No hay consenso sobre la “comunión en linea”

Other Manual Translations: English 한국어 Português

Justo antes de Pascua, el Rev. Gregory Neal envió un correo electrónico a los/as miembros de su iglesia, alentándolos/as a preparar un pequeño altar en el hogar, con un pedazo de pan y un poco de jugo o vino. En el gran día, Neal se paró frente a una cámara y dirigió a la Primera Iglesia Metodista Unida de Farmersville, Tejas, a compartir la comunión en línea, lo que le encantó ya que su iglesia y muchos/as otros/as no pueden reunirse en persona debido a la amenaza del COVID-19. "Cuando estamos aislados/as en pequeños bolsillos y no podemos comulgar juntos/as físicamente, es cuando necesitamos aún más esa gracia metafísica de Jesús" dijo Neal.

En la Primera Iglesia Metodista Unida en Chula Vista, California, el Rev. Brian Parcel ha optado por no ofrecer la comunión durante la cuarentena COVID-19 pues considera que las Escrituras y la doctrina metodista unida requieren que el clero y las congregaciones celebren la comunión juntos/as, en persona. En su iglesia generalmente celebran la comunión todas las semanas en dos de sus tres servicios: "Es el centro de lo que somos" dice Parcel, pero no tendremos comunión hasta que se levanten las restricciones. "Va a ser un momento muy sagrado y sombrío, porque las personas se darán cuenta de lo que se han perdido" concluyó.

La pandemia del COVID-19, consecuente en muchos sentidos, ha provocado el debate y la experimentación con la comunión en línea en toda La Iglesia Metodista Unida. La comunión, también conocida como la Cena del Señor y la Eucaristía, se une al bautismo como los dos sacramentos reconocidos por La Iglesia Metodista Unida. 

Más sobre "comunión en línea"

Ministerios de Discipulado ha ofrecido recientemente orientación y recursos recopilados sobre el tema.

Ensayos anteriores de metodistas unidos/as sobre la comunión en línea también están disponibles.

El Obispo Kenneth Carter, de la Conferencia Anual de Florida, escribió un ensayo sobre la comunión en línea, presentado al Comité de Fe y Orden de la denominación en 2014.

La Conferencia Anual de Louisiana ha realizado un podcast sobre la controversia de la comunión en línea, con el Rev. Juan Carlos Huertas. El podcast incluye un poema sobre el tema del Rev. Matt Rawle.

Los/as obispos/as han opinado de manera diferente sobre la práctica; los/as eruditos/as litúrgicos/as han luchado para que se escuchen sus advertencias mientras los/as pastores/as han tenido que decidir qué es lo correcto para ellos/as y sus congregaciones. Los argumentos a favor y en contra han estado en todos los sitios web, publicaciones de blog, podcasts y redes sociales. Sin embargo, en un terreno común se reconoce que la comunión se ha practicado más en las iglesias metodistas unidas en las últimas décadas, y es mas importante para el clero y los/as laicos/as. "Este es uno de los aspectos que lo hace más difícil, pero es algo bueno" dijo el Rev. Mark Stamm, profesor de culto cristiano en la Escuela de Teología de Perkins y autor de un artículo sobre el COVID-19 y la comunión en línea

La experimentación con la comunión no es nueva para el metodismo, pues el 24 de mayo de 1938, el Obispo Garfield Bromley Oxnam fue noticia nacional a través de una transmisión de radio leyó el ritual de comunión a 50.000 metodistas reunidos/as en 1.500 iglesias del medio oeste. Sus pastores/as luego les ofrecieron la comunión, algo que muchos de ellos/as no podrían haber hecho sin la ayuda del obispo, porque no estaban ordenados/as.

La comprensión metodista unida de la comunión se presenta en un documento titulado "Este Santo Misterio"que fue adoptado por la Conferencia General de 2004, donde se enfatiza la importancia de que el cuerpo reunido observe el sacramento juntos/as. Aunque Internet ya estaba en uso, el documento no fue escrito considerando la posibilidad de celebrar comunión en línea, dijo el Rev. Ed Phillips, profesor asociado de adoración y teología litúrgica en la Escuela de Teología Candler, quien presidió el Estudio de la Sagrada Comunión Metodista Unida, que produjo "Este Santo Misterio". 

Para 2013, con muchas iglesias usando Internet para transmitir servicios grabados o transmitidos en vivo, Phillips lideraba un grupo de estudio metodista unido sobre la comunión en línea. Después de mucha discusión e intercambio de trabajos académicos, el grupo recomendó una moratoria sobre la práctica, que el Concilio de Obispos/as apoyó.

Debido a una situación inesperada en marzo de 2020, en gran parte de los Estados Unidos y el mundo la propagación del COVID-19 forzó un cierre sin precedentes de lugares públicos, incluidas las iglesias. En cuestión de semanas, miles de iglesias metodistas unidas estrenaron la adoración en línea o mejoraron las ofertas en línea existentes. La prisa para utilizar internet ocurrió justo antes de la Semana Santa, cuando muchas iglesias celebran la comunión el Jueves Santo y la Pascua; en ese momento los/as obispos/as se enfrentaron de repente al tema de aprobar la comunión en línea.

Bishop John Schol leads communion during a Zoom conference in the Greater New Jersey Conference. Screen shot courtesy of the Greater New Jersey Conference.
El Obispo John Schol dirige la comunión durante una conferencia vía Zoom en la Conferencia Anual Ampliada de Nueva Jersey. Captura de pantalla cortesía de la Conferencia Anual Ampliada de Nueva Jersey. 

Los/as cinco obispos/as de la Jurisdicción Occidental, donde surgió el COVID-19 en los Estados Unidos, emitieron una carta el 24 de marzo diciendo que se permitiría la comunión en línea mientras duren las restricciones. "No estamos ordenando que la Sagrada Comunión se celebre en todas nuestras congregaciones en este tiempo de distanciamiento social. Sin embargo, apoyamos a nuestro clero que a través de la reflexión y la oración han llegado a la convicción de que su congregación se fortalecería en esta hora al compartir la Sagrada Comunión" dijeron.

El Obispo Gregory Palmer, del Oeste de Ohio y su gabinete colaboraron en un ensayo argumentando que a partir de la peste bubónica en el siglo XVI, las grandes urgencias han exigido ajustes en la práctica cristiana, mientras que otros/as obispos/as han citado el documento del Oeste de Ohio en su decisión de permitir la comunión en línea.

Una revisión de Noticias Metodistas Unidas encontró que la mayoría de los/as obispos/as en los Estados Unidos y algunos/as en África, Europa y Filipinas, han permitido la comunión mientras estén vigentes las restricciones relacionadas con el COVID-19.

El Obispo Jeremiah Park, de la Conferencia Anual de Susquehanna, al principio le dijo a su clero que no ofreciera la comunión en línea, luego después de más oración y discernimiento con su gabinete cambió su decisión, y citó a John Wesley cuando dijo que él: "Ofreció los medios de gracia fuera de la práctica normal de la Iglesia de Inglaterra en su tiempo, y ésta es una forma de hacerlo".

Otros/as obispos/as han aconsejado o instruido al clero a que no ofrezcan la comunión en línea, sugiriendo otras prácticas, especialmente la Fiesta del Amor, una comida de comunión cristiana que recuerda las comidas que Jesús compartió con sus discípulos.

El Obispo Scott Jones, de la Conferencia Anual de Tejas fue uno de ellos y dijo: "De hecho, los/as cristianos/as han experimentado pandemias como esta en el pasado y simplemente hemos suspendido la celebración de la Sagrada Comunión durante esos tiempos".

La Obispa Cynthia Moore-Koikoi, de la Conferencia Anual del Oeste de Pensilvania, dijo que una razón por la que decidió no aprobar la comunión en línea fue el período de emergencia. "Sé por mi experiencia en psicología que no tomamos nuestras mejores decisiones cuando estamos bajo estrés, y éste podría no ser el mejor momento para cambiar nuestra perspectiva sobre la teología en torno a la comunión" dijo. Ni Jones ni Moore-Koikoi dudarían de sus colegas. Todos/as estamos haciendo lo mejor que podemos pues nadie nos enseñó a obispar en una crisis como ésta" dijo Moore-Koikoi.

 

Bishop Cynthia Moore-Koikoi sings with the choir at Ben Hill United Methodist Church in Atlanta during a worship service at the Black Methodists for Church Renewal meeting in April 2019. Moore-Koikoi has steered the Western Pennsylvania Conference away from having online communion during the COVID-19 emergency. File photo by Mike DuBose, UM News.
La Obispa Cynthia Moore-Koikoi canta con el coro en la Iglesia Metodista Unida Ben Hill en Atlanta durante un servicio de adoración en la reunión de Metodistas Negros/as para la Renovación de la Iglesia en abril de 2019. Moore-Koikoi ha alejado a la Conferencia Anual del Oeste de Pensilvania de celebrar comunión en línea durante la emergencia por el COVID -19. Foto de archivo de Mike DuBose, Noticias MU. 

El Obispo Mike Lowry de la Conferencia Anual Central de Tejas, se retractó de su apoyo a celebrar la comunión en línea, señalando que había reconsiderado su posición después de la reflexión y la lectura, incluido un comentario de Justus Hunter del Seminario Teológico Unido, y después compartió su decisión con otros/as obispos/as. "Reflexionando sobre mis acciones personales o las acciones de otros/as obispos/as, sobre la forma en que hemos manejado este tema, tanto individual como colectivamente como obispos/as, destaca la pobreza teológica de La IMU” escribió Lowry.

Mientras tanto, los/as eruditos/as litúrgicos/as metodistas unidos/as, especialistas en la vida sacramental, han sido parte del debate. Trece de ellos/as firmaron una carta a los/as obispos/as el mes pasado. Phillips ayudó a organizar el esfuerzo, al igual que la Rev. Karen Westerfield Tucker, profesora de adoración en la Escuela de Teología de la Universidad de Boston. La intención de la carta era expresar preocupación por las consecuencias eclesiales, teológicas, pastorales y ecuménicas del permiso, incluso el estímulo, de la comunión en línea celebrada por algunos de los/as obispos/as” dijo.

Suscríbase a nuestro nuevo boletín electrónico en español y portugués UMCOMtigo

¿Le gusta lo que está leyendo y quiere ver más? Regístrese para recibir nuestro nuevo boletín electrónico UMCOMtigo, un resumen semanal en español y portugués, con noticias, recursos y eventos importantes en la vida de La Iglesia Metodista Unida. 

¡Manténgase informado/a!

Ryan Danker, profesor asociado de historia de la iglesia y estudios metodistas en el Seminario Teológico Wesley, presentó su argumento contra la comunión pública en línea en un ensayo publicado en el sitio web de la Conferencia Anual de Baltimore-Washington.

Danker llamó a la celebración de la comunión en línea "sacramentalmente imposible" para los/as metodistas unidos/as. "De acuerdo con la doctrina metodista unida y la liturgia, creemos que la presencia real de Cristo está en el significado del pan y el vino dentro de la comunidad reunida, administrada por un/a clero ordenado/a o con licencia; cada aspecto de esa oración es necesario para tener comunión" escribió.

El Rev. Owen Ross, director de desarrollo de la iglesia para la Conferencia Anual del Norte de Tejas, ha respondido con su propio ensayo titulado "10 razones para la comunión en línea". Ross argumenta, entre otras cosas, que la comunión en línea extiende el "maná" espiritual a las personas que no pueden ir a la iglesia.

A nivel de la iglesia local, la unanimidad también es imprecisa. Rex y Sandy Jobe disfrutaron los servicios de comunión en línea ofrecidos los miércoles durante la cuarentena por su iglesia, Metodista Unida Highland Park en Dallas. "Ha sido muy especial para nosotros recordar a Cristo y lo que Cristo ha hecho en nuestras vidas" dijo Sandy Jobe.

 

Rex and Sandy Jobe take part in an online communion service offered during the quarantine by their church, Highland Park United Methodist in Dallas. Photo by of Rex Jobe.
Rex y Sandy Jobe participan en un servicio de comunión en línea ofrecido durante la cuarentena por su iglesia, Metodista Unida Highland Park en Dallas. Foto de Rex Jobe. 

Pero el Rev. Joyce Proctor, pastor de la Iglesia Metodista Unida Grace en Brooklyn, Iowa, dirigió la comunión en línea en Semana Santa y extrañó profundamente el poder llamar a sus feligreses por su nombre y entregarles los elementos. "Fue una comunión solitaria" dijo.

