Metodistas comparten abrazos y testimonios después de inundaciones

Translate Page

Claves:

• Llueve ayuda para los/as sobrevivientes de las inundaciones de Kentucky.

• La Misión Metodista Unida de la Montaña, un proyecto de la Conferencia Anual de Kentucky, está ayudando a coordinar las donaciones para los/as afectados por la peor inundación en la historia del este de Kentucky.

• Mientras los/as voluntarios/as organizan y distribuyen la ayuda, también ofrecen un oído atento a quienes acuden a buscar ayuda.


Suscríbase a nuestro nuevo boletín electrónico en español y portugués UMCOMtigo

¿Le gusta lo que está leyendo y quiere ver más? Regístrese para recibir nuestro nuevo boletín electrónico UMCOMtigo, un resumen semanal en español y portugués, con noticias, recursos y eventos importantes en la vida de La Iglesia Metodista Unida. 

¡Manténgase informado/a!

Debbie Holcomb y Rose Calhoun estaban alegres mientras clasificaban toneladas de donaciones de alimentos que llegaban en camiones y por individuos a la Misión Metodista Unida de la Montaña para los/as sobrevivientes de la peor inundación en la historia del este de Kentucky. Las dos mujeres metodistas unidas estaban ofreciendo tanto abrazos como bolsas de comida. “Estamos viendo gente en condiciones lamentables. Personas que estuvieron esperando durante horas el ser rescatadas de lugares oscuros y húmedos; estaban solos/as y podían oír el llanto de los bebés. A veces solo necesitan ser retenidos” dijo Holcomb.

Flood survivor Rosemarie Peak (left) visits with volunteers Rose Calhoun (left) and Debbie Holcomb while picking up relief supplies at United Methodist Mountain Mission. Photo by Mike DuBose, UM News. 

Rosemarie Peak (izquierda), sobreviviente de la inundación visita a las voluntarias Rose Calhoun (izquierda) y Debbie Holcomb mientras recoge suministros de socorro en la Misión Metodista Unida de la Montaña.

Belinda Gross entró en busca de comida para su familia de cuatro personas comentó. “La inundación destruyó todo lo que tenía: lavadora y secadora nuevas y el refrigerador. Es la primera vez que tengo agua en mi casa”.

Tony Struzziery traía un camión lleno de donaciones desde Roanoke, Virginia: “Mi corazón me dijo que viniera. Soy contratista y regresaré para ayudar a las personas a detener el desarrollo de moho en sus hogares”.

Karen Bunn (left) visits with Dolly Barnett amid growing piles of relief supplies donated for flood survivors at United Methodist Mountain Mission. Bunn is the center’s executive director and Barnett is employed there. Photo by Mike DuBose, UM News. 
Karen Bunn (izquierda) visita a Dolly Barnett en medio de montones crecientes de suministros de socorro donados para sobrevivientes de inundaciones en la Misión Metodista Unida de la Montaña. Bunn es la directora ejecutiva del centro y Barnett trabaja allí.

La Misión Metodista Unida de la Montaña es un proyecto de la Conferencia Anual de Kentucky de La Iglesia Metodista Unida (IMU). Andy Mitchell, director de comunicaciones de la misión, dijo que la ayuda llega de todas partes y de diferentes grupos religiosos: “El grupo Islamico de Socorro trajo toneladas de agua y a las 6 p.m., hora de la oración, simplemente salieron a nuestro estacionamiento y colocaron sus tapetes y oraron después de trabajar duro para ayudar”.

Bishop Leonard Fairley visits with Karen Bunn (center) and the Rev. Karen Stigall at United Methodist Mountain Mission. Bunn is the center’s executive director and Stigall is superintendent of the Kentucky Conference’s South East District, where much of the recent flooding occurred. Photo by Mike DuBose, UM News. 
El Obispo Leonard Fairley visita a Karen Bunn (centro) y la Revda. Karen Stigall en la Misión Metodista Unida de la Montaña. Bunn es la directora ejecutiva del centro y Stigall es el superintendente del Distrito Sudeste de la Conferencia Anual de Kentucky, donde ocurrieron gran parte de las recientes inundaciones.

Karen Bunn, directora de la misión, dijo que vino a Jackson por un año y se ha quedado por 30 años; ella y su equipo han estado clasificando montañas de donaciones que han crecido aún más desde las inundaciones. “La gente lo ha perdido todo; viven en tiendas de campaña en su propiedad y sigue lloviendo. ¿Te imaginas cómo se deben sentir?” preguntó.

Austin Herald unloads relief supplies donated for flood survivors at United Methodist Mountain Mission. Herald is an employee of the center. Holding the door is volunteer Debbie Holcomb from Hampton (Ky.) United Methodist Church. Photo by Mike DuBose, UM News. 
Austin Herald, empleado del centro, descarga suministros de socorro donados a la Misión Metodista Unida de la Montaña, destinados a los/as sobrevivientes de las inundaciones. Sosteniendo la puerta está la voluntaria Debbie Holcomb de la Iglesia Metodista Unida de Hampton, Kentucky.

Holcomb y Calhoun dijeron que han sido testigos de "historias de Dios" una y otra vez. Como la mujer que entró y entre lágrimas les dijo que su lavadora, secadora y refrigerador sobrevivieron a la tormenta, pero los saqueadores se los robaron. Poco tiempo después, alguien llamó diciendo que solo tenían esos artículos y que querían donarlos, dijo Calhoun.

“La inundación fue mala, pero esta ayuda está siendo útil desde el extremo opuesto del espectro” dijo Mitchell.

 

* Gilbert es escritora independiente en Nashville, Tennessee. Contacto con los medios de comunicación: Julie Dwyer, editora de noticias. La puede llamar al (615) 742-5470 o escribirle a [email protected]. Para leer más noticias metodistas unidas, ideas e inspiración para el ministerio suscríbase gratis al UMCOMtigo.

** Leonor Yanez es traductora independiente. Puede escribirle a IMU Hispana-Latina @umcom.org


Para donar, dé al Comité Metodista Unido de Ayuda y Respuesta a Desastres de los Estados Unidos y Recuperación a través del Avance #901670.

Las donaciones también se pueden hacer directamente a Respuesta a Desastres Avance #200902 de la Conferencia Anual de Kentucky.

Para leer la historia principal: Las iglesias de Kentucky ayudan a los/as afectados/as por las inundaciones

Temas Sociales
La búsqueda de los jóvenes desaparecidos se ha mantