La iglesia en el epicentro de la pandemia en Estados Unidos

Other Manual Translations: English português

Los metodistas unidos en Nueva York y Nueva Jersey están lidiando con el desagradable hecho, de vivir en el epicentro de la pandemia de COVID19 a nivel mundial. Una vez que la crisis haya pasado, sus líderes episcopales creen que la vida en la región nunca será la misma.

"Este es nuestro nuevo 11 de septiembre. Lo que descubrimos en ese momento es que no volvimos a ser como antes",  declaró el obispo del área de Nueva York Thomas J. Bickerton.

Por ru parte, el Obispo John R. Schol del área del Gran Nueva Jersey llama la atención sobre este momento que vivimos y lo define como "decisivo para la iglesia, para redefinir quién es la iglesia y quién será la iglesia en el futuro". También cree que el impacto de la crisis COVID-19 ayudará a dar forma al futuro de La Iglesia Metodista Unida (IMU).

Un rayo de esperanza  
en la costa oeste

SEATTLE - En el estado donde comenzó el brote de COVID19 en EE. UU., hay signos de esperanza.

La Obispa Elaine JW Stanovsky, del área de Seattle, cree que las medidas que implican órdenes de quedarse en casa, distanciamiento físico, prohibición de reuniones, eventos, cierre de negocios y escuelas están dando sus frutos.

En Sacramento, California, el Rev. Jorge Domingues, director ejecutivo de los ministerios conexionales de la Conferencia Anual California-Nevada de la denominación, también reconoce el efecto positivo de las acciones preventivas, tomadas de manera temprana para regular la movilización en esta área. 

Lee mas

Hasta el 3 de abril, había 245,573 casos confirmados de COVID19 en los EE. UU., Según el Centro de Recursos de COVID19 Johns Hopkins. El New York Times reportó 92.770 casos y 2.635 muertes en el estado de Nueva York, mientras Nueva Jersey tiene el segundo número más alto de casos, con 25.590 y 539 muertes.

"Si Nueva York y Nueva Jersey fueran naciones, Nueva York sería la número 5 del mundo y Nueva Jersey sería la número 8 en términos de la cantidad de casos. Es bastante significativo y desafiante", dijo Schol, reconociendo la magnitud de la situación. 

Otro desafío, y tristeza, para los cristianos es no poder observar la Semana Santa y celebrar la Pascua de manera tradicional. Bickerton señaló que combinar el mensaje de vida, esperanza y resurrección de Pascua con la herencia wesleyana de santidad social, significa abogar por la vida al quedarse en casa y seguir los consejos diseñados para disminuir las tasas de infección.

En la ciudad de Nueva York, no se celebra ningún culto en la Iglesia Metodista Unida de San Pablo y San Andrés. Pero queda una misión vital, que es llenar -con alimentos- los bancos del santuario en West 86th Street y West End Avenue.

La “Campaña del Lado Oeste” (de la ciudad de Nueva York) contra el hambre, es un programa que despensa comida al estilo de un supermercado fundado y respaldado activamente por la IMU San Pablo y San Andrés. Este ministerio ha trasladado sus operaciones desde la sala de becas del sótano. Si bien la organización se ha visto obligada a abandonar temporalmente su compromiso directo para promover la autosuficiencia de los beneficiarios, todavía puede distribuir alimentos a través de sus sitios móviles y ubicaciones de la calle 86, dice Greg Silverman, director ejecutivo.

"Solo necesitábamos un espacio amplio para juntar toda esa comida. El santuario está configurado de alguna manera para eso, porque podemos crear filas de alimentos en algunas bancas. Al mismo tiempo, permite el distanciamiento social porque las personas pueden trabajar en rincones remotos de ese enorme espacio", explicó.

Food parcels line the pews at the United Methodist Church of St. Paul & St. Andrew in New York. The West Side Campaign Against Hunger — a supermarket-style food pantry program founded and actively supported by St. Paul & St. Andrew — has moved its operations there from the basement’s fellowship hall. Starting the week of April 6, the ministry will begin bagging food for Bellevue Hospital in Manhattan. Photo by the Rev. K Karpen.

