Pan y Vino: la primera comida del hombre en la luna

Translate Page

Yo era solo un adolescente en ese momento. Crecí en Houston, con un padre en el negocio de las noticias, y sentí una conexión especial con la NASA desde el principio, incluso tuve la oportunidad de sentarme una o dos veces en las cabinas de transmisión temporal que se construyeron, para los anclajes de red cuando cada lanzamiento era un evento multimedia. Y así, al igual que millones en todo el mundo, me quedé totalmente inmóvil al ver las imágenes de televisión en blanco y negro que llegaron milagrosamente, desde más de un cuarto de millón de millas de distancia, a nuestra sala el 20 de julio de 1969.

Sin embargo, lo que no sabía en ese momento era qué más sucedió ese domingo, hace cinco décadas, cuando Neil Armstrong se convirtió en el primer ser humano en caminar en otro mundo. Incluso mientras se preparaba para ese histórico "salto gigante para la humanidad", su compañero, Buzz Aldrin, se preparó para otra cosa dentro de “El Águila”, desempacando pan y vino de recipientes de plástico y colocándolos en la computadora del sistema de guía.

Volviendo a la tierra, invitó a todos los que escuchaban a “cualquiera que sea y dondequiera que se encuentren, a hacer una pausa por un momento y contemplar los eventos de las últimas horas y dar gracias a su manera”. Y luego, al salirse de frecuencia de radio, Aldrin leyó en privado el Evangelio de Juan antes de verter el vino en un cáliz donde, por la disminución de la fuerza de gravedad de la luna, el vino "se enroscaba lenta y graciosamente por el costado de la copa", y prosiguió a tomar la comunión. En resumen, como escribió más tarde Aldrin en un artículo de la revista Guideposts, "el primer líquido que se vertió en la luna y la primera comida que se comió allí, fueron los elementos de la comunión".

Mi amigo Charles Anderson, que ha servido como pastor metodista para muchos en la comunidad de la NASA a lo largo de los años, lo ha expresado con elocuencia de esta manera: “Que conmovedor y apropiado, que el mayor logro tecnológico en la historia de la humanidad, incluyó el recordatorio sacramental del mayor acto de amor salvífico en toda la historia a saber, la gracia redentora de Jesucristo que ata el pasado al presente y los cielos a la tierra. La mayor distancia que los humanos han viajado desde nuestro hogar celestial todavía estaba al alcance de la promesa y la presencia del Dios viviente". O como Charles continúa agregando, “nunca podemos viajar a un lugar tan lejos donde Dios no esté”. Cincuenta años después, todavía no hemos podido hacerlo, incluso con un cohete Saturn V detrás de nosotros. Tal vez por eso, cuando Jesús nos dio la Santa Cena, nos dijo que lo recordásemos de esta manera siempre que podamos; y podríamos agregar, donde quiera que estemos.

 

* C. Chappell Temple pastor de la Iglesia Metodista Unida en Sugar Land, estado de Tejas. Es miembro adjunto de la facultad en la Escuela de Teología Perkins y enseña historia, doctrina y política  metodista unida.Para leer el artículo original en ingles abra aquí.

** El Rev. Gustavo Vasquez es el Director de Noticias Metodistas Unidas para la audiencia hispano/latina. Puede contactarle al (615)742-5155 o por el correo: [email protected].

Misión
La estatua más grande del Obispo Francis Asbury se encuentra cerca del frente del campus de la Universidad Drew, afiliada a los/as metodistas unidos/as en Madison, Nueva Jersey. Foto de archivo de Kathleen Barry, Noticias MU. Claves:

Legado del Obispo Asbury sigue modelando la iglesia de hoy

Francis Asbury jugó un papel fundamental en su historia con la Iglesia Metodista Unida. Los nuevos descubrimientos sobre su vida siguen siendo motivo de celebración.
Misión
La ordenación del Obispo Francis Asbury realizada por el Obispo Thomas Coke en Baltimore, Maryland durante la Conferencia de Navidad, la histórica reunión que estableció la Iglesia Episcopal Metodista de los Estados Unidos en 1784. Un grabado de A. Gilchrist Campbell de una pintura de Thomas Coke Ruckle, 1882. Cortesía de la Colección Metodista de la Universidad Drew (Madison, Nueva Jersey) a través de Wikimedia Commons.

La Pregunta Metodista: ¿Qué influencia tuvo Francis Asbury en los/as obispos/as?

Francis Asbury sentó el precedente para el trabajo de los obispos metodistas como organizadores del ministerio, como una fuente de unidad y en el desarrollo de consenso.
Misión
El Rev. Jonathan Pye, desde el púlpito del Nuevo Espacio de John Wesley en Bristol, Inglaterra, dirige un servicio el 12 de septiembre para celebrar el 250 aniversario del cruce del Atlántico hacia América de Francis Asbury. Pye es el presidente del distrito de Bristol de la Iglesia Metodista en Gran Bretaña y vicepresidente de los fideicomisarios del Nuevo Espacio de John Wesley. La asistencia al servicio fue limitada para permitir el distanciamiento social en medio de la pandemia por el COVID-19. Foto de Tim Tanton, Noticias MU.

Dos continentes celebran el impacto de Asbury

La Iglesia Metodista de Gran Bretaña y La Iglesia Metodista Unida celebran conjuntamente el 250 aniversario del cruce del Atlántico por Francis Asbury cuando vino de Inglaterra a los Estados Unidos.