El pueblo metodista unido predica, protesta y denuncia el racismo

Other Manual Translations: English

En respuesta a cientos de protestas provocadas por la muerte de George Floyd, un hombre afroamericano desarmado que tomó su último aliento bajo la rodilla de un oficial de policía, los/as pastores/as metodistas Unidos/as predicaron sobre el aliento sagrado del Espíritu Santo el pasado domingo de Pentecostés. "Fue difícil, doloroso y horrible escuchar a George Floyd buscando respirar" dijo la Revda. Judy Zabel, pastora de la Iglesia Metodista Unida Hennepin Avenue, en Minneapolis.

Se realizaron protestas en los 50 estados de los Estados Unidos en protesta por la muerte de Floyd y en memoria de Breonna Taylor, Ahmaud Arbery y miles de otras personas negras y marrones que han sido asesinadas. Fueron protestas tranquilas durante el día, pero muchas se volvieron violentas durante la noche, dijo Zabel y agregó: “La respiración es un regalo y es preciosa y sagrada. En Juan 20 Jesús sopló sobre los discípulos y recibieron el Espíritu Santo, que los capacitó para ir más allá de su miedo y convertirse en una iglesia que es perdonada y enviada al mundo para perdonar a los demás”.

A crowd of protesters gathers outside the capitol building in Oklahoma City, Okla., May 31 for the Demand Justice Rally organized by Black Lives Matter and other organizations in protest of the death of George Floyd, an unarmed African America man in Minneapolis, Minn., and other killings of African Americans by police. The 99th anniversary of the Tulsa Race Massacre was on May 31. Photo by Meagan Ewton, courtesy of the Oklahoma Conference.
Una multitud de manifestantes se reúne frente al edificio del capitolio en Oklahoma City, Oklahoma, el 31 de mayo para el Rally Solicitando Justicia, organizado por Black Lives Matter y otras organizaciones en protesta por la muerte de George Floyd, en Minneapolis, Minnesota y otros asesinatos de afroamericanos/as por parte de la policía. En esta fecha, se conmemora el 99 aniversario de la Masacre de Tulsa Race. Foto de Meagan Ewton, cortesía de la Conferencia Anual de Oklahoma. 
A woman speaks in Des Moines, Iowa, during protests around the U.S. against police brutality and the killing of African Americas like George Floyd. Photo by Kaitlyn E. Winders.
Una mujer habla en Des Moines, Iowa, durante las protestas en todo Estados Unidos contra la brutalidad policial y el asesinato de personas afroamericanas como George Floyd. Foto de Kaitlyn E. Winder.

El Obispo Kenneth Carter de la Conferencia Anual de Florida, resaltó el contraste directo entre las inquietantes palabras de Floyd "No puedo respirar" y el aliento sagrado que el Espíritu Santo infunde. "Quiero que sepas que el espíritu de Dios está en cada persona, que cada persona es un alma, y es por eso que el racismo es un pecado y una herejía" predicó Carter en un sermón grabado en línea. “El racismo no es de Dios y es incompatible con Pentecostés y con el Espíritu Santo".

Muchos/as metodistas unidos/as pidieron el fin de la brutalidad policial y participaron en protestas pacíficas en apoyo de Black Lives Matter.

Declaraciones contra el racismo

A partir de las protestas contra la brutalidad policial y la violencia desencadenadas por la muerte de George Floyd, Breonna Taylor y otros/as, los/as obispos/as metodistas unidos/as han estado hablando. Aquí hay una muestra de algunas de sus declaraciones.

El Concilio Metodista Unido de Obispos/as

Obispo Frank J. Beard, Conferencia Anual de los Grandes Ríos de Illinois:

"Es el trabajo de cada cristiano/a servir como conducto de gracia, misericordia y amor ..."

Obispo Kenneth Carter, Conferencia Anual de Florida:

Un ejercicio espiritual para desmantelar el racismo

Ver declaraciones adicionales

“Quiero que particularmente quienes somos beneficiarios/as del privilegio blanco, comprendamos que nuestros/as hermanos/as afroamericanos/as están sin aliento. Durante 400 años a través de la esclavitud, el linchamiento, el apartheid (Jim Crow), el movimiento de derechos civiles, el racismo institucionalizado y la reforma policial demorada durante mucho tiempo, la comunidad afroamericana ha estado gritando: ‘No puedo respirar’ y, sin embargo, queda la rodilla de la opresión, la supremacía blanca y la inacción. Si sólo vemos disturbios y protestas, no estamos mirando lo suficientemente cerca" dijo el Obispo Bruce Ough, del área de Dakotas-Minnesota.

