Líderes opinan que aplazamiento de Conferencia General brinda una pausa necesaria

Other Manual Translations: English português

Con el retraso en la celebración de la Conferencia General motivado al COVID-19, las propuestas para dividir la denominación están en pausa. Sin embargo, varios/as líderes de la iglesia consideran que el trabajo de la iglesia continúa y quizás es más necesario que nunca, al evaluar el anuncio de que por razones de salud pública se requiere el aplazamiento de la principal asamblea legislativa de la denominación que estaba programada para mayo. No se ha determinado una nueva fecha para su celebración hasta el momento.

“Espero que los/as delegados/as puedan aprovechar este tiempo para olvidarse por completo de la Conferencia General por un tiempo, y para ser honesto ¡Ese es ciertamente mi plan!” dijo el Rev. Andy Bryan, delegado de la Conferencia Anual de Missouri y pastor principal de la IMU Manchester en Missouri. "Espero que usemos este tiempo para hacer el ministerio, compartir el amor de Dios y continuar siendo la iglesia que Dios nos llama a ser" agregó. 

Bryan y otros/as delegados/as que hablaron con Noticias MU acordaron que el aplazamiento era necesario, dada la emergencia de salud global y las restricciones de viaje impuestas. Sin embargo, también hablaron de la necesidad de usar en oración esta desaceleración en la toma de decisiones de la iglesia. 

"El aplazamiento de la Conferencia General para mí es decepción y bendición" dijo el Rev. George K. Weagba, un veterano delegado de la Conferencia General y vicepresidente de la Universidad Metodista Unida de Liberia, quien manifestó que la decepción viene de considerar que el retraso demora las decisiones sobre quedarse o abandonar la denominación, lo que puede conducir a la parálisis del ministerio. Sin embargo, también ve la posibilidad de que Dios tenga algo mejor en mente para las personas llamadas metodistas. “Recordemos que es en tiempo de crisis cuando la ‘voz’ del Señor habla a nuestros corazones turbados y si escuchamos, nos salva" concluyó. 

La Revda. Kennetha Bigham-Tsai, delegada de la Conferencia Anual de Michigan, compartió un sentimiento similar. Le pareció instructivo que el Salmo 46 sea el tema de la próxima Conferencia General, pues describe a Dios como un refugio cuando el mundo se desmorona. "Al final del Salmo se nos dice: ‘Quédense quietos y sepan que soy Dios’”. "Y eso es lo que espero que hagan los delegados" agregó. 

Suscríbase a nuestro nuevo boletín electrónico en español y portugués UMCOMtigo

¿Le gusta lo que está leyendo y quiere ver más? Regístrese para recibir nuestro nuevo boletín electrónico UMCOMtigo, un resumen semanal en español y portugués, con noticias, recursos y eventos importantes en la vida de La Iglesia Metodista Unida. 

¡Manténgase informado/a!

Durante gran parte de este año, el pueblo metodista unido se ha estado preparando para una posible separación de la iglesia y así resolver la creciente disputa de la denominación sobre el matrimonio igualitario y la ordenación de personas LGBTQ. En las últimas tres semanas, tres grupos diferentes de metodistas unidos/as se han reunido para discutir planes sobre cómo podría ser un futuro separado.

Ahora los/as líderes de la iglesia en todo el espectro teológico ven preocupaciones más inmediatas, y la propagación del COVID-19 deja fuera sin efecto la posibilidad de llevar a cabio grandes reuniones. Hasta el 20 de marzo la Universidad Johns Hopkins, que está rastreando casos, informó que el Coronavirus había infectado a más de 246.000 personas y había matado a más de 10.000 en todo el mundo. Estados Unidos tiene más de 14.000 casos, con un número de muertes que supera los 200.

