Concilio Judicial: "No será necesario elegir nuevos/as delegados/as para la Conferencia General 2024"

Translate Page

Claves:

• El Concilio Judicial de La Iglesia Metodista Unida concluyó que ninguna disposición en la ley de la iglesia permite que se cancele una Conferencia General.
• El tribunal de la iglesia designó la próxima asamblea legislativa programada para 2024 como la Conferencia General pospuesta de 2020.
• Eso significa que los/as delegados/as laicos/as y clérigos son los/as mismos/as y pueden votar en lo que el pueblo metodista unido espera sea una reunión trascendental.

El tribunal supremo de La Iglesia Metodista Unida (IMU) dictaminó que “no es necesario” elegir nuevos/as delegados/as para la potencialmente fundamental Conferencia General, pospuesta varias veces y ahora fijada para 2024. 

“Los/as delegados/as debidamente elegidos/as para la Conferencia General de 2020 para el cuatrienio 2020-2024 se presentaron y fueron certificados por los/as secretarios/as de la conferencia anual” dijo el Concilio Judicial en la Decisión 1451.

En la práctica esto significa que los/as mismos/as delegados/as elegidos/as en 2018 o 2019 para una Conferencia General que enfrenta múltiples propuestas de división o reorganización denominacional, pueden continuar sirviendo cuando la sesión finalmente se reúna. La máxima asamblea legislativa de La IMU es el único organismo que puede hablar en nombre de la denominación y formalizar dichos cambios.

El tribunal de la iglesia también dijo que los/as delegados/as debidamente elegidos/as pueden votar en las conferencias jurisdiccionales y centrales que siguen a la próxima Conferencia General. Las conferencias jurisdiccionales en los Estados Unidos y las conferencias centrales en África, Europa y Filipinas eligen a los/as obispos/as de la denominación. Recientemente, la misma cohorte de delegados/as eligió obispos/as en los Estados Unidos, Filipinas y Europa Central y del Sur.

La decisión del Concilio Judicial responde a las preguntas planteadas por tres conferencias anuales después de que la comisión de la Conferencia General pospusiera la asamblea legislativa por tercera vez. Las conferencias anuales metodistas unidas, 133 organismos regionales de la iglesia en todo el mundo, son responsables de elegir a delegados/as laicos/as y clérigos que votan en la Conferencia General.

La próxima sesión legislativa, que generalmente se lleva a cabo cada cuatro años, se planeó inicialmente para mayo de 2020, pero la sede del evento cerró en los primeros días por la pandemia del COVID. Desde entonces, el virus y las restricciones de viaje resultantes han seguido causando estragos en la planificación de una reunión mundial que atrae a delegados/as, obispos/as, intérpretes y otras personas de cuatro continentes y múltiples zonas horarias.

Considerando las largas esperas de visas por causa del COVID, a principios de este año la comisión de la Conferencia General pospuso nuevamente la reunión, al año en que se suponía que tendría lugar la próxima Conferencia General después de 2020. Desde entonces, la comisión ha especificado que la próxima Conferencia General está programada para que se celebre del 23 de abril al 3 de mayo de 2024 en Charlotte, Carolina del Norte. Esto dejó a las conferencias de Alaska, Kenia-Etiopía y el Oeste de Pensilvania preguntando al tribunal de la iglesia si la Conferencia General de 2024 debería verse como la próxima sesión regular, en lugar de la reunión pospuesta de 2020. Tanto el Oeste de Pensilvania como Kenia-Etiopía también preguntaron sobre las implicaciones para la elección de delegados/as. Debido a que las preguntas de las conferencias eran tan similares, el tribunal de la iglesia decidió abordarlas todas en un solo fallo en aras de la coherencia y la claridad.

El Concilio Judicial concluyó que "ninguna disposición" del Libro de Disciplina, que contiene las leyes de la denominación, "autoriza la cancelación de una sesión regular de la Conferencia General o la anulación de elecciones debidamente realizadas por una conferencia anual". Por lo tanto dictaminó que la “próxima reunión programada para 2024 se designa como la Conferencia General pospuesta de 2020”.

Este dictamen confirma la posición de la comisión de la Conferencia General, que ha argumentado consistentemente que la próxima sesión fue pospuesta, no cancelada. El propio Concilio Judicial también se ha referido a la próxima Conferencia General como pospuesta en decisiones anteriores.

La Conferencia General generalmente se identifica por el año en que se lleva a cabo simplemente para distinguir una sesión de otra; por ello el designar la próxima Conferencia General como pospuesta probablemente no impedirá que las personas se refieran a las próximas reuniones por su año, ya sea 2024 o la sesión regular esperada en 2028.

Para el tribunal de la iglesia, la designación de la próxima Conferencia General como pospuesta no se trata tanto del año calendario en que se lleva a cabo, sino del hecho de que los/as delegados/as a la Conferencia General de 2020 ya están elegidos/as pero aún no han tenido la oportunidad de servir. Adicionalmente, señaló que la constitución de la denominación consagra el derecho reservado a conferencias anuales para elegir clérigos y delegados/as laicos/as a la Conferencia General y las conferencias jurisdiccionales o centrales.

“Cancelar o saltarse la Conferencia General de 2020 y exigir que se celebren nuevas elecciones equivaldría a anular los resultados de las elecciones de 2019 y privar de sus derechos al clero y a los/as miembros laicos/as de una conferencia anual que votaron de buena fe” dijo el tribunal de la iglesia.

El fallo significa que el número y la asignación de delegados/as entre las conferencias anuales permanece sin cambios con respecto a lo que determinó la comisión de la Conferencia General para la Conferencia General de 2020.

Suscríbase a nuestro nuevo boletín electrónico en español y portugués UMCOMtigo

¿Le gusta lo que está leyendo y quiere ver más? Regístrese para recibir nuestro nuevo boletín electrónico UMCOMtigo, un resumen semanal en español y portugués, con noticias, recursos y eventos importantes en la vida de La Iglesia Metodista Unida. 

¡Manténgase informado/a!

La comisión de la Conferencia General establece el cálculo aproximado de la cantidad de delegados/as, y su secretario determina luego cuántos/as delegados/as puede elegir cada conferencia anual en función de una fórmula de membresía del Libro de Disciplina, con el objetivo de acercarse lo más posible a ese número.

Las estadísticas de membresía utilizadas en esos cálculos provienen de los diarios de conferencias anuales más recientes presentados al Concilio General de Finanzas y Administración, la agencia de datos y finanzas de la denominación.

La próxima Conferencia General tendrá 862 delegados/as con derecho a voto: 55,9% de Estados Unidos, 32% de África, 6% de Filipinas, 4,6% de Europa y el resto de iglesias concordatarias que tienen estrechos vínculos con La IMU. El Libro de Disciplina establece que la mitad de los/as delegados/as con derecho a voto deben ser laicos/as y la otra mitad clérigos.

Varios/as delegados/as elegidos/as para la próxima Conferencia General ya no pueden servir por haber muerto, su desafiliación de la denominación o alguna otra razón. Muchos/as de los/as obispos/as recién elegidos/as eran anteriormente delegados/as que tampoco pueden seguir sirviendo. Como líderes de la rama ejecutiva de la denominación, los/as obispos/as presiden pero no tienen voto en la Conferencia General. Las conferencias anuales eligen delegados/as suplentes para reemplazar a los/as delegados/as principales que se han retirado por cualquier motivo.

Sin embargo, la decisión del Concilio Judicial no aborda lo que sucede cuando una conferencia anual no tiene suficientes reservas para completar su asignación de delegados/as, y esa pregunta no se present al tribunal de la iglesia.

La decisión del Concilio Judicial significa que la legislación que ya se presentó correctamente a la próxima Conferencia General no tendrá que ser reenviada; y que también se podría presentar una nueva legislación.

El Concilio Judicial a principios de este año dictaminó que cada aplazamiento de la Conferencia General restablece los plazos para que las propuestas legislativas se presenten al organismo, y su Decisión 1429 esencialmente abre la puerta para que se considere más propuestas de las que ya estaban ante los/as delegados/as elegidos/as para la Conferencia General de 2020.

 

* Hahn es asistente al editor de noticias para Noticias MU. La puede llamar al (615) 742-5470 o escribirle a [email protected]. Para leer más noticias metodistas unidas, ideas e inspiración para el ministerio suscríbase gratis al UMCOMtigo

** Leonor Yanez es traductora independiente. Puede escribirle a IMU Hispana-Latina @umcom.org

 

Conferencia Anual
Miembros de la Conferencia Anual del Norte de Georgia ratificaron en su reunión que tuvo lugar del 2 al 4 de junio de 2022, los acuerdos de desafiliación y oraron por las iglesias que se separan. En un correo electrónico enviado el 28 de diciembre de 2022, los/as líderes de la Conferencia Anual del Norte de Georgia anunciaron que estaban poniendo pausa a la aprobación de más desafiliaciones. Foto de archivo cortesía de la Conferencia Anual de Georgia del Norte.

Conferencia Anual del Norte de Georgia pone en pausa desafiliaciones

La conferencia anual de la Iglesia Metodista Unida más grande de los EE. UU. anunció que está bloqueando la salida de las iglesias debido a “las declaraciones y materiales engañosos, difamatorios y falsos compartidos con miembros de iglesias locales”.
Conferencia General
El Libro de Disciplina contiene las reglas que guían a La Iglesia Metodista Unida. El Concilio Judicial, tribunal superior de la denominación, enfrenta múltiples preguntas relacionadas con cómo interpretar las disposiciones disciplinarias sobre la Conferencia General. Foto de Mike DuBose, Noticias MU.

Instan al Concilio Judicial a pronunciarse sobre retraso de la Conferencia General

Tres conferencias anuales metodistas unidas, incluida una en África, han pedido al tribunal supremo de la denominación que se pronuncie sobre las consecuencias del tercer aplazamiento de la Conferencia General desde el inicio de COVID. El Concilio Judicial también procesa más cuestionamientos sobre desafiliaciones de iglesias.
Entidades de la Iglesia
La Obispa Minerva Carcaño habla sobre el testimonio social de La Iglesia Metodista Unida durante la sesión informativa previa a la Conferencia General de 2020 en Nashville, Tennessee. La obispa ha sido suspendida con goce de sueldo desde marzo. En un memorando publicado el 26 de octubre, el Consejo Judicial se negó a aceptar el caso de la obispa en esta etapa del proceso de denuncia. Foto de archivo de Mike DuBose, Noticias MU.

Concilio Judicial declara fuera de su jurisdicción caso de la Obispa Carcaño

La Obispa Minerva Carcaño ha sido suspendida de sus deberes episcopales desde marzo. Si bien no hizo referencia específica a la obispa, el máximo tribunal de La Iglesia Metodista Unida dictaminó que no tenía jurisdicción para procesar una denuncia contra un/a obispo/a en esta etapa del proceso judicial.