Ex-pastor de megaiglesia metodista sentenciado a 6 años de prisión

Other Manual Translations: English 한국어
Kirbyjon Caldwell leads a Bible study at Windsor Village United Methodist Church in Houston in 2011. Caldwell was sentenced Jan. 13, 2021, to six years in prison for conspiracy to commit wire fraud in a $3.5 million investment scheme. Caldwell, who has made restitution of more than $4 million to victims of the scheme, apologized for his conduct during the sentencing hearing in federal court in Shreveport, La. File photo by Mike DuBose, UM News. 
Kirbyjon Caldwell dirigiendo un estudio bíblico en La Iglesia Metodista Unida de Windsor Village en Houston en 2011. Caldwell fue sentenciado el 13 de enero de 2021 a 6 años de prisión por conspiración para cometer fraude electrónico, en un plan de inversión de US$ 3.5 millones. Caldwell, quien ha restituido más de $ 4 millones a las víctimas del plan, se disculpó por su conducta durante la audiencia de sentencia en la corte federal en Shreveport, Luisiana. Foto de archivo de Mike DuBose, Noticias MU.

Kirbyjon Caldwell, ex pastor de una mega iglesia metodista unida de Houston, fue sentenciado a 6 años en una prisión federal y otro año en libertad supervisada por conspiración para cometer fraude electrónico.

El juez del Tribunal de Distrito de los Estados Unidos, S. Maurice Hicks Jr., también le dio a Caldwell una multa de $ 125,000 durante una audiencia de sentencia el pasado 13 de enero de 2021 en Shreveport, Louisiana: “Esta experiencia me ha llevado al valle de la desgracia y la deshonra. Me avergüenzo de mis acciones ", le dijo Caldwell a Hicks antes de ser sentenciado.

Caldwell, de 67 años, comenzó como pastor de la Iglesia Metodista Unida Windsor Village de Houston en 1982 con 25 familias. Bajo su liderato mando, creció hasta convertirse en la congregación más grande de La Iglesia Metodista Unida, con más de 18.000 miembros.

Entregó sus credenciales de clérigo en marzo pasado, antes de declararse culpable de colaborar con Gregory Alan Smith de Shreveport en un plan de inversión de US$ 3.5 millones. El esquema involucró bonos chinos antiguos y afectó a más de 20 residentes de Louisiana que confiaron fondos a Caldwell y Smith.

Los abogados de Caldwell presentaron evidencia en la audiencia de que les ha pagado a las víctimas más de US$ 4 millones. También suplicaron que lo confinaran a su casa, en lugar de ir a prisión, citando su tratamiento en curso para el cáncer de próstata, así como su hipertensión y la amenaza que representa el COVID-19 para los encarcelados con afecciones subyacentes. La abogada defensora Karima Maloney se refirió a la prisión como una "posible sentencia de muerte" para Caldwell.

Pero Hicks dijo que el acuerdo de culpabilidad acordado por Caldwell y los fiscales claramente anticipaba el tiempo de prisión. Sin embargo, reconoció el riesgo que representa la pandemia de COVID-19 y aplazó la fecha de reclusión Caldwell hasta el 22 de junio de este año. En Tejas, las personas mayores de 65 años ya están recibiendo la vacuna.

Hicks también acordó recomendar que Caldwell sirva en la prisión federal de baja seguridad en Bastrop, a unas 120 millas de Houston. El juez también resaltó la cantidad de cartas que había recibido reconociendo el trabajo comunitario y el ministerio de Cadwell en la iglesia, y mostró su complacencia por las acciones emprendidas por el expastor para resarcir financieramente a las víctimas. Pero al mismo tiempo, denunció que Caldwell utilizo su formación profesión y el liderato pastoral para atraer a los/as inversores que posteriormente perjudicó: “Lo que nunca escuché del acusado es la respuesta a la antigua pregunta de por qué ocurrió esto”, dijo Hicks.

Caldwell creció en Houston y llegó a la élite del Carleton College en Minnesota. Luego obtuvo una Maestría and Administración y Negocios de la reconocida Escuela de Negocios  Wharton y trabajó como banquero de inversiones en Nueva York. Posteriormente, atendió el llamado de Dios al ministerio, se inscribió en la Escuela de Teología Perkins de la Universidad Metodista del Sur en Dallas y luego tomó clases en el Colegio Universitario en Windsor Village.

