La Conferencia General 2021 aún sin definición

Other Manual Translations: English français 한국어

Los organizadores aún tienen que determinar si la Conferencia General, pospuesta por la pandemia, puede seguir adelante según lo planeado del 29 de agosto al 29 de septiembre de 2021 en Minneapolis.

Mientras tanto, la Comisión de la Conferencia General ha decidido no reabrir el proceso habitual para aceptar nuevas propuestas legislativas para que sean consideradas por el máximo órgano legislativo de La Iglesia Metodista Unida (IMU). Esta decisión podría tener consecuencias en el acceso que tienen los/as delegados/as a la Conferencia General, antes de la reunión, para poder consultar algunas propuestas legislativas importantes, incluida una que describe una posible división de la denominación.

El Libro de Disciplina, que contiene las leyes que aprueba la Conferencia General, dice que las peticiones pueden presentarse hasta 230 días antes de la reunión. Eso hizo del 11 de enero la fecha límite, tomando en cuenta los días propuestos para la realización de este evento a finales del verano de 2021.

La Disciplina también permite que las conferencias anuales presenten propuestas  legislativas entre 230 a 45 días previos a la Conferencia General. Sin embargo, la comisión dijo en un comunicado de prensa que cualquier petición presentada después de los plazos originales, correspondientes a la aplazada Conferencia General de 2020, será tratada como legislación tardía.

Revisando el tema de la Conferencia General

En 2019, la Comisión de la Conferencia General aprobó el lema “… y sepan que yo soy Dios” del Salmo 46.

El comité ejecutivo del Concilio de Obispos/as solicitó que la comisión cambiara el lema a la luz de las protestas contra la injusticia racial, tras el asesinato de George Floyd por parte de un oficial de la policía de Minneapolis en 2020.

Los/as obispos/as no ofrecieron un tema alternativo, pero al hacer la solicitud citaron la versión King James del Salmo 46:10, "Estad quietos, y sabed que yo soy Dios". "Creemos que dar a entender que deberíamos reunirnos en Minneapolis para estar quietos no sería del interés de nuestra iglesia, de nuestra gente y ni de los/as delegados/as que se reúnen", decía la carta de los/as obispos/as.

La comisión reafirmó la decisión de su Comité de Temas y Logotipos de no cambiar el lema. En 2019, la comisión discutió extensamente si incluir la parte de "estar quieto" en la traducción.

Al final, el grupo optó por no hacerlo en parte porque las biblias, en varios idiomas, tradujeron esa parte del versículo de maneras totalmente diferentes. Por ejemplo, la traducción al alemán se parece más a la frase en inglés "Make peace"(pacificar).

El Rev. Joe DiPaolo, miembro de la comisión y pastor principal de la Primera Iglesia Metodista Unida en Lancaster en Pensilvania, compartió una declaración sobre el contexto más amplio del versículo.

“El salmista mira a Dios en medio de las convulsiones nacionales, el furor de los mares e incluso el colapso de las montañas. Suena con la esperanza de que, a pesar de todo, Dios todavía está con nosotros; el Dios vivo es nuestra fuerza", dijo DiPaolo.

Sara Hotchkiss, Gerente de Negocios de la Conferencia General, leyó la carta de los/as obispos/as y la declaración de DiPaolo en voz alta, durante la hora de apertura de la reunión de la comisión cuando aún estaba abierta a la prensa.

Con esta decisión las propuestas que lleguen tarde quedarán en manos del Comité de Referencia, un grupo de 24 delegados/as designados/as por el episcopado que normalmente se reúne el día antes de la apertura de la Conferencia General. La comisión esta pidiendo que el Comité de Referencia se reúna lo antes posible.

"La comisión se ha mantenido coherente con el entendimiento de la postergación en lugar de la cancelación", dijeron los/as líderes de la comisión en un comunicado enviado por correo electrónico a Noticias metodistas Unidas. "Bajo aplazamiento, el proceso de propuestas para ser consideradas en la Conferencia General sigue en curso".

De esta declaración se desprende que la comisión no tiene planes de publicar otra edición impresa del Advance Daily Christian Advocate, el cual contiene las propuestas que van a la Conferencia General.