El Concilio de Obispos/as dijo en una declaración publicada el 30 de mayo que los/as obispos/as apoyan y aceptan una declaración de Ough en la que le pidió a la iglesia que aborde "una pandemia de racismo, supremacía blanca y violencia blanca sobre negro o marrón". "Como personas de fe, es hora de tomar una posición en contra de todas y cada una de las expresiones de racismo y supremacía blanca" dijo el concilio.

La Iglesia Metodista Unida de San Pablo y San Andrés en Manhattan organizó un evento en Facebook “Difundir la llama” el 31 de mayo que incluyó componentes en línea y en persona, y para el cual algunos/as miembros usaron máscaras y se espaciaron a lo largo de las aceras para una vigilia con velas frente al edificio de la iglesia, mientras que otros/as publicaron fotos de ellos/as mismos/as sosteniendo velas y letreros en sus propios vecindarios u hogares. La acción demostró dolor y rabia por la muerte de George Floyd y "por cada vida negra que es devaluada, degradada y profanada por la supremacía blanca que prospera en nuestro país" decía el anuncio de la iglesia en Facebook.

A candlelight vigil outside the Church of St. Paul and St. Andrew in Manhattan drew attention to the recent death of George Floyd in Minneapolis and other African Americans killed in incidents related to their race. New York was among the many U.S. cities experiencing days of protests over racism, inequality and police brutality. Photo by Harry Karpen.
Una vigilia a la luz de las velas frente a la Iglesia de San Pablo y San Andrés en Manhattan llamó la atención sobre la reciente muerte de George Floyd en Minneapolis y la de otros/as afroamericanos/as muertos/as en incidentes relacionados con su raza. Nueva York fue una de las muchas ciudades de los Estados Unidos que experimentó días de protestas por el racismo, la desigualdad y la brutalidad policial. Foto de Harry Karpen. 

En Lancaster, Pensilvania, un ministro metodista unido recibió gas lacrimógeno por un oficial de policía el 31 de mayo durante una protesta que atrajo a unas 200 personas. "Formamos una línea para separar a toda la multitud de la policía ... antes de que se pusiera más feo" dijo el Rev. Jason Perkowski, pastor de la IMU Fe y la IMU Comunitaria de Oregon, justo al norte de Lancaster en Lititz, Pennsylvania.

Mientras se realizaba un arresto, uno de los agentes de policía se separó del grupo y comenzó a amenazar a los/as manifestantes con una lata de gas lacrimógeno. "Me di la vuelta y el oficial de policía me roció directamente en la cara sin razón; fue deliberado y estuve ciego durante unos 35 o 40 minutos " dijo Perkowski quien considera que valió la pena pagar el precio.

"Soy una persona privilegiada porque puedo quitarme el cuello clerical e irme a casa y decidir qué vale la pena... Pero las personas de color no tienen ese derecho" dijo.

The Rev. Jason Perkowski, a United Methodist pastor, receives assistance after being sprayed with mace during a protest in Lancaster, Pa. Photo courtesy of Jason Perkowski.
El Rev. Jason Perkowski, un pastor metodista unido, recibe asistencia después de ser rociado con gas lacrimógeno durante una protesta en Lancaster, Pensilvania. Foto cortesía de Jason Perkowski". 
Men talk with police in downtown Louisville, Kentucky, during four days of protests May 28-31 over the killings by police of Breonna Taylor in Louisville and other African Americans. One person was killed and seven injured during the protests in Louisville. Photo by Cathy Bruce, courtesy of the Kentucky Conference.
Los hombres hablan con la policía en el centro de Louisville, Kentucky, durante cuatro días de protestas del 28 al 31 de mayo por los asesinatos cometidos por la policía, como el de Breonna Taylor en Louisville y de otros/as afroamericanos/as. Una persona murió y siete resultaron heridas durante las protestas en Louisville. Foto de Cathy Bruce, cortesía de la Conferencia Anual de Kentucky.

Según informes noticiosos, oficiales de policía y soldados de la Guardia Nacional mataron a un hombre mientras estaba vigente el toque de queda en Louisville, Kentucky, donde Breonna Taylor fue asesinada a tiros en su propia casa durante una redada policial. Dos personas fueron reportadas muertas en Indianápolis, y se registraron muertes en Detroit y Minneapolis.

“Me queda poco más que todo pena y angustia. Sin embargo, con cada onza de mi única esperanza, oro para que aprendamos que todos/as los policías/as no son malos/as, que todos los hombres negros no son matones y que el racismo es una enfermedad que debe admitirse antes de que pueda curarse", escribió el Obispo Leonard E. Fairley, Conferencia Anual de Kentucky.  “Levantémonos y digamos al mundo, a la nación, a cada perpetrador que difunde la injusticia, odio, muerte y violencia, que ese no es el camino. Todavía hay una manera más excelente de levantarse y decirle a este mundo y nación divididos que su nombre es Jesús, portador de paz y sanador con el poder de la reconciliación y el ágape sacrificial redentor (amor), como la única luz verdadera en la oscuridad" escribió Fairley.

Trent Somes III holds a sign during the Pittsburg protest. Photo by the Rev. Dawn M. Hand, courtesy of the Western Pennsylvania Conference.
Trent Somes III tiene un cartel durante la protesta de Pittsburgh. Foto de la Revda. Dawn M. Hand, cortesía de la Conferencia Anual Oeste de Pensilvania.

La Revda. Dawn M. Hand dijo que participó en las protestas de Pittsburgh porque es una defensora de la justicia. “Abogar por la justicia es un trabajo duro y a veces sucio; además de agotador y desgarrador, pero no puedo sentarme y mirar la horrible brutalidad con mis hermanos/as negros/as y marrones. Simplemente no puedo y no lo haré" dijo Hand, superintendente del Distrito de Pittsburgh.

El Rev. Jeremy Smith, pastor de la Primera Iglesia de Seattle, dijo que pasó el sábado por la noche llamando y orando con los/as miembros de la iglesia que viven en el centro, asegurándose de que estuvieran a salvo después de que las protestas pacíficas se volvieran violentas. "Como seguidores/as de Cristo, estamos llamados/as a reunirnos en adoración y ser enviados/as en bendición para apoyar y defender a quienes están en peligro" dijo.

“En Dallas, el Rev. Richie Butler, pastor de la IMU San Pablo, una histórica iglesia afroamericana, predicó un sermón titulado "Necesitamos un Pentecostés racial" y mencionó las muchas comunicaciones que había recibido la semana pasada del clero blanco, preguntando qué podían hacer para abordar el racismo. El alcance lo dejó esperanzado y convencido de que Dios estaba interviniendo en la crisis y comentó sobre los/as afroamericanos/as: "Si hubiéramos podido lidiar con el racismo por nuestra cuenta, se habría solucionado hace mucho tiempo. Necesitamos que nuestros/as hermanos/as blancos/as tomen este manto". 

Suscríbase a nuestro nuevo boletín electrónico en español y portugués UMCOMtigo

¿Le gusta lo que está leyendo y quiere ver más? Regístrese para recibir nuestro nuevo boletín electrónico UMCOMtigo, un resumen semanal en español y portugués, con noticias, recursos y eventos importantes en la vida de La Iglesia Metodista Unida. 

¡Manténgase informado/a!

Por su parte, la Obispa Cynthia Fierro Harvey, de la Conferencia Anual de Luisiana y presidenta del Concilio de Obispos/as, dijo que se uniría al Obispo Bob Farr, de la Conferencia Anual de Missouri en su recomendación a los/as metodistas unidos/as que lean los libros "White Fragility" de Robin DiAngelo y "Cómo ser un antirracista" de Ibram X. Kendi. "Imagínese si cada pastor/a, cada miembro del personal de la iglesia, cada congregación, cada clase de escuela dominical, cada grupo pequeño, cada estudio bíblico, leyeran estos libros, tendrán discusiones duras y tomarán medidas reales" publicó en Facebook. "¿Podría La Iglesia Metodista Unida ser responsable de mover la aguja del antirracismo en el estado de Louisiana?" 

