Legado del Obispo Asbury sigue modelando la iglesia de hoy

Other Manual Translations: Português

Claves:

• Este año, personas llamadas metodistas a ambos lados del Atlántico están celebrando el 250 aniversario de la travesía de Francis Asbury de Inglaterra a Estados Unidos.
• El futuro obispo dio forma a lo que ahora es La Iglesia Metodista Unida de maneras que sus miembros todavía la pueden ver hoy.
• Sus documentos continúan siendo desenterrados y arrojan luz sobre un ministerio extraordinario.

Con las llaves del auto en la mano, la Revda. Bonnie McCubbin estaba a punto de dejar su trabajo de archivo del día, cuando una caja en una pila de viejos registros de la iglesia llamó su atención. "Vi que tenía una etiqueta que decía 'Obispo Asbury' y pensé 'Esa no es una iglesia cerrada'".

La historiadora metodista unida guardó sus llaves, abrió la caja y comenzó a sacar con cuidado los papeles del interior; lo que descubrió ese 29 de septiembre fue un tesoro perdido: documentos que arrojan luz sobre un obispo pionero que desempeñó un papel clave en la configuración de lo que ahora es La Iglesia Metodista Unida (IMU).

El hallazgo llega en un momento propicio pues este otoño, tanto la Iglesia Metodista de Gran Bretaña como La IMU están celebrando el 250 aniversario del cruce del Atlántico por Asbury, desde Inglaterra hasta Estados Unidos.

Assine a nossa nova newsletter eletrônica em espanhol e português UMCOMtigo

Assine a nossa nova newsletter eletrônica em espanhol e português UMCOMtigo
Você gosta do que está lendo e quer ver mais? Inscreva-se para receber nosso novo boletim eletrônico da UMCOMtigo, um resumo semanal em espanhol e português, com notícias, recursos e eventos importantes na vida da Igreja Metodista Unida

¡FIQUE INFORMADO!

Cerca de la parte superior de la caja había una copia oficial de la última voluntad y testamento de Asbury de 1813, donde legó la mayor parte del poco dinero que tenía a Book Concern, el predecesor de la actual Casa Metodista Unida de Publicaciones. El contenido también incluía una carta fechada en 1800 de Eliza, la madre de Asbury, una de las pocas misivas de su propia mano que aún sobrevive, que le escribió desde Inglaterra a un hijo al que no volvería a ver en esta vida. Junto a estos papeles había certificados de ordenación firmados por el propio obispo.

McCubbin, director de museos y peregrinaciones de la Conferencia Anual de Baltimore-Washington y pastor de la IMU Old Otterbein, no es ajeno a los registros que se han pasado por alto durante mucho tiempo, pues ha pasado los últimos meses catalogando los documentos y artefactos almacenados en el Museo y Archivos de Lovely Lane que se encuentran en la IMU Lovely Lane en Baltimore. Pero esa tarde de septiembre en el museo, supo que había desempacado algo verdaderamente trascendental.

An 1800 letter from Eliza Asbury in England to her son, Bishop Francis Asbury, in the United States. She died in 1802. The Rev. Bonnie McCubbin recently rediscovered the letter while going through a box of Bishop Asbury’s papers. Photo by the Rev. McCubbin. 

Una carta de 1800 de Eliza Asbury, quien murió en 1802, escrita en Inglaterra a su hijo, el Obispo Francis Asbury, en los Estados Unidos. La Revda. Bonnie McCubbin redescubrió recientemente la carta mientras revisaba una caja con los papeles del Obispo Asbury. Foto del Rev. McCubbin.

Según las notas dejadas en la caja por un ex historiador de la conferencia, McCubbin estima que nadie había mirado estos documentos de Asbury en casi 60 años, y nunca habían estado en exhibición pública. Ella espera cambiar eso.