El Rev. Jeff Coleman ha llevado a la Iglesia Metodista Unida Sugar Hill, en Sugar Hill, Georgia, a una observancia de la comunión mucho más frecuente. Cuando surgió esta emergencia, él y su personal decidieron hacer la comunión en línea, elaborando una especie de guía con las mejores prácticas que ha sido compartida por la Conferencia Anual de Georgia del Norte. "Tratamos de ser teológicamente sensibles, sabiendo que tendríamos amigos/as y colegas que no están de acuerdo con nosotros/as" dijo Coleman.

Phillips, profesor Candler, dice que es hora de mirar hacia adelante y por ello está trabajando en un proyecto a corto plazo, que involucra a expertos/as en salud y una variedad de líderes de la iglesia, para desarrollar protocolos que cumplan con la seguridad cuando se impartan los sacramentos, al reabrirse las iglesias y poder reunirse nuevamente. Quiere una reunión posterior para considerar el futuro de la comunión en línea para el pueblo metodista. "No quiero complicarlo para laicos/as y pastores/as que operan de buena fe; pensemos en ello después y decidamos si fue algo bueno cuando estemos un tiempo lejos de la crisis" concluyó.

 

* Hodges reporta para Noticias MU y está radicado en Dallas. Kudzai Chingwe y Gladys Mangiduyos contribuyeron con esta historia. Puede llamar a Hodges al (615) 742-5470 o escribirle a [email protected]. Para leer más noticias metodistas unidas, ideas e inspiración para el ministerio suscríbase gratis al UMCOMtigo.

** Leonor Yanez es traductora independiente. Puede escribirle a [email protected] 

 

 

 

Entidades de la Iglesia
El Rev. Gary Graves, secretario de la Conferencia General, da instrucciones a los/as delegados/as durante la Conferencia General de 2019 en San Luis. Los/as organizadores/as del evento están formando dos equipos para analizar el tema de las visas y la logística, con la esperanza de evitar más demoras en la celebración de la asamblea legislativa superior de la denominación después de su aplazamiento hasta 2024. Foto de archivo de Mike DuBose, Noticias MU.

Comisión realiza esfuerzos para detener retrasos de la Conferencia General

Los organizadores de la principal asamblea legislativa de La Iglesia Metodista Unida buscan abordar los principales problemas que los llevaron a posponer la Conferencia General por tercera vez.
Entidades de la Iglesia
Esta foto de archivo muestra a los/as delegados/as en deliberaciones legislativas durante la Conferencia General Metodista Unida de 2016 en Portland, estado de Oregón. Citando preocupaciones sobre las limitaciones que impone la pandemia de  COVID-19 y la disponibilidad de visas, un grupo de 170 delegados/as envió una carta a los/as organizadores/as solicitando que la próxima Conferencia General sea pospuesta  para 2024. Por su parte, otro grupo organizado de África está instando a que se lleve a cabo este año como esta pautada. Foto de Mike DuBose, Noticias UM.

Delegados/as piden aplazar nuevamente Conferencia General

Una carta firmada por 170 delegados/as a la Conferencia General ha solicitado a la comisión organizadora a posponer la asamblea legislativa hasta 2024. Mientras tanto, otro grupo en África insta a que se realice este año como estaba pautada.
Entidades de la Iglesia
El acceso a las vacunas contra el COVID-19 sigue siendo un desafío mundial. La Asociación Pacto Wesleyano (WAC por sus siglas en inglés) está recaudando fondos para ayudar a que los/as delegados/as a la Conferencia General, provenientes de África, Eurasia y Filipinas, puedan vacunarse. Pero los/as obispos/as metodistas unidos/as y otros/as líderes de la iglesia dicen que el plan parece servir a una agenda y no a la comunidad en su conjunto. Imagen del coronavirus cortesía de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades; imagen de jeringa de Arek Socha, cortesía de Pixabay; gráfico de Laurens Glass, Noticias MU.

Protestan plan de vacunas de la Asociación Pacto Wesleyano

Varios líderes metodistas unidos, incluidos algunos/as obispos/as, están planteando preocupaciones éticas sobre el plan de la Asociación del Pacto Wesleyano para ayudar a los delegados de la Conferencia General en África, Europa y Filipinas a recibir las vacunas contra el COVID-19.