Hace un año, la comisión determinó que el comité de referencia también tomaría decisiones finales sobre cómo manejar las propuestas presentadas por conferencias anuales en 2020. Sin embargo, el Rev. Gary Graves, secretario de la comisión, dijo a Noticias MU que ese organismo había decidido que las propuestas enviadas estarían disponibles debidamente ante los/as delegados/as. La comisión todavía está estudiando cómo llevar el conjunto de propuestas legislativas a los/as delegados/as para su revisión antes de la Conferencia General.

Esa legislación incluye el “Protocolo de Reconciliación y Gracia a través de la Separación”, un acuerdo mediado que busca resolver el largo debate metodista unido sobre la homosexualidad a través de un proceso de división denominacional. El proceso de separación descrito en el protocolo necesita ser revisado para adaptarse al retraso que ha sufrido la Conferencia General.

También se vería afectado el Pacto de Navidad, el primer paquete legislativo importante presentado por delegados/as de las conferencias centrales (regiones eclesiásticas de África, Europa y Filipinas). La legislación, que toma su nombre de la Conferencia de Navidad de 1784 que inicialmente formó lo que se convirtió en La Iglesia Metodista Unida, tiene como objetivo establecer la equidad regional dentro de la denominación.

La Conferencia Anual de Alaska también presentó una legislación que suspendería su condición de conferencia misionera y abriría la puerta para que se convierta en un distrito misionero de la Conferencia del Noroeste del Pacífico.

El Advance Daily Christian Advocate (ADCA), es la publicación impresa que contiene las propuestas presentadas a la Conferencia General meses antes de que se redactaran el protocolo, el Pacto de Navidad, las peticiones de Alaska y se desatara la pandemia del COVID-19 que obligó a posponer la reunión legislativa.

"La comisión utilizará el ADCA en línea y otras formas disponibles de publicar peticiones válidas", dijeron los/as líderes a Noticias MU en el comunicado enviado por correo electrónico.

Los líderes de la Comisión de la Conferencia General agregaron que reconocen que si “bien puede existir la necesidad de presentar propuestas adicionales, debido al cambio de circunstancias desde que pasaron los plazos originales, el Comité de Referencia está a la altura de la tarea de procesar estas adiciones”, dijo la comisión.

Esta comisión tomó esa serie de decisiones sobre las propuestas legislativas y otros asuntos, en una reunión en línea mayormente “a puerta cerrada” sin acceso de los medios de comunicación, durante los días 11 y 12 del pasado mes de  diciembre.

En el párrafo 722, el Libro de Disciplina dice que “en el espíritu de apertura y responsabilidad”, casi todas las reuniones de la iglesia deben estar abiertas. La Disciplina permite sesiones cerradas para "negociaciones, cuando el conocimiento general podría ser perjudicial para el proceso de negociación". La comisión citó esta excepción de negociación cuando entró en sesión cerrada, pero no dijo con quién estaba negociando la comisión.

La Disciplina también dice: "Un informe sobre los resultados de una sesión cerrada se hará inmediatamente después de su conclusión o tan pronto como sea posible". La comisión informó sus decisiones en un comunicado de prensa publicado la tarde del 18 de diciembre, seis días después de la conclusión de la reunión.

Debido al COVID-19, las restricciones de visa y la lentitud de los procesos de vacunación que se han iniciado, quedan grandes interrogantes sobre si la Conferencia General de 10 días podrá avanzar de manera segura según lo programado. La comisión deliberó sobre la mayoría de esos problemas a puerta cerrada.

Suscríbase a nuestro nuevo boletín electrónico en español y portugués UMCOMtigo

¿Le gusta lo que está leyendo y quiere ver más? Regístrese para recibir nuestro nuevo boletín electrónico UMCOMtigo, un resumen semanal en español y portugués, con noticias, recursos y eventos importantes en la vida de La Iglesia Metodista Unida. 

¡Manténgase informado/a!

En octubre, la comisión nombró un equipo de estudio técnico para buscar formas de acomodar la participación de casi 900 delegados/as votantes y otros/as líderes de la iglesia provenientes de cuatro continentes y múltiples zonas horarias. Entre las posibilidades está ver si la Conferencia General puede hacer su trabajo, al menos en parte, de manera virtual. El equipo técnico presentará su informe antes del 31 de enero y será discutido en una reunión el próximo 20 de febrero.

Adicionalmente a las complicaciones derivadas de la pandemia de COVID-19, se suman las restricciones migratorias impuestas por el gobierno estadounidense, lo cual levanta serias interrogantes sobre si muchos de los/as delegados/as van a poder viajar a los Estados Unidos. Una gran preocupación es un programa piloto de visas que inició la administración Trump que requiere a los/as viajeros/as de dos docenas de países, la mayoría en África, pagar hasta US$ 15.000 en bonos para visitar los Estados Unidos.

Entre los países afectados se encuentran Angola, Burundi, Congo y Liberia, de donde proviene un grupo aproximado de 164 delegados/as a la próxima Conferencia General. En el Congo, en particular, la denominación esta experimentando un acelerado crecimiento.

El programa piloto de bonos de visa comenzó el 24 de diciembre y está programado para finalizar el 24 de junio, pero los miembros de la comisión no saben si se extenderá. Así mismo, existen serias dudas de que las vacunas estén disponibles en todos los países de donde vienen los/as delegados/as, para en momento en que tenga que viajar.

Incluso al sopesar estas preocupaciones, el comunicado de prensa de la comisión dijo que el grupo está buscando preservar la integridad de la acreditación de los/as delegados/as, considerando la situación que se dio en la polémica Conferencia General especial de 2019, cuando cuatro personas no elegibles para sufragar, emitieron sus votos utilizando las credenciales de delegados/as que no estaban presentes.

“Nos damos cuenta de que el tiempo es esencial. Sin embargo, la realidad es que hay partes del Libro de Disciplina que no abordan los problemas planteados durante una pandemia. Todavía hay muchos factores desconocidos, y tendremos que tomar una decisión con la información que tenemos en este momento y confiar en que Dios nos guiará para hacer las cosas lo mejor que podamos en favor e La Iglesia Metodista Unida”, dijo Kim Simpson, presidente de la comisión, en el comunicado de prensa.

 

* Hahn es un reportero de noticias multimedia para UM News. Comuníquese con ella al (615) 742-5470 o [email protected].

** El Rev. Gustavo Vasquez es el Director de Noticias Metodistas Unidas para la audiencia hispano / latina. Puede contactarle al (615)742-5155 o por el correo: [email protected] Para leer más noticias metodistas unidas, ideas e inspiración para el ministerio suscríbase gratis al UMCOMtigo.

Entidades de la Iglesia
La Conferencia General de la Iglesia Metodista Unida estaba programada originalmente para reunirse el año pasado en Minneapolis. Con la amenaza latente del COVID-19 , quedan dudas sobre si la Conferencia General puede seguir adelante según lo planeado del 29 de agosto al 7 de septiembre, ya sea en Minneapolis o en línea. Fotocomposición Rev. Gustavo Vasquez, Noticias MU.

La Conferencia General virtual 2021 enfrenta obstáculos

El presidente de la Comisión de la Conferencia General describió recientemente los desafíos que enfrentan los organizadores de esta asamblea legislativa metodista unida.
Teología
Momento de oración del Miércoles de Ceniza. Ilustración fotográfica de Kathleen Barry, UMCOM.

Cómo celebrar el miércoles de ceniza en pandemia

Los profesionales médicos instan a que la forma más segura de celebrar un servicio del Miércoles de Ceniza este año sea a través de un culto familiar en casa.
Misión
La Revda. Amy Wilson Feltz, pastora de la Iglesia Metodista Unida de St. Paul en El Paso, estado de Tejas, instala equipos informáticos para transmitir un sermón en vivo en el santuario de la iglesia en septiembre. Aunque el púlpito, que es visible en cámara, tiene el color litúrgico apropiado, el estandarte en la pared era de Cuaresma, cuando la iglesia tuvo que suspender el culto en persona. Foto cortesía de la Revda. Amy Wilson Feltz.

El culto de adoración virtual llegó para quedarse

Si hay un lado positivo del coronavirus para las iglesias, es que muchas de ellas han mejorado drásticamente su juego en línea.