Allí combinó un estilo de predicación de gran impacto entre quienes le escuchaban y un alcance comunitario innovador, centrado ayudar a resolver el problema de vivienda, educación y capacitación laboral. La iglesia creció hasta convertirse no solo en la más grande de la denominación, sino una de las iglesias afroamericanas mas grandes del país.

El propio Caldwell se hizo conocido en Houston y más allá y se desempeñó en juntas corporativas, en organizaciones sin fines de lucro y fue coautor de los libros "El evangelio del buen éxito" y "Fe empresarial".

Fue cercano al presidente George W. Bush, presidió la boda de su hija, Jenna Bush, e hizo publico su respaldo al ex presidente Barack Obama en su campaña.

En 2012, Windsor Village celebró los 30 años de Caldwell al frente de la iglesia, con elogios de los funcionarios públicos y de la ciudad de Houston declarando un "Día del Pastor Kirbyjon Caldwell".

Pero en 2013, Caldwell comenzó una colaboración criminal con Smith, un asesor de inversiones de Shreveport, que según un documento judicial titulado "Base fáctica para la declaración de culpabilidad" y firmado por Caldwell, Smith se acercaría a clientes y conocidos, prometiéndoles tasas de rendimiento altas y rápidas si invertían en bonos chinos para venderlos en un acuerdo elaborado por Caldwell. Pero, estos papeles solo tenían valor histórico, ya que fueron emitidos en el período anterior a que los comunistas asumieran el control del gobierno chino.

Caldwell y Smith recibieron alrededor de US$ 3.5 millones de los/as inversionistas incautos/as, quienes recibieron instrucciones de transferir fondos a cuentas bancarias controladas por Caldwell y un socio.

El documento que describe los hechos, dice que Caldwell recibió personalmente alrededor de US$ 900.000, parte de los cuales utilizó para pagar préstamos personales, hipotecas y tarjetas de crédito, y para mantener su estilo de vida.

Caldwell no se dio cuenta al principio de que los bonos eran ilegítimas, pero "ignoró deliberadamente la información recibida durante el período relevante de que estas transacciones no llegarían a buen término", dice el documento con base en los hechos.

Smith se declaró culpable en julio de 2019 de conspiración para cometer fraude electrónico y en noviembre pasado fue sentenciado por Hicks a seis años de prisión, seguidos de tres años de libertad supervisada. Hicks ordenó a Smith que pagara US$ 3.5 millones en restitución y una multa de US$ 100.000.

Tanto Caldwell como Smith fueron acusados en marzo de 2018, luego de una investigación del FBI y sus abogados celebraron una conferencia de prensa e insistieron en que era inocente: “A medida que avancemos, la verdad prevalecerá”, dijo Caldwell. Pero en la audiencia donde se dictó la sentencia, él se disculpó repetidamente y dijo que se habían beneficiado de sus víctimas: “lo siento mucho". Con voz entrecortada, también se disculpó con su familia y con los miembros de la IMU Windsor Village.

Una de sus víctimas también testificó, detallando la angustia que ella y su esposo soportaron y señalando que Caldwell había abusado de su posición como pastor respetado: “Ocultar sus acciones criminales bajo el manto del pastorado cristianismo es algo devastador”, dijo.

Suscríbase a nuestro nuevo boletín electrónico en español y portugués UMCOMtigo

¿Le gusta lo que está leyendo y quiere ver más? Regístrese para recibir nuestro nuevo boletín electrónico UMCOMtigo, un resumen semanal en español y portugués, con noticias, recursos y eventos importantes en la vida de La Iglesia Metodista Unida. 

¡Manténgase informado/a!

Aunque Caldwell ya no es pastor metodista unido, continuó siendo miembro del personal y predicador laico en Windsor Village mientras esperaba la sentencia.

Su esposa, la Revda. Suzette Caldwell, fue una pastora asociada de la iglesia durante mucho tiempo y el año pasado el obispo de la Conferencia Anual de Tejas Scott Jones, la nombró para suceder a su esposo como pastor principal. Jones dijo que la decisión de retener a Kirbyjon Caldwell en el personal fue de la iglesia. Tanto Suzette como Kirbyjon Caldwell han ocupado un lugar destacado en los servicios en línea de Windsor Village durante la pandemia.