 

Graffiti in downtown Chicago references the final words of George Floyd, an African American man who died when a police officer in Minneapolis, Minn., knelt on Floyd’s neck for over 8 minutes. The killing of Floyd, Breonna Taylor and others sparked four days and nights of protests against police brutality across the U.S. Photo by Ken Erhman, courtesy of the Northern Illinois Conference.
Graffiti en el centro de Chicago hace referencia a las palabras finales de George Floyd, un hombre afroamericano que murió cuando un oficial de policía en Minneapolis, Minnesota, se arrodilló sobre su cuello por más de 8 minutos. El asesinato de Floyd, Breonna Taylor y otros/as afroamericanos/as provocó cuatro días y noches de protestas contra la brutalidad policial en todo Estados Unidos. Foto de Ken Erhman, cortesía de la Conferencia Anual del Norte de Illinois. 

El Rev. Ryan Bennett, pastor de la Primera Iglesia Metodista Unida de Líbano, Tennessee, dijo que su sermón no estaba enfocado en Pentecostés porque está haciendo una serie sobre las Bienaventuranzas. Esta semana fue la Bienaventuranza 7: "Bienaventurados/as los/as pacificadores/as, porque serán llamados/as hijos/as de Dios". "Si no nos gusta lo que vemos cuando hay injusticia, tal vez eso nos toca. Jesús no dice que los/as pacíficos/as son benditos/as, sino benditos/as los/as pacificadores/as, eso es algo activo" concluyó.

 

 

* Esta historia fue compilada por Gilbert, reportera de noticias para Noticias MU en Nashville, Tennessee, con contribuciones de miembros del equipo de Noticias MU: Linda Bloom, Joey Butler, Heather Hahn, Sam Hodges y Jim Patterson. Contacto con los medios de comunicación: Vicki Brown. La puede llamar al (615) 742-5469 o escribirle a [email protected]. Para leer más noticias metodistas unidas, ideas e inspiración para el ministerio suscríbase gratis al UMCOMtigo.

** Leonor Yanez es traductora independiente. Puede escribirle a [email protected] 

 

Temas Sociales
La Rvda. Grace Cajiuat (tercera de la izquierda en la primera fila), pastora de la Iglesia Metodista Unida Wesley en Kenosha, estado de Wisconsin, protesta con otros/as líderes de diferentes religiones en la Biblioteca del Parque Simmons Park a comienzos de septiembre, cuando el presidente visitó esta ciudad, cercana a Milwaukee. Foto cortesía de Chris Herigstad.

Líderes religiosos/as declaran la justicia racial como una responsabilidad de la iglesia

Líderes metodistas unidos dicen que es posible que surjan cosas positivas de los disturbios raciales después de dos tiroteos ocurridos en el estado de Wisconsin.
Entidades de la Iglesia
El Rev. Gilbert Caldwell, activista de derechos civiles y pastor metodista unido retirado, habla durante un mitin del movimiento "Black Lives Matter" el 7 de junio en Willingboro, Nueva Jersey. Caldwell murió el 4 de septiembre de 2020. Foto de archivo de Aaron Wilson Watson.

Muere el Rev. Gil Caldwell, pionero de los derechos civiles

El pastor metodista unido se unió a los eventos históricos del movimiento de derechos civiles y de la lucha por la igualdad y el reconocimiento de la omunidd LGBTQ en los Estados Unidos.
Racismo
Los/as oradores/as del 26 de agosto durante el “Ayuntamiento: líderes emergentes discuten el desmantelamiento del racismo”, son de izquierda a derecha Ann Jacob, el Rev. Theon Johnson III, Andrés De Arco y Katelin Hansen. El panel de jóvenes líderes compartió sus estrategias para desmantelar el racismo como parte de la serie de foros sobre la erradicación del racismo. Fotos cortesía de los/as ponentes.

La Iglesia tiene hoy las herramientas para desmantelar el racismo

Cuatro jóvenes metodistas unidos analizan la historia del racismo en la iglesia y las formas en que la denominación puede "mover la aguja".