También Ashley Boggan Dreff, alta ejecutiva de la Comisión Metodista Unida de Archivos e Historia en Madison, Nueva Jersey. Después de leer la publicación de McCubbin en Facebook sobre el hallazgo, Dreff dijo que tuvo la tentación de subirse a un automóvil y conducir tres horas y media para ver los documentos en persona. “Este redescubrimiento enfatiza que nuestra narrativa nunca está del todo completa, incluso las historias de nuestros obispos fundadores, como la de Francis Asbury, todavía se están escribiendo" dijo Dreff.

Lo que nadie discute es que Asbury dejó un legado mucho más grande que cualquier monto en dólares legado en su testamento, ya que ayudó a dar forma no solo al panorama religioso de su país adoptivo, sino también a la forma en que los/as metodistas unidos/as hacen la iglesia hoy en día. No es de extrañar que unas 203 iglesias metodistas unidas en los Estados Unidos lleven su nombre.

"La Iglesia Metodista Episcopal puede haber nacido de las mentes de John y Charles Wesley y Holy Club en Oxford, pero fue Asbury quien finalmente la implementó y fue la fuerza impulsora detrás de su éxito" dijo McCubbin.

La IMU de hoy es una denominación internacional con aproximadamente 12,5 millones de miembros en cuatro continentes, y todo comenzó cuando Asbury aceptó el llamado para irse lejos de casa.

Celebrando la travesía

A portrait of Francis Asbury painted by American painter John Paradise (1783-1833) is part of the National Portrait Gallery of the Smithsonian Institution in Washington, D.C. Image courtesy of Wikimedia Commons. 

Un retrato de Francis Asbury realizado por el pintor estadounidense John Paradise (1783-1833) es parte de la Galería Nacional de Retratos de la Institución Smithsonian en Washington, D.C. Imagen cortesía de Wikimedia Commons.

La celebración del 30 al 31 de octubre en la histórica Iglesia Metodista Unida de San Jorge en Filadelfia contará con un banquete y un programa de 2 a 4 p.m., hora del Este de los Estados Unidos el 30 de octubre, y un servicio de adoración conmemorativo especial a las 10 a.m. el 31 de octubre. San Jorge es donde Asbury predicó por primera vez cuando llegó.

Para ver en linea haga click aquí

Cruzando un océano

Asbury creció como hijo de un trabajador en Great Barr, Inglaterra, parte de West Midlands de Gran Bretaña en rápida industrialización, donde el hollín flotaba en el aire y su vida pendía de un hilo. A los 12 años, Asbury dejó la escuela y al año siguiente, fue aprendiz de un metalúrgico local, mientras  también creció en la fe.

El movimiento metodista inicialmente se enfrentó a una recepción inestable, atrayendo tanto a la violencia de la mafia como a los/as conversos/as ansiosos/as. Entre esos/as primeros/as metodistas estaba la madre de Asbury, quien alentó a su hijo a comenzar a asistir a las reuniones metodistas locales. A los 21 años, él mismo era un predicador laico asignado a viajar por un circuito conformado por un grupo de iglesias.

En agosto de 1771 amplió aún más sus horizontes: se ofreció como voluntario cuando John Wesley pidió predicadores dispuestos a ir a Estados Unidos. Asbury zarpó hacia Filadelfia solo unas semanas después, el 4 de septiembre. Durante el viaje, reflexionó en su diario que no partía hacia el Nuevo Mundo en busca de honor o dinero y escribió: “Voy a vivir para Dios y traeré a otros para que también lo hagan”. Tenía 26 años en ese momento y nunca volvería a la tierra donde nació.

Escrita casi 30 años después de ese cruce del océano, la carta que su madre envió al hijo que había viajado mucho, es conmovedora. Eliza escribe con orgullo por el ministerio de su hijo y agradecida por su ayuda financiera. Sin embargo, también le dice que lo extraña, menciona su propia salud quebrantada y enumera las muertes de sus seres queridos: "Si vieras tu tierra natal antes de que me trasladen, bien puedes pensar que debería regocijarme de abrazarte".

