Seminaristas en Moscú se unen en “Grupos de Pacto” ante aislamiento

Translate Page
Students at Moscow Theological Seminary of The United Methodist Church have been leading online covenant groups for several years. Pictured are, from left:  Irina Rushkevich, Katerina Tokareva, Anna Klimina and Natalya Zaitseva. Photo courtesy of Sergei Nikolaev.
Estudiantes del Seminario Teológico de Moscú de La Iglesia Metodista Unida han liderado “grupos de pacto” en línea durante varios años. En la foto aparecen, de izquierda a derecha: Irina Rushkevich, Katerina Tokareva, Anna Klimina y Natalya Zaitseva. Foto cortesía de Sergei Nikolaev.

Para leer la historia en ruso, haga click aquí

 

Cuando el autoaislamiento y la cuarentena obligatoria se convirtieron en parte del distanciamiento social requerido para impedir la propagación del COVID-19, los/as estudiantes del Seminario Teológico de Moscú de La IMUrecurrieron a sus grupos de pacto en línea para mantener el contacto y compañerismo. 

Estas reuniones virtuales, basadas en la idea original de las "bandas" de John Wesley, fueron presentadas a los/as estudiantes del Seminario de Moscú por el personal y los/as laicos/as de la IMU Mt. Pisgah de Johns Creek, de la Conferencia Anual del Norte de Georgia; y las reuniones regulares permitieron mantener el compañerismo y las disciplinas espirituales, incluso durante el aislamiento.

¿Cómo ayudar? 

Para apoyar el ministerio del Seminario de Moscú (Avance # 12174A), visite el sitio web de The Advance.

La escuela siempre ha tenido que lidiar con el problema de la distancia, pues el Área Episcopal de Eurasia cubre 11 zonas horarias en Rusia, con un territorio de 7 millones de millas cuadradas. John Wesley hizo su famosa declaración: "El mundo es mi parroquia", y los/as metodistas euroasiáticos/as les gusta decir que su obispo, Eduard Khegay, tiene la parroquia más grande del mundo. 

Con el fin de proporcionar unidad y conexión entre los/as estudiantes del seminario mientras viven y trabajan en sus pueblos de origen, el seminario encontró soluciones creativas para hacer frente a las vastas distancias de Eurasia. 

Una solución era hacer que se reunieran en Moscú cuatro veces al año durante dos semanas cada vez, y durante el resto del año trabajen en cursos, sirvan a sus iglesias locales y trabajen localmente en sus ciudades nativas en Rusia, Ucrania, Bielorrusia, Kazajstán o Kirguistán. Sin embargo, la beca que se brinda en los seminarios bajo un modelo académico tradicional tenía que ser apoyada mientras los/as estudiantes estaban fuera del edificio del seminario. En 2015 surgió un modelo, en forma de grupos de pacto, para cubrir la beca durante todo el año a través del Puente Misionero entre el Seminario de Moscú y la Conferencia Anual del Norte de Georgia.

El modelo requiere que los grupos de pacto se reúnan semanalmente durante unos 90 minutos, y sus miembros se comprometen a participar por un año y a tener el grupo como una prioridad. Cada reunión comienza con la clásica pregunta wesleyana "¿Cómo te va con tu alma?" Muchos grupos usan las preguntas de autoexamen que Wesley escribió inicialmente para el "Holy Club". Estudian la Biblia para discernir cómo deben aplicarla a sus vidas, las oraciones comunes son parte importante de la reunión, y se establecen las metas personales de crecimiento espiritual para la próxima semana. 

"Para mí, el valor de los grupos de pacto es que tenemos la oportunidad de recibir asesoramiento mutuo, confesar nuestros pecados, enriquecernos espiritualmente y crecer junto a otros/as hermanos/as, siendo algunos/as ministros/as, quienes a veces enfrentan desafíos similares a los míos" dijo el Dr. Alexander Shevchenko, pastor de la IMU Lugansk en el este de Ucrania, y médico del personal en un centro de rehabilitación, quien se graduará del seminario en junio.

Las mujeres se reúnen con mujeres y los hombres se reúnen con hombres para lograr una atmósfera de profunda confianza y seguridad; comparten los desafíos que enfrentan tanto en su vida espiritual como personal. La confesión en un círculo confidencial de amigos/as de confianza y una oración de apoyo tiene un efecto liberador. “Muchas de las alegrías de las mujeres y los desafíos como la maternidad, el matrimonio, la belleza y la salud sólo pueden ser entendidos por mujeres. El Grupo de Pacto por Skype crea un entorno seguro para ese tipo de apertura y vulnerabilidad” dijo Elena Melnikova, vicepresidenta de Desarrollo y Administración del Seminario de Moscú y líder de uno de los grupos.

Los/as estudiantes del seminario son la primera ola de líderes y miembros de grupos de pacto, mientras que algunos/as estudiantes y personal del instituto han reclutado a otros/as pastores/as y miembros de la iglesia fuera del cuerpo estudiantil. Después de tres años de tal disciplina espiritual, cada miembro del Grupo de Pacto por Skype está preparado/a para crear su propio grupo. Varios/as estudiantes ya han comenzado grupos de pacto en sus iglesias; algunos generalmente se reúnen en persona pero a raíz de las medidas de cuarentena implementadas, ya tienen un modelo probado para reunirse por Skype.

