Preguntas en la iglesia sobre grupo de trabajo que investiga irregularidades en votaciones de la CG2019

Translate Page

La integridad del cuerpo legislativo de La Iglesia Metodista Unida (IMU) será el foco de un grupo de trabajo especial que investigará posibles irregularidades en la votación en la reciente Conferencia General de 2019. Algunos/as ya cuestionan si los/as miembros de la Comisión de la Conferencia General pueden investigar de manera imparcial, considerando sus credenciales y su función de supervisar la votación durante las sesiones de la Conferencia General. El grupo de trabajo de 12 miembros ha sido autorizado para negociar con firmas de auditoría para que ayuden con el trabajo. El debate actual en la iglesia discute si se necesita o no un grupo independiente para una investigación completamente transparente.

“Uniendo Metodistas”, un grupo que apoya la unidad de La IMU, solicitó en un comunicado, que se realice un "proceso a libro abierto" durante la investigación. "Con el debido respeto por el trabajo de la comisión y dada la naturaleza de las acusaciones relacionadas con la votación en la sesión altamente polarizada de San Luis, las circunstancias requieren una investigación independiente", se lee en el comunicado. Más de 800 delegados/as tuvieron como objetivo establecer durante la Conferencia General Especial, la dirección de la denominación en su largo debate sobre la homosexualidad.

Thomas Bickerton obispo del área de Nueva York, miembro de la Comisión de la Conferencia General y miembro del grupo de trabajo que analizará posibles irregularidades en la votación, dijo que la integridad también es su principal preocupación. "Es decepcionante pensar que ha habido algún tipo de irregularidad", dijo al Servicio Metodista Unido de Noticias, al mismo tiempo que señalaba que el grupo de trabajo aún no ha tenido su primera reunión. "Cuando el comité se organice y comience a discernir qué dirección tomar, creo que considerarán todo lo que sea necesario para descubrir la verdad, lo que puede incluir una investigación independiente", dijo.

Bishops confer during the 2019 United Methodist General Conference in St. Louis. From left are Bishops Thomas Bickerton, John Schol, and Cynthia Fierro Harvey. Bickerton, a member of the Commission of General Conference and a member of the task force that will be looking into potential voting irregularities, said integrity is his primary concern. “It is disappointing to think there has been any kind of impropriety whatsoever.” Photo by Mike DuBose, UMNS.
Los/as obispos/as se reúnen durante la Conferencia General Metodista Unida de 2019 en San Luis. De izquierda a derecha están los/as obispos/as Thomas Bickerton, John Schol y Cynthia Fierro Harvey. Bickerton, miembro de la Comisión de la Conferencia General y miembro del grupo de trabajo que analizará posibles irregularidades en la votación, dijo que la integridad es su principal preocupación. "Es decepcionante pensar que ha habido algún tipo de irregularidad". Foto por Mike DuBose, SMUN. 

Duncan McMillan, presidente de la comisión, expresó sentimientos similares y agregó que “La comisión está profundamente comprometida a garantizar la integridad del proceso legislativo y nos tomamos muy en serio nuestra responsabilidad de analizar este asunto en su totalidad. Una vez que hayamos completado una revisión exhaustiva, consideraremos los próximos pasos".

El grupo de trabajo se formó después de las revelaciones de posibles irregularidades en la votación durante la asamblea legislativa, donde los/as delegados/as aprobaron el Plan Tradicionalista, que refuerza las prohibiciones de la denominación en el oficio de bodas entre personas del mismo sexo y la ordenación del clero gay "practicante y auto declarado/a” al tiempo que refuerza el cumplimiento de las sanciones.

El Rev. Gary Graves, secretario de la Comisión de la Conferencia General dijo que el número de votantes no elegibles era demasiado bajo para afectar el resultado de la votación sobre el Plan Tradicionalista o la derrota del Plan “Una Sola Iglesia”, que plantea dejar a discreción del clero y las iglesias locales lo relativo al matrimonio entre personas del mismo sexo, y a las conferencias anuales el tema de la ordenación de homosexuales. Sin embargo, un voto que permitiría a las iglesias, dentro de las limitaciones actuales, abandonar la denominación mientras mantiene la propiedad de la iglesia se decidió por un margen de dos votos. Graves dijo que dado que la votación es secreta, se desconoce si los/as posibles votantes no elegibles apoyaron un resultado particular.

Mike McCurry, quien fue secretario de prensa del ex presidente Bill Clinton y delegado a la Conferencia General de 2004 y de 2008, también dijo que la integridad es crucial. “Creo que es importante tener confianza en la integridad de la Conferencia General. Dicho esto, no creo que esta sea una opción para anular la reciente decisión de la Conferencia General” dijo McCurry, un veterano estratega y político que también enseña en el Seminario Teológico Wesley.

Un artículo del New York Times nombró a los hijos de dos obispos diferentes, el Obispo Gabriel Unda del Área del Este del Congo y el Obispo Kasap Owan del Área del Sur del Congo, como posibles votantes no elegibles.

Kasap dijo al Servicio Metodista Unido de Noticias que creía que una investigación independiente sería lo mejor, siempre y cuando la Comisión de la Conferencia General tenga los fondos para ello. Las credenciales de su hijo Philippe Kasap Kachez están entre las investigadas.

"Espero que no perdamos el tiempo en la culpa", dijo Kasap, quien sostiene que el furor por la votación se debe a que la gente no está contenta con el resultado de la Conferencia General Especial.

Si bien Kasap Kachez no figura en los registros de asistencia de los delegados, tanto él como el obispo dijeron que fue elegido como suplente en 2018. El Obispo Kasap proporcionó una copia del diario de 2018 de la Conferencia del Sur del Congo, que menciona la elección de Kasap Kachez como suplente.

 
Una organización que se investiga a sí misma es "una receta para el desastre", dijo Stephen Drachler, un consultor de comunicaciones de crisis que trabaja con grupos religiosos, entidades gubernamentales y otras organizaciones. También se desempeñó como delegado de la Conferencia General de 1992, 1996 y 2012.

“En las elecciones del año pasado para el Noveno Distrito de Carolina del Norte en la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, las acusaciones de conducta indebida con el voto en ausencia hicieron que la junta electoral estatal ordenara una nueva elección. La evidencia mostró que si bien la cantidad de votos fraudulentos emitidos en la elección restringida no fue suficiente para cambiar el resultado final, la elección fue contaminada a tal el punto que debía repetirse. Esto podría ser lo que ha sucedido en la Conferencia General de 2019. Una investigación independiente es la única forma de descubrirlo de manera creíble”, escribió en un blog.

El Rev. Keith Boyette, presidente de la Asociación del Pacto de Wesleyana (WCA) dijo que la Comisión de la Conferencia General ha procedido adecuadamente al nombrar un grupo de trabajo conformado por sus miembros y de acuerdo con el Libro de Disciplina Metodista Unido y las Reglas de la Conferencia General, y agregó que "La Comisión de la Conferencia General ha establecido medios sólidos para proteger la integridad de la conferencia y elogiamos sus esfuerzos en curso para fortalecer esos medios donde sea necesario". Cabe mencionar que WCA apoya el Plan Tradicionalista aprobado por la Conferencia General de 2019.

El Rev. Jim Harnish, miembro de “Uniendo Metodistas” dijo que una investigación independiente podría proporcionar algunas recomendaciones para la selección y acreditación de delegados/as para 2020, y mencionó que la intención principal de pronunciarse sobre este tema es garantizar la transparencia y la veracidad. Los rumores y acusaciones después de la Conferencia General aumentan la desconfianza en la denominación, porque daña el testimonio de la iglesia en el mundo. "Espero que podamos superar algunas de las cosas que nos dividen en lugar de reforzar nuestras diferencias", concluyó.

 

* Gilbert es reportera de noticias multimedia para el Servicio Metodista Unido de Noticias. Puede llamarlos al (615) 742-5470 o escribirle a [email protected].

** Leonor Yanez es traductora independiente. Puede escribirle aIMU_Hispana-Latina @umcom.org

Concilio Judicial
En la imagen de archivo los/as obispos/as participan del culto inaugural de la sesión especial de la Conferencia General de 2019 celebrada en San Luis, estado de Misuri. En medio de las crecientes desafiliaciones de congregaciones locales, los/as obispos/as se pronuncian para clarificar la información falsa que, según dicen, se está difundiendo sobre el futuro de La Iglesia Metodista Unida. Foto de archivo de Paul Jeffrey, Noticias MU.

Obispos/as rechazan tácticas de reclutamiento basadas en mentiras sobre la iglesia

Los/as obispos/as están tratando de dejar las cosas claras sobre la información errónea que se difunde sobre el futuro de La Iglesia Metodista Unida. También están trabajando para construir una iglesia este incluidos los sectores tradicionalistas, centristas y progresistas de la denominación.
Entidades de la Iglesia
Delegados/as oran durante la Conferencia General Especial de 2019 en San Luis. El pueblo metodista unido está a la espera de noticias sobre si la Conferencia General 2020, pospuesta dos veces por la pandemia, puede realizarse según lo programado del 29 de agosto al 6 de septiembre en Mineápolis. Foto de archivo de Kathleen Barry, Noticias MU.

Editorial: Hacemos un llamado a la Conferencia General

En este momento, la iglesia necesita una decisión sobre si la Conferencia General se reunirá este año y, al mismo tiempo, los organizadores del evento necesitan oraciones y apoyo continuos a medida que avanzan en su difícil trabajo.
Misión
Los marineros en el buque hospital USNS Comfort elevan los colores mientras el barco está amarrado en el puerto de Nueva York en apoyo de los esfuerzos de respuesta COVID-19 de la nación. Los líderes metodistas unidos están pintando una imagen aleccionadora del impacto del coronavirus en Nueva York y Nueva Jersey. "Este es nuestro nuevo 11 de septiembre en Nueva York", dijo el obispo del área de Nueva York Thomas J. Bickerton. Foto cortesía de Sara Eshleman, Marina de los EE. UU.

La iglesia en el epicentro de la pandemia en Estados Unidos

Los líderes metodistas unidos pintan una imagen aleccionadora del impacto del coronavirus en Nueva York y Nueva Jersey y muestran como la iglesia sigue trabajando.