Sus palabras ayudaron a humanizar a Asbury, dijo McCubbin, quien transcribió la carta para Noticias MU. “Tengo dos hijos pequeños y solo puedo imaginar lo que estaba pensando Eliza Asbury cuando su hijo pequeño partió hacia otro país para llevar el mensaje del Evangelio a un pueblo tan desesperado por Cristo” dijo McCubbin.

Siempre que los/as pastores/as y misioneros/as metodistas unidos/as van a donde se les llama, están siguiendo el ejemplo de Asbury.

Creciendo un movimiento

Los/as metodistas ya tenían un punto de apoyo en las colonias estadounidenses antes de la llegada de Asbury el 27 de octubre de 1771, pero se concentraron principalmente en Filadelfia y Nueva York con una presencia pequeña pero creciente en el sur. Asbury asumió la tarea de conectar estos grupos dispares y restablecer disciplinas wesleyanas como las reuniones de clases metodistas que se habían quedado en el camino en el Nuevo Mundo.

También expandió el movimiento metodista mucho más allá de los centros urbanos de Estados Unidos al entender que Estados Unidos había desarrollado su propia cultura y sabía cómo conectar el Evangelio con su gente. Todo este trabajo requirió muchos viajes a caballo y Asbury rara vez se quedaba en un lugar por mucho tiempo, viviendo como huésped en las casas de otros/as metodistas. En el momento de su muerte en 1816, Asbury había recorrido más de 130.000 millas y había cruzado las montañas Allegheny unas 60 veces. La presencia continua de los/as metodistas unidos/as en muchas comunidades rurales de todo el mundo comienza con el compromiso de Asbury.

Los viajes de Asbury

In his annual or semi-annual episcopal journeys, Francis Asbury visited practically every State in the Union. This map outlines his 1791-92 as detailed in the book, “Francis Asbury: The Prophet of the Long Road.” Map image by the Florida Center for Instructional Technology at the University of South Florida; graphic by Laurens Glass, UM News.  

Imagen del mapa del Centro de Tecnología Educativa de Florida en la Universidad del Sur de Florida, gráfico de Laurens Glass, Noticias MU.

El Obispo Francis Asbury jugó un papel clave en la organización del metodismo en los Estados Unidos. Lo que quizás no sepa es que recorrió 130.000 millas a caballo para hacerlo.

Obtenga más información sobre sus viajes, incluidos extractos de su diario, y siga el mapa en un viaje episcopal típico, viajando de Nueva York a Georgia y de regreso en 1791-92.

Leer artículo relacionado.

Dar a luz una nueva denominación

Con las habilidades organizativas de Asbury, el metodismo estadounidense creció rápidamente en la década de 1780. John Wesley concluyó que lo que comenzó como un movimiento reformista dentro de la Iglesia de Inglaterra necesitaría trazar su propio camino en los Estados Unidos recién independizados. Después de todo, es difícil permanecer en el redil anglicano cuando la mayoría del clero anglicano ha huido a Inglaterra, llevándose la autoridad para administrar los sacramentos con ellos.

Para 1784, Wesley determinó que debía actuar él mismo para proporcionar un ministerio sacramental entre los/as metodistas estadounidenses, ordenando a dos predicadores laicos metodistas como ancianos y a Thomas Coke, ya un sacerdote de la Iglesia de Inglaterra, como superintendente. Luego, los tres zarparon hacia los Estados Unidos.

Coke tenía instrucciones de ordenar a Asbury como superintendente adjunto del metodismo estadounidense. Los dos hombres se conocieron el 4 de noviembre de 1784, cuando Coke predicó en la Capilla de Barratt, un espacio de reunión cerca de Frederica, Delaware, construido en un terreno que Philip Barratt había donado a la Sociedad Metodista. Esa noche, en la casa de la viuda de Phillip Barratt, Miriam Sipple Barratt, Coke y Asbury planearon la "Conferencia de Navidad" en Baltimore, donde la Iglesia Metodista Episcopal tuvo su inicio formal.

Asbury no estuvo de acuerdo con las instrucciones de Wesley de una manera crucial; quería que los predicadores votaran sobre el plan para formar una iglesia independiente, así como su nombramiento como superintendente y el de Coke. Eso fue exactamente lo que sucedió cuando 81 personas se reunieron ese diciembre en el centro de reuniones de Lovely Lane.

A partir del día de Navidad, Asbury fue ordenado diácono, anciano y luego superintendente general en tres días consecutivos.

Coke les dijo en un sermón a los/as reunidos/as que había venido a ordenar al "Obispo" Asbury. La etiqueta pegó. La palabra "episcopal" en la Iglesia Metodista Episcopal dejó en claro que la iglesia tenía el gobierno de los obispos. Pero en el metodismo, los obispos debían ser elegidos por mayoría, una tradición que continúa hasta el día de hoy.

Historic United Methodist items from the United Methodist Commission on Archives and History include a Bible and glasses owned by Francis Asbury and a communion chalice used by Philip William Otterbein. File photo by Kathleen Barry, UM News.

Los artículos históricos metodistas unidos de la Comisión Metodista Unida de Archivos e Historia incluyen una Biblia y lentes propiedad de Francis Asbury, así como un cáliz de comunión usado por Philip William Otterbein. Foto de archivo de Kathleen Barry, Noticias MU.

Coke no se quedó en Estados Unidos por mucho tiempo y Asbury continuó su trabajo organizativo, ahora construyendo una nueva denominación.

“Fue Asbury quien pudo, a través de la organización de la Iglesia Episcopal Metodista, afirmar cierto control y dirección del movimiento para asegurarse de que se adaptara a Estados Unidos, pero también mantuvo gran parte de la visión del metodismo de Wesley” dijo el Rev. Philip Lawton, historiador de la Conferencia Anual Península-Delaware y voluntario en la Capilla de Barratt durante 30 años.

Asbury se hizo tan conocido que una persona solo necesitaba escribir en una carta “Obispo Francis Asbury, Estados Unidos” para que esa carta le llegara.

¿Quieres saber más?

Detail from the ordination of Bishop Francis Asbury at Methodist Episcopal Church of the United States in 1784. Engraving by A. Gilchrist Campbell from a painting by Thomas Coke Ruckle, 1882. Courtesy of the Drew University Methodist Collection (Madison, N.J.) via Wikimedia Commons. 

Detalle de la ordenación del Obispo Francis Asbury. Grabado de A. Gilchrist Campbell de una pintura de Thomas Coke Ruckle, 1882. Cortesía de la Colección Metodista de la Universidad Drew en Madison, Nueva Jersey, a través de Wikimedia Commons.

La información y los recursos sobre el Obispo Francis Asbury (1745-1816) están disponibles en la Comisión Metodista Unida de Archivos e Historia y Comunicaciones Metodistas Unidas.

Descripción general de Francis Asbury

Archivos e historia: Podcast del metodismo

Noticias MU: Celebrando el impacto de Asbury en 2 continentes

La Pregunta Metodista: ¿Qué influencia tuvo Francis Asbury en el papel de los/as obispos/as?

Comunicaciones Metodistas Unidas: Asbury, Ted Lasso y segundos pensamientos

Comprometerse con la esclavitud

Como Wesley, Asbury se opuso a la esclavitud y también trabajó en estrecha colaboración con dos líderes afroamericanos que ayudaron a dar forma al metodismo: Harry Hosier y Richard Allen.

Hosier tenía la reputación de ser uno de los mejores predicadores del movimiento y a menudo atraía a las multitudes más grandes. Allen fue un líder influyente en Filadelfia y jugó un papel clave en la lucha contra una devastadora epidemia de fiebre amarilla en la ciudad.

Pero incluso cuando los metodistas predicaron un mensaje contra la esclavitud, también hicieron arreglos para el racismo. Tanto Hosier como Allen estaban en la Conferencia de Navidad, pero ninguno tenía voto. En el sur, el mensaje abolicionista del metodismo se enfrentó a una hostilidad creciente y las cosas llegaron a un punto crítico en 1801 cuando una turba en Charleston, Carolina del Sur, atacó a dos predicadores metodistas blancos y mató a uno de ellos debido a ese mensaje.

