El Coronavirus no intimida a iglesias pequeñas iglesias

Other Manual Translations: English português

Si todo va bien, el Rev. Rick Metheney hará su debut predicando por internet este domingo pues las cuatro pequeñas iglesias de Virginia Occidental que dirige están cerrando debido a la amenaza del coronavirus, por lo que habló con un amigo experto en tecnología para que lo ayude a grabar un mensaje y publicarlo en YouTube. Está un poco preocupado porque no sabe cómo le irá en esta experiencia. "No soy un televangelista”, comenzó diciendo con una sonrisa y siguió adelante, sabiendo que su gente necesita escuchar la palabra y que é podía predicarles: "Son tiempos difíciles" dijo. 

Las iglesias metodistas unidas pequeñas y sus pastores/as están luchando junto a todos/as los/as demás debido al coronavirus, y parecen estar dando la talla a pesar de tener recursos limitados. “Todos/as en esta etapa solo piensan: '¿Cuál es el mejor enfoque que podemos dar al ministerio, cuando nisiquiera podemos ver a las personas cara a cara?'” dijo el Rev. Vic Casad, superintendente del distrito rural de la Conferencia Anual del norte de Texas.

With gatherings limited due to the coronavirus outbreak, Madras United Methodist Church, in Madras, Oregon, shifted to drive-thru pickup for the community food pantry it houses. Photo courtesy of Madras United Methodist Church.

Con la limitación de no poder reunirse debido al brote del coronavirus, la IMU Madras, en Madras, Oregón, escogió la opción de entregar directamente al carro, la comida de su banco de alimentos que tradicionalmente comparten con quienes acuden por provisiones. . Foto cortesía de la IMU Madras.  

Casi la mitad de las iglesias metodistas unidas en los Estados Unidos tenían menos de 100 miembros en 2017, según GCFA la agencia financiera de la denominación. Casad dijo que de las 83 iglesias que supervisa, solo un puñado había realizado transmisiones en vivo u otra adoración en línea antes de que la amenaza del coronavirus comenzara a cerrar las puertas de los templos.

Entre quienes transmitieron en línea el domingo 15 de marzo, estaba la Revda. Deana Lowe, pastora de la IMU Westview en Greenville, Tejas, donde la asistencia promedio a la adoración es de 30 personas. Ella creó un grupo de Facebook e invitó a los/as miembros de la iglesia a unirse, y ellos/as invitaron a otros. Lowe usó Facebook Live para presentar su mensaje, acompañada por una pareja quien toca el violín en la iglesia.

Lowe no tenía trípode ni micrófono especial, así que puso su tableta en un atril y trato lo mejor que pudo. Para su sorpresa, obtuvo 54 "vistas" y comentarios positivos. "Vamos a seguir adelante - con las transiciones en vivo – aun después de que la situación se normalice", dijo Lowe quien planea usar Skype para mantener la clase de confirmación de dos miembros de su iglesia.

El Rev. Randy Wall, presidente de la organización United Methodist Rural Advocates (Defensores Rurales Metodistas Unidos), señala que muchas iglesias pequeñas enfrentan obstáculos más allá de la falta de experiencia con la adoración en línea. En algunas áreas rurales, la velocidad de internet puede ser lenta y la cobertura de los teléfonos celulares irregular.

Estas fallas en los servicios suceden en la zona rural de Virginia Occidental, pero la Revda. Tammy Phillips, pastora de las seis iglesias en Nestorville Charge continuó, usando el servicio One Call Now para alertar a los/as miembros de todas las iglesias, para que estuvieran listos/as para el mensaje que transmitió a través de FaceTime desde la sala de su casa, donde había agregado una flor y una vela. "¡Tuvimos más de 220 visitas, lo que es el doble de nuestra membresía!" escribió en un informe para el boletín del Distrito de Mon Valley. "Por lo tanto, este modalidad nos ha permitido llevarle a otros/as el Evangelio".

As part of its coronavirus response, Epworth United Methodist Church in Phoenix plans to use its newly purchased radio transmitter to do a low-watt FM sbroadcast of Sunday worship. Photo courtesy of Epworth United Methodist Church.

Como parte de su respuesta al coronavirus, la IMU Epworth en Phoenix planea usar su transmisor de radio recién comprado para hacer una transmisión FM de baja potencia del culto dominical. Foto cortesía de la IMU Epworth.

Las iglesias pequeñas tienden a tener una membresía de personas mayores, incluidas muchas que no usan Internet. La solución de Phillips fue utilizar un servicio gratuito de llamadas en conferencia, para permitir que los/as miembros que no pudieran conectarse en línea, escucharan su mensaje. 

Al igual que la mayoría de sus miembros, la Revda. Rose Kingsbury, pastora a medio tiempo de la IMU de la Nación Onondaga en Nebrow, estado de Nueva York, no usa Internet. Kingsbury, quien también es  practicante de enfermería en un hogar de ancianos/as, les escribió y les envió una carta de aliento en estos tiempos cuando no pueden reunirse en persona. “Nosotros, los/as nativos/as americanos/as, no somos extraños/as; tenemos traumas intergeneracionales. Pero todavía estamos aquí y podemos hacer cosas que pueden ser positivas y útiles”, escribió Kingsbury, cuya ascendencia nativa es Cree: 

En el área rural, la IMU de Poesía a unas 40 millas de Dallas, el Rev. JB Bryant dijo que su popular círculo de costurase ha reducido a la fundadora Esta Bayse y otras dos mujeres, quienes mantienen la distancia entre ellas, pero cumplen con la cuota del círculo de fabricar artículos de tela para un hospicio.

Mantener un ministerio importante en marcha también ha sido un enfoque en la IMU Madras, en Madras, Oregon. La iglesia es el hogar de la despensa de alimentos de la comunidad de Madras y trabaja con socios/as para servir a los/as necesitados/as. Esta semana, la iglesia cambió la sede a una camioneta, y el martes los autos formaron una gran fila para retirar los alimentos. Cincuenta y ocho familias, más de 200 personas, fueron atendidas. "Es un récord", dijo la Revda. Nancy Slabaugh Hart, pastora metodista de Madras. 

Suscríbase a nuestro nuevo boletín electrónico en español y portugués UMCOMtigo

¿Le gusta lo que está leyendo y quiere ver más? Regístrese para recibir nuestro nuevo boletín electrónico UMCOMtigo, un resumen semanal en español y portugués, con noticias, recursos y eventos importantes en la vida de La Iglesia Metodista Unida. 

¡Manténgase informado/a!

La mayoría de las iglesias pequeñas se encuentran en las zonas rurales. En la IMU Epworth en Phoenix, el Rev. Bob Holliday ha comprado un transmisor FM de baja potencia para comunicarse con los/as miembros de su congregación. “Me puse en contacto con la FCC y me dijeron que mientras tengamos menos de 2 vatios, no necesitamos una licencia" dijo Holliday. El domingo, usará Facebook para transmitir en vivo el servicio de adoración de la iglesia que se realizará en el estacionamiento, en el panel bajo de un camión usado para clases remotas de la escuela dominical. Las personas que no tienen internet o que sólo desean una experiencia diferente pueden estacionar sus autos en nuestro estacionamiento y oir el servicio en sus radios. 

El Rev. Matt Rowe, pastor de la IMU North Rose en North Rose, Nueva York se une al Rev. Holliday al pensar que el brote del coronavirus brinda nuevas oportunidades a las iglesias. Rowe y su iglesia se han centrado últimamente en construir un ministerio de grupos pequeños, y han recurrido a Facebook para continuar esas reuniones. "El coronavirus realmente podría servir, a pesar del horror que genera, para despertar la necesidad del discipulado en grupos pequeños, ya sea en persona o en línea" dijo Rowe.

Los/as obispos/as de los Estados Unidos han utilizado recientemente sitios web de conferencias para publicar notas de agradecimiento al clero y a laicos/as por responder de manera creativa e infatigable. La Revda. Judy Pysell sirve a tres pequeñas iglesias en la zona rural de Virginia Occidental (su esposo sirve a cinco) y le han preguntado cómo está lidiando en este período del coronavirus. Su respuesta es simple: “Un día a la vez. Sin pánico, lo hago”. 

 

* Hodges reporta para Noticias MU y está radicado en Dallas. Heather Hahn contribuyó con este artículo. Los puede llamar al (615) 742-5470 o escribirles a [email protected]. Para leer más noticias metodistas unidas, ideas e inspiración para el ministerio suscríbase gratis al UMCOMtigo.

** Leonor Yanez es traductora independiente. Puede escribirle a IMU_Hispana-Latina @umcom.org

 

Iglesia Local
Dos fotos de las celebración del  "Mes de la Herencia Hispana", en la IMU Nuevo Amanecer de Des Plaines estado de Illinois, contrastan la manera como se llevaron a cabo las festividades presenciales en el 2019 (foto de la izquierda) y de manera virtual en el 2020 (foto de la derecha). Fotos cortesía de la Revda. Fabiola Grandon-Mayer, Conferencia Anual del Norte de Illinois..

De la cultura del beso y el abrazo, a la distancia y la mascarilla

Es una celebración abierta, masiva y esencialmente multicultural, porque se reconoce la presencia y aporte de las diferentes nacionalidades de habla hispana, presentes en la vida de las congregaciones.
Iglesia Local
La mayoría de las fiestas se llevan a cabo por la tarde o la noche cuando la gente ha regresado de su trabajo del día, y la Revda. Arbaugh siempre iba acompañada de su figura de “minion” de plástico como un toque adicional para las festividades. Foto cortesía de la Conferencia Anual del Este de Ohio.

Las “fiestas en los porches” han mantenido conectada a la congregación

La mayoría de las fiestas se llevan a cabo por la tarde o la noche cuando la gente ha regresado de su trabajo del día.
Entidades de la Iglesia
Más de siete meses después de que la pandemia del COVID-19 llegara, las perspectivas financieras para las conferencias son decididamente mixtas. Pero incluso con la reducción en las ofrendas, los/as tesoreros/as de la conferencia dicen que la situación no es tan grave como parecía en la primavera. Foto de Kathryn Price, Comunicaciones Metodistas Unidas. Gráfico de Laurens Glass, versión en español Rev. Gustavo Vasquez. Noticias MU.

Las conferencias anuales de la iglesia perseveran ante dificultades financieras

Las conferencias metodistas unidas están ofreciendo alivio a las iglesias y encontrando formas de seguir ministrando en medio de las dificultades causadas por la pandemia.