Con el virus poniendo en peligro vidas y las cuarentenas dejando a las personas sin trabajo, la iglesia tiene un papel crucial que desempeñar, dijo Bigham-Tsai ejecutiva de la Mesa Conexional que coordina los ministerios de las agencias generales de la iglesia. Señaló que la denominación se ha comprometido durante mucho tiempo a promover la salud global y ministrar entre personas con dificultades económicas. "Este es precisamente el momento en que se necesita con urgencia y vital importancia el testimonio vibrante de nuestra iglesia conectada y centrada en Cristo, y enfocada en la misión" según un comunicado publicado por la mesa, de la que Bigham-Tsai es parte y los máximos ejecutivos de las 13 agencias generales de la denominación.   

En muchas regiones de la iglesia global las personas están bajo cuarentena. La Revda. Lilibeth Balagan, jefe de delegación de la Conferencia del Noreste de Filipinas, dijo que incluso las visitas al mercado en su área requieren permiso de las autoridades. Ella apoya las medidas firmes y el aplazamiento de la Conferencia General al tiempo que llamó a la iglesia a "ayudar a los/as más vulnerables".

La Obispa Cynthia Fierro Harvey, quien es la presidenta entrante del Concilio de Obispos/as, dijo que la pausa en los procedimientos de la iglesia puede ayudar con las prioridades: "Este es un momento para cuidarnos entre nosotros/as, incluso a distancia pues nunca ha sido más importante ser vecino/a" dijo Harvey, quien también dirige la Conferencia Anual de Luisiana y forma parte del comité ejecutivo del Concilio de Obispos/as que el 13 de marzo pidió a los/as organizadores/as de la Conferencia General que pospusieran la reunión legislativa internacional.

El Centro de Convenciones de Minneapolis, donde se había programado celebrar la reunión, anunció que cancelará los eventos hasta el 10 de mayo, lo que escapa de las manos de los/as organizadores/as. El cierre cubre los primeros cinco días de un total de 10, que duraría la reunión de la denominación, la cual espera congregar 862 delegados/as, 66 obispos/as y otro numero significativo de asistentes invitados provenientes de cuatro continentes. La medida tomada por el Centro de Convenciones implica que los/as líderes de la iglesia no tendrán que pagar multas por incumplimiento de contrato.

La Comisión de la Conferencia General se reunirá desde el 21 de marzo para discutir los próximos pasos. A pesar de ello no hay duda de que el aplazamiento cree aún más incertidumbre.

Jay Brim, delegado laico y abogado de la Conferencia Anual de Río Texas, quien también se desempeña como canciller de la conferencia, dijo que le preocupa el efecto sobre las iglesias y los/as miembros de la iglesia que ya están considerando abandonar la denominación y planean decidir poco después de la reunión de mayo. "Mi principal preocupación es que hay muchas personas que van a decir: ‘No estoy dispuesto/a a esperar más’". También se pregunta si el virus evitará que otras reuniones de la iglesia continúen según lo planeado. 

Metodistas unidos/as en Filipinas, Costa de Marfil y Alemania ya han pospuesto indefinidamente 19 conferencias anuales. Oswald Tweh, presidente del Concilio Judicial, anunció el 20 de marzo que el máximo tribunal de la denominación, posponía su reunión de primavera del 29 de abril al 2 de mayo en Minneapolis debido a la amenaza actual de Coronavirus: "Avisaremos oportunamente la nueva fecha" dijo.

Al Rev. Kah-Jin Jeffrey Kuan, delegado de la Conferencia Anual de California-Nevada y presidente de la Escuela de Teología de Claremont, le preocupa que los seminarios metodistas unidos vean postergada su aspiración de tener una denominación totalmente inclusiva, y advirtió que la reprogramación de la Conferencia General podría retrasar las contribuciones necesarias que reciben los seminarios metodistas unidos del Fondo de Educación Ministerial, pues en la Conferencia General se aprueba el presupuesto cuadrienal para toda la iglesia.