Asbury enfrentó una elección entre continuar con la postura firme contra la esclavitud o el crecimiento en el Sur, dijo el historiador George Melton en el podcast de Archivos e Historia "Metodismo sin ataduras", y eligió el crecimiento, decidiendo que la iglesia permanecería oficialmente en contra de la esclavitud pero que la iglesia no presionaría el tema en los estados esclavistas.

"Asbury fue un metodista notable y pocas personas podrían haber encarnado el ministerio de la forma en que lo hizo; pero cometió errores drásticos, particularmente en lo que respecta a la raza, que tienen ramificaciones duraderas respecto a dónde se encuentra hoy el metodismo unido" dijo Dreff, el presentador del podcast.

Dejando un legado

Al final, Asbury fue difícil de seguir; nunca se casó y eligió la pobreza voluntaria: nunca poseyó mucho más de lo que podía llevar en sus alforjas y donó la mayor parte de sus fondos. Su incansable ministerio dio frutos pues cuando llegó hace 250 años, había alrededor de 600 metodistas en Estados Unidos y cuando murió 45 años después, había más de 200.000 (aproximadamente 1 de cada 36 estadounidenses).

La Obispa LaTrelle Easterling dirige las conferencias de Baltimore-Washington y Península-Delaware, que albergan varios hitos en el ministerio de Asbury y dijo:“Me inspira el Obispo Asbury por su humildad, su compromiso de ir a donde él sentía que Dios lo estaba enviando y su perseverancia frente a la adversidad”.

McCubbin, el historiador que redescubrió su testamento y otros documentos, describió su legado como más grande que la vida: "Nuestras reglas, nuestra estructura, nuestra Disciplina, nuestro modelo de Conferencia Sagrada, nuestra pasión por la justicia y la piedad, nuestra estructura itinerante no sería lo que es hoy sin el Obispo Asbury".

 

* Hahn es asistente al editor de noticias para Noticias MU. La puede llamar al (615) 742-5470 o escribirle a [email protected]. Para leer más noticias metodistas unidas, ideas e inspiración para el ministerio suscríbase gratis al UMCOMtigo.

** Leonor Yanez es traductora independiente. Puede escribirle a IMU Hispana-Latina @umcom.org

 

 

 

Entidades de la Iglesia
Durante su reunión en línea del 2 al 5 de noviembre, el Concilio de Obispos/as aprobó “Una narrativa para la continuidad de La Iglesia Metodista Unida” que describe una visión de iglesia donde todos/as tendrán un hogar.

Obispos/as presentan marco para una iglesia inclusiva

A medida que la denominación se acerca a definir un proceso de separación, el obispado ofreció una narrativa para describir sus esperanzas para la continuación de La Iglesia Metodista Unida.
Entidades de la Iglesia
El Obispo Thomas Bickerton es felicitado por su esposa, Sally, y el personal de la Conferencia Anual de Nueva York después de dar su discurso de aceptación como presidente entrante del Concilio de Obispos/as. Foto cortesía del Concilio de Obispos/as.

Obispos/as acuerdan narrativa para continuidad de La Iglesia Metodista Unida

Los/as obispos/as de África, Asia, Europa y América del Norte aprobaron abrumadoramente una narrativa que proporciona un marco y comienza a pintar un cuadro para la continuidad de La IMU.
Concilio de Obispos
Ante las demoras que ha traído la pandemia en la realización de la Conferencia General, mas de 250 metodistas unidos/as han firmado una carta, para solicitarle al Concilio de Obispo/as que permita la salida de las iglesias que así lo decidan, conservado sus propiedades. Foto cortesía de la Conferencia Anual de Nueva Jersey.

Piden a Obispos/as permitir salida de iglesias antes de Conferencia General

A medida que el Concilio de Obispos/as comienza su reunión en línea de otoño, un grupo de metodistas unidos está instando a los líderes a permitir que las iglesias que así lo deseen se vayan con propiedades.