“La iglesia y otras organizaciones sólo han enfrentado la necesidad de comunicarse principalmente en línea a raíz del COVID-19. Hemos estado orando y apoyándonos mutuamente a través de nuestros Grupos de Pacto por Skype; y el valor de esta experiencia ha aumentado dramáticamente en las condiciones actuales de distanciamiento social impuestas" dijo Shevchenko. Aunque algunos grupos se habían reunido en persona, la transición a Skype no fue difícil.

Suscríbase a nuestro nuevo boletín electrónico en español y portugués UMCOMtigo

¿Le gusta lo que está leyendo y quiere ver más? Regístrese para recibir nuestro nuevo boletín electrónico UMCOMtigo, un resumen semanal en español y portugués, con noticias, recursos y eventos importantes en la vida de La Iglesia Metodista Unida. 

¡Manténgase informado/a!

"Por supuesto, la situación del COVID-19 tuvo un gran impacto en nuestro grupo, pues las personas mayores que lo integran no tienen la capacidad de comunicarse por Skype. Nuestra idea inicial era anunciar que tomaríamos unas vacaciones, pero decidimos reunirnos de manera remota a través de Skype, quienes pudieran conectarse y orar por quienes no pudieran hacerlo, especialmente los/as ancianos/as" dijo Yelena Lyovushkina, abogada corporativa de Volgogrado en el sur de Rusia y estudiante de segundo año de seminario. 

La Revda. Natalya Prokhorova, pastora principal de la IMU Samara en Samara, Rusia, dijo que el requisito de quedarse en casa a raíz del COVID-19 nos permite más tiempo para las reuniones del Grupo de Pacto por Skype y para la "reflexión de la Palabra". “No te sientes aislado/a y solo/a en tu familia; en nuestro grupo también oramos por la curación de esta pandemia en nuestro país y en todo el mundo” dijo Prokhorova, quien fue reclutada por alguien del personal del seminario para su grupo, y luego abrió por su cuenta dos grupos en su iglesia. 

Actualmente, hay más de 30 grupos de pacto en Rusia, Ucrania, Bielorrusia, Kazajstán y Kirguistán y la mayoría de ellos se reúnen por Skype. En el clásico espíritu de conexión wesleyano, proporcionan un modelo para el crecimiento y desarrollo espiritual, incluso cuando los/as cristianos/as no pueden reunirse en persona, ya sea debido a la distancia física en circunstancias normales o en momentos extraordinarios que requieren aislamiento y cuarentena. Hoy, en Rusia y en todo el mundo, la pandemia del COVID-19 ha brindado una oportunidad única para observar el origen del renacimiento wesleyano y re-imaginar cómo sus elementos constitutivos podrían proporcionar una manera exitosa en el mundo futuro, posterior al COVID-19.

 

* Nikolaev es presidente del Seminario Teológico de Moscú de La IMU y Profesor de Evangelismo E. Stanley Jones en el seminario. Vicki Brown es el contacto con los medios de comunicación en Nashville, Tennessee, y la puede llamar al (615) 742-5470 o escribirle a [email protected]. Para leer más noticias metodistas unidas, ideas e inspiración para el ministerio suscríbase gratis al UMCOMtigo.

** Leonor Yanez es traductora independiente. Puede escribirle a IMU Hispana-Latina @umcom.org

 

Entidades de la Iglesia
Los/as obispos/as metodistas unidos/as se dan la mano en oración durante un día de oración por la Conferencia General Metodista Unida de 2019 en San Luis, estado de Misuri. La junta del Concilio General de Finanzas y Administración aprobó un estipendio mensual para obispos/as activos/as que han dirigido más de un área episcopal desde enero de 2021. Foto de archivo de Mike DuBose, Noticias MU.

Aprueban compensación a obispos/as que asumieron mayores responsabilidades

La junta de la agencia financiera de La Iglesia Metodista Unida aprobó un estipendio mensual para los/as obispos/as activos/as que prestan servicio en mas de un área episcopal en este momento.
Faith Sharing
Kayla Alexander a la izquierda, quien asistió a la Primera Iglesia Metodista Unida de Baton Rouge cuando era niña, asistió a la iglesia virtualmente mientras su familia estaba aislada por el COVID-19 en Australia, donde viven ahora. Alexander y Jamie, a su derecha, llevaron a su tercer hijo Brady Alexander a Luisiana para que el Rev. Brady Whitton lo bautizara en la Primera Iglesia Metodista Unida. Foto cortesía de Kayla Alexander.

La iglesia virtual continuará después del COVID-19

La iglesia virtual en Internet no se desvanecerá incluso si COVID-19 lo hace, según un pastor metodista unido en Luisiana.
Entidades de la Iglesia
El Rev. Gary Graves, secretario de la Conferencia General, da instrucciones a los/as delegados/as durante la Conferencia General de 2019 en San Luis. Los/as organizadores/as del evento están formando dos equipos para analizar el tema de las visas y la logística, con la esperanza de evitar más demoras en la celebración de la asamblea legislativa superior de la denominación después de su aplazamiento hasta 2024. Foto de archivo de Mike DuBose, Noticias MU.

Comisión realiza esfuerzos para detener retrasos de la Conferencia General

Los organizadores de la principal asamblea legislativa de La Iglesia Metodista Unida buscan abordar los principales problemas que los llevaron a posponer la Conferencia General por tercera vez.