Los paquetes de alimentos se alinean en los bancos de la Iglesia Metodista Unida San Pablo y San Andrés en Nueva York. La “Campaña del Lado Oeste” contra el hambre, un programa de despensa de comida estilo supermercado, fundado y respaldado activamente por esta iglesia, ha trasladado sus operaciones allí desde el sótano. A partir de la semana del 6 de abril, el ministerio comenzará a empacar alimentos para el Hospital Bellevue en Manhattan. Foto del Rev. K Karpen.  

Aunque menos centrada en la comunidad, la campaña contra las operaciones actuales del hambre funciona como un reloj, al tiempo que permite que las personas estén seguras, dijo Silverman quien agregó que "De alguna manera, esta contingencia pone en juego a todas nuestras fortalezas, aunque estamos acostumbrados a preparar y organizar grandes cantidades de alimentos" dijo Silverman.

A partir de la semana del 6 de abril, sus operaciones se expandirán hacia la capilla anexa y el salón social de la iglesia, a medida que comiencen a empacar alimentos para el Hospital Bellevue en Manhattan. El resultado será 1.750 empaques de alimentos por semana, administrados a pacientes con COVID-19 que salen del hospital.

En Queens, el distrito con la mayor tasa de infección de la ciudad de Nueva York, la Primera IMU en Flushing ha donado máscaras tapabocas hechas a mano, a dos comunidades de ancianos. El objetivo es donar 10.000 máscaras "Esperamos que estos pequeños actos de compartir ganen impulso y continúen desarrollándose, alentando a las personas a compartir en amor para superar la pandemia", dijo el Rev. Chongho Kim.

El pueblo metodista unidos en la región se da cuenta de que, en cierto sentido, están "en la frontera" y pueden compartir aprendizajes y estrategias con iglesias en otras partes de los Estados Unidos a medida que continúa la crisis del COVID19, señaló el Rev. Matt Curry, director de ministerios conexos para La Conferencia Anual de Nueva York “Si bien pocos han experimentado una crisis de este tipo, "lo que sí tenemos son las redes ... y la capacidad de conexión", dijo.

Incluso las pequeñas iglesias rurales en la conferencia están encontrando formas creativas de responder, dijeron Curry y Bickerton "Creo que han descubierto un nuevo sentido de vida y propósito. Estamos escuchando muchas historias realmente positivas de nuestras iglesias pequeñas", explicó el obispo.

A pesar de "la alegría en la lucha" y las bendiciones descubiertas por casualidad en esta nueva realidad, la incapacidad de reunirse o estar físicamente presente para proporcionar consuelo o asistencia es difícil de manejar para todos/as: “Casi todos los esquemas de trabajo y cuidado pastoral naturales en la labor del clero, han sido sobrepasados -por esta situación-”, dijo Bickerton.

Encontrar nuevas formas de guiar las iniciativas pastorales, ha sido un enfoque para la Conferencia Anual Ampliada de Nueva Jersey. Schol y su personal están abordando los desafíos impuestos por la pandemia trabajando la conexión: proporcionando recursos y apoyo al clero, que hacen lo mismo por sus congregaciones, las cuales están en conexión con sus comunidades.

"Poder ver que muchos de nuestros/as clérigos/as se han estado ayudando mutuamente, ha sido maravilloso", agregó el obispo. La conferencia cuenta con más de 900 clérigos/as activos/as y retirados/as.

Por otra parte, es aleccionador observar el aumento de las estadísticas diarias de contagios y muertes. La conferencia ya ha experimentado la perdida de un miembro del clero y el hijo de un pastor, además del contagio de varios/as feligreses y un superintendente de distrito, actualmente hospitalizado con el virus. 

Suscríbase a nuestro nuevo boletín electrónico en español y portugués UMCOMtigo

¿Le gusta lo que está leyendo y quiere ver más? Regístrese para recibir nuestro nuevo boletín electrónico UMCOMtigo, un resumen semanal en español y portugués, con noticias, recursos y eventos importantes en la vida de La Iglesia Metodista Unida. 

¡Manténgase informado/a!

"La gente tiene mucho miedo, está ansiosa, está sola y solo busca respuestas", dijo el obispo.

Al igual que en la ciudad de Nueva York, la densidad de población es un factor de riesgo: Nueva Jersey es el estado más densamente poblado de la nación, dijo Schol. Vivir con otras 300 o 400 personas en un edificio de apartamentos con espacios comunes muy compartidos, por ejemplo, puede aumentar la ansiedad. "Un pastor me dijo: ‘mis feligreses ni siquiera abren sus puertas’", informó el obispo.

