mentores/as y un/a EMT. No se les paga por hacer eso, y ciertamente no están entrenados/as para ello" dijo Houser, y agregó que en su condado rural en el centro norte de Minnesota, la policía tuvo que responder a 24 intentos de suicidio el año pasado mporque no hay profesionales de salud mental disponibles.

La policía teme las llamadas por situaciones de salud mental, ya que a menudo no está claro qué amenaza representa una persona para sí misma o para los/as demás, y está aún menos claro cómo controlar la situación.

La llamada a "Defund the Police" da miedo, dijo Wicks quien es organizador y ex oficial de reserva en Michigan, y agregó que los/as activistas de Black Lives Matters que conoce, no quieren abolir la policía, sino que se reasignen recursos a áreas como la salud mental para aliviar las cargas policiales.

El año pasado, el Departamento de Policía de Dallas se comenzó una reforma que varios/as metodistas unidos/as esperan que ayude, pues con un proyecto piloto, el departamento ahora despacha a un/a oficial de policía, un/a paramédico/a y un/a trabajador/a social para atender llamadas por situaciones de salud mental. Los/as trabajadores/as sociales ayudan a las llamadas en el triaje del departamento y determinan si una persona representa un peligro o simplemente necesita ayuda básica.

La Revda. Doris Smith es una detective con 31 años de experiencia en la fuerza policial de Dallas, y dice que el programa "Atención correcta" parece prometedor, pues The Dallas Observer informa que el programa ya ha reducido las visitas al psiquiatra. "Nuestra capacitación se enfoca en abordar a las personas que enfrentan daños o que potencialmente causan daño a otros/as; nuestra misión como oficiales capacitados/as es hablar con las personas e intentar reunirnos con ellas donde se encuentran. Esa es nuestra experiencia, y en cuanto al programa "Atención correcta", solo he escuchado comentarios positivos" dijo Smith.

Smith, quien es la recién nombrada pastora de la IMU Monte Zion en París, Texas, perdió amigos/as en la fuerzacuando cuatro policías de Dallas y un oficial de tránsito fueron asesinados/as en una emboscada en 2016. Por eso insta a las personas a recordar que la policía solo quiere regresar a casa con seguridad también. Pero Smith, quien es afroamericana, ha estado escuchando atentamente lo que dicen los/as jóvenes manifestantes sobre la desigualdad en la vigilancia.

"La gente no confía en la policía y para reconstruir la confianza, tenemos que estar dispuestos/as a encontrarnos en el medio". dijo. No todas las fuerzas policiales tienen fondos para un proyecto como ese en Dallas.

The Rev. Shawn R. Moore. Photo by Jessica Moore. 
El Rev. Shawn R. Moore. Foto de Jessica Moore. 

El Rev. Shawn R. Moore, ex oficial de policía en Brooklyn Center, Minnesota, ahora enseña en la policía, y cree que se necesita capacitación obligatoria en reducción de escala, competencia cultural y antirracismo, por lo que s

Suscríbase a nuestro nuevo boletín electrónico en español y portugués UMCOMtigo

¿Le gusta lo que está leyendo y quiere ver más? Regístrese para recibir nuestro nuevo boletín electrónico UMCOMtigo, un resumen semanal en español y portugués, con noticias, recursos y eventos importantes en la vida de La Iglesia Metodista Unida. 

¡Manténgase informado/a!

Sugiere que los/as oficiales hagan una pasantía en los vecindarios a los que sirven para que puedan conocer a los/as líderes de la comunidad, las organizaciones sin fines de lucro y otros grupos en el área antes de que recibir una llamada. Moore, quien también es pastor asociado de la IMU Espíritu Viviente en Minneapolis, señala que la policía debe reconciliarse con sus comunidades. Las primeras operaciones policiales en América del Norte fueron patrullas de esclavos, y luego los policías hicieron cumplir brutalmente las leyes estatales Jim Crow. Superar ese pasado, requiere reconciliación. "Para que lograr una verdadera reconciliación en nuestras comunidades, la policía debe disculparse por los actos en su historia y la comunidad necesita perdonar y luego preguntar qué pueden hacer" dijo Moore. 

Todos/as los/as metodistas unido/as s que hablaron con Noticias MU están de acuerdo en que la iglesia tiene un papel que desempeñar en la reconciliación entre la policía y la comunidad en general.

El Rev. Ash Harmon es diputado y pastor en las afueras de Dallas y en ambos roles, dijo que su objetivo es servir como pastor. "Aprendí que la persona en la parte trasera de la patrulla es el hijo o la hija de alguien y también es hijo/a de Dios. Siempre predico que nunca mirarás a los ojos de alguien a quien Dios no ama" dijo.

 

* Hahn es reportera de noticias multimedia para Noticias MU. La puede llamar al (615) 742-5470 o escribirle a [email protected]. Sam Hodges, reportero ubicado en Dallas, contribuyó con esta historia. Para leer más noticias metodistas unidas, ideas e inspiración para el ministerio suscríbase gratis al UMCOMtigo.

** Leonor Yanez es traductora independiente. Puede escribirle a IMU_Hispana-Latina @umcom.org

Violencia
MARCHA condena el lenguaje y las acciones que incitaron la violencia contra el congreso y la falsa retórica del presidente Donald J. Trump, así como a todos aquellos representantes, que avivaron las llamas de la insurrección y la violencia de las turbas. Foto cortesía de MARCHA.

MARCHA rechaza actos de insurrección en Capitolio

MARCHA cree que la supremacía blanca y el colonialismo son pecados que continúan teniendo efectos profundos en nuestra sociedad y en las comunidades de color en particular.
Temas Sociales
El 6 de enero partidarios/as del presidente Donald Trump irrumpen en el Capitolio de los Estados Unidos en Washington, después de enfrentarse con la policía al protestar la certificación, por parte del Congreso, de los resultados de las elecciones presidenciales de los Estados Unidos de 2020. Foto de Shannon Stapleton, REUTERS.

Consternación entre metodistas unidos/as por asalto al Capitolio

Miembros de la IMU en distintas partes del pais, se sintieron perturbados por las acciones de una turba que se asaltó el Capitolio.
Temas Sociales
Obispo Joel Martinez. Foto cortesía del Concilio de Obispos/as.

La iglesia aún no es "multitudinaria"

Al compartir ejemplos de racismo, que vio dentro la iglesia a lo largo de su vida, el obispo jubilado Joel Martínez dice que todavía tenemos mucho trabajo por delante para asemejarnos al coro inclusivo del libro de Apocalipsis.