En la audiencia de sentencia, se mencionó que la IMU Windsor Village hizo pagos a algunas de las víctimas del plan de inversión, y Kirbyjon Caldwell le devolvió el dinero a la iglesia. Hicks dijo que entendía que esos pagos eran anticipos contra el salario de Caldwell.

El liderazgo laico de Windsor Village compartió una declaración en Facebook poco después de la sentencia, que concluye diciendo: “El Señor velará por la familia de nuestra iglesia durante este tiempo. Sigamos teniendo fe y orando juntos/as. Tengamos animo bajo la promesa contenida en el Salmo 30:5, donde el gozo seguirá al dolor ”.

Floyd LeBlanc, presidente del comité de relaciones parroquiales del personal de la iglesia, dijo por teléfono que la sentencia "se siente como un duro golpe" dado el historial de servicio comunitario y eclesial de Caldwell: "Tomó una mala decisión sobre los socios comerciales en este asunto y tomó medidas extraordinarias para hacer las cosas bien. Ha hecho muchas contribuciones y ha impactado muchas vidas de manera positiva", dijo LeBlanc quien prometió que la IMU Windsor Village seguiría adelante “buscando primeramente el Reino de Dios”. Actualmente la iglesia se está asociando con un banco de alimentos local, para proveer comida a las personas necesitadas durante la pandemia.

Por su parte, el Obispo Jones también emitió una declaración después de la sentencia, resaltando lo que llamó la "elocuente declaración de arrepentimiento" de Kirbyjon Caldwell: "Seguimos orando por la sanación de todos/as los/as que han sido afectados/as, incluido el señor Caldwell, su familia, las víctimas y la congregación de la Iglesia Metodista Unida de Windsor Village".

 

* Hodges es un escritor de United Methodist News que vive en Dallas. Comuníquese con él al 615-742-5470 o newsdesk[email protected] Para leer más noticias de United Methodist, suscríbase a los resúmenes diarios o semanales gratuitos. Contacto con los medios de comunicación: Vicki Brown al (615) 742-5470 o [email protected]. Para leer más noticias de United Methodist, suscríbase a los resúmenes diarios o semanales gratuitos.

** El Rev. Gustavo Vasquez es el Director de Noticias Metodistas Unidas para la audiencia hispano / latina. Puede contactarle al (615)742-5155 o por el correo: [email protected]. Para leer más noticias metodistas unidas, ideas e inspiración para el ministerio suscríbase gratis al UMCOMtigo.

 

Iglesia Local
La Pastora Cassandra “Cassy” Nuñez nació en el norte de México y emigró con su familia a EE.UU. cuando tenía 9 años. Actualmente es beneficiaria de DACA, por lo que se denomina así misma como una “pastora DACAmentada". Foto cortesía de la Conferencia Anual Baltimore - Washington.

Una pastora hispana que sueña en voz alta

Núñez fue designada, como pastora local, a la IMU Hispana de Salem en julio pasado y ha venido trabajando en el desarrollo de relaciones frescas, genuinas y amistosas con su comunidad.
Iglesia Local
Rev. Carlos Uroza.

El Pastor del pequeño México

El Rev. Carlos Uroza predica dos servicios todos los domingos en la Iglesia Metodista Unida (IMU) Woodbine, el primero en inglés y el segundo en español en la Primera Iglesia
Iglesia Local
La Revda. Ruth Marsh ofrece una taza de té a Angi Rogers, una invitada en el refugio diurno de la Iglesia Metodista Unida (IMU) Trinidad en Idaho Falls, Idaho. Rogers no se había sentido bien y Marsh la instaló en un salón de clases de la escuela dominical para que descansara un poco. “Todos aquí cuidan de mí y de los/as demás” dijo Rogers.

Una iglesia pequeña que transforma vidas ofreciendo refugio a los/as necesitados/as

Una congregación metodista unida que trabaja en asociación con otras organizaciones comunitarias para brindar servicios a las personas sin hogar y a trabajadores/as pobres, ofreciendo desde comidas y baños hasta asistencia con programas sociales más amplios.