La Conferencia Anual Ampliada de Nueva Jersey, se estableció como objetivo ser un modelo tanto para la iglesia como para la comunidad durante la crisis del COVID19. Schol dijo que parte de ese objetivo "es que no habría infecciones debido a la actividad del metodismo unido". Establecer ese objetivo, agregó, ha ayudado al clero y a los/as miembros de la iglesia a reevaluar antes de participar en lo que podría ser un comportamiento arriesgado.

Trabajar con la comunidad en momentos de desastre ya era parte del ADN de la conferencia. La organización se que creó en respuesta al Huaracán Sandy en 2012 - Un futuro con Esperanza - había hecho la transición al trabajo de desarrollo comunitario. Pero el obispo dijo que la conferencia siempre había "mantenido una parte de ella como nuestra respuesta a situaciones de desastre".

Lo que quieren los coordinadores de respuesta a desastres federales y estatales es que las iglesias "practiquen la asistencia personalizada" con el distanciamiento social apropiado, para atender a los/as necesitados/as, ancianos/as o discapacitados/as en una congregación o vecindario donde se encuentre la iglesia, dijo Rick Reinhard, director ejecutivo de A Future With Hope (Un futuro con Esperanza): "Esa no es una expresión fácil de decir en estos momentos", admitió.

"Es muy diferente del típico desastre en el que las personas se reúnen (para ayudar). Eso es muy difícil de procesar para las persona. Estamos reinventando nuestra manera de trabajar todos los días", dijo Reinhard.

A Future With Hope está proporcionando información sobre temas tales como técnicas de distanciamiento social, nuevas regulaciones para despensas de alimentos y restricciones de transporte. Una de las personas de la organización, Tara Maffei, "desempeña un papel instrumental" en seis comités y grupos de trabajo de respuesta a desastres en todo el estado. También monitorea la información que proviene de los gobernadores de los estados de Nueva Jersey, Nueva York y Pensilvania.

Recientemente, Tom O'Hearn, coordinador de respuesta a desastres de la conferencia, se dio cuenta de que había cientos de máscaras sobrantes en sitios de almacenamiento de materiales en todo el estado. "Él ha estado trabajando en reunir esas máscaras y donarlas a los hospitales del área", dijo. Han sido muy agradecidos ".

 

* Bloom es editor asistente de noticias para United Methodist News Service y tiene su sede en Nueva York. Thomas Kim contribuyó a esta historia. Síguela en https://twitter.com/umcscribe o contáctala al 615-742-5470 o [email protected] leer más noticias de United Methodist, suscríbase a los resúmenes diarios o semanales gratuitos.

** El Rev. Gustavo Vásquez es el Director de Noticias Metodistas Unidas para la audiencia hispano-latina. Puede contactarle al (615) 742-5155 o por correo: [email protected]. Para leer más noticias metodistas unidas, ideas e inspiración para el ministerio suscribirse gratis al UMCOMtigo.

 

 

 

Concilio de Obispos
Concilio de Obispos/as de La Iglesia Metodista Unida.

Obispos/as de Illinois reaccionan ante orden de Trump de abrir las iglesias

Los/as obispos/as de Illinois mantendrán los templos cerrados y llaman a todas las iglesias metodistas unidas a honrar el plan regional de apertura gradual esbozado por el Gobernador J.B. Pritzker.
Church Leadership
La necesidad de ofrendar "en línea", ha convertido a las tarjetas en un instrumento importante en la mayordomía de la iglesia. Foto cortesía de Pexels.

El desafío de fortalecer mantener las ofrendas “en línea”

Lograr que las ofrendas "en línea" se fortalezcan para mantener los ministerios de la iglesia, depende más de algo tan fundamental como la comunicación.
Misión
La Revda. Diane Dyson en plena marcha como enfermera del hospital que atiende a pacientes con COVID-19. Dyson es diácona metodista unida y dice que su experiencia en el clero la ha ayudado a ser una mejor oyente como enfermera. Foto cortesía de Diane Dyson.

Diácona metodista enfermera en primera línea contra COVID-19

La Rvda. Diane Dyson, diácona metodista unida, vive entre el miedo y la satisfacción como trabajadora de la salud en la pandemia.