Mientras tanto, Bethany Amey planea usar Zoom y FaceTime para mantenerse en contacto con otros/as miembros de la delegación de la Conferencia Anual Ampliada de Nueva Jersey, que preside. "Es más importante que nunca que nuestro grupo esté conectado entre sí, de cualquier manera" dijo.

El Obispo Kenneth Carter, presidente del Concilio de Obispos/as y líder de la Conferencia Anual de Florida, dijo que la denominación continúa atravesando el desierto: “este es un momento en que las cosas se vuelven a despojar de sus principios básicos; los rabinos lo llamaron la escuela del alma, y creo que es un momento en que la iglesia redescubre lo que somos" dijo.

Al enfrentar lo desconocido, los miembros de la iglesia pueden consolarse al recordar el tiempo de prueba que Jesús paso en el desierto, un tiempo que el novelista Jim Crace llamó "Cuarentena". Bryan, delegado de la Conferencia Anual de Missouri, ve el potencial en este tiempo de “distancia social” como una oportunidad que tienen los miembros de la iglesia para redescubrir lo que les une.

“Oro para que esta pandemia nos ayude a darnos cuenta de que nuestras diferencias teológicas no son tan significativas como pueden parecer; quizás descubriremos después de esto que realmente somos uno/a en Cristo Jesús, como nos lo dicen las Escrituras”.

 

* Hodges y Hahn son reporteros para Noticias MU. Jim Patterson contribuyó con este artículo. Los puede llamar al (615) 742-5470 o escribirles a [email protected]. Para leer más noticias metodistas unidas, ideas e inspiración para el ministerio suscríbase gratis al UMCOMtigo.

 

** Leonor Yanez es traductora independiente. Puede escribirle a IMU_Hispana-Latina @umcom.org

 

 

Entidades de la Iglesia
El Rev. Kah-Jin Jeffrey Kuan, delegado de la Conferencia General de la Conferencia Anual de California-Nevada, habla durante el último día de la Conferencia General especial de 2019 en San Luis. La Comisión de la Conferencia General se reunió en línea en diciembre pasado para discutir la planificación de la Conferencia General pospuesta por COVID-19. Foto de archivo de Paul Jeffrey, Noticias MU.

La Conferencia General 2021 aún sin definición

Los organizadores de la máxima asamblea legislativa de La Iglesia Metodista Unida, han decidido no reabrir el proceso de recepción de propuestas legislativas y han establecido un cronograma para definir la situación del aplazamiento.
Entidades de la Iglesia
El estacionamiento de la Casa Metodista Unida de Publicaciones en Nashville, Tennessee, está casi vacío el lunes 14 de diciembre de 2020. Los/as empleados/as trabajaron de forma remota durante la pandemia por el COVID-19. La emergencia sanitaria también ha provocado una caída en los ingresos de la Casa de Publicaciones, lo que ha provocado despidos y la decisión de poner a la venta la sede. Foto de Mike DuBose,Noticias MU.

Casa editorial metodista unida entre las víctimas de la pandemia

Con los templos de la iglesia cerrados debido al COVID-19, la Casa de Publicaciones Metodistas Unidas ha experimentado una fuerte caída en las ventas y tuvo que tomar medidas severas para ahorrar costos.
El Comité Ejecutivo de la Iglesia Metodista Unida en Alemania acordó ser más abierto e inclusivo en asuntos relacionados con la sexualidad humana durante una reunión por video del 20 al 21 de noviembre. La decisión busca preservar la unidad a través de una perspectiva de convivencia respetuosa como camino a seguir. Foto de Klaus Ulrich Ruof, Comunicaciones Metodistas Unidas de Alemania.

Metodistas de Noruega y Alemania avanzan hacia una mayor inclusión

El comité superior de la iglesia alemana acuerda ser más abierto en asuntos de sexualidad humana, mientras que la Conferencia de Noruega planea emitir una disculpa pública a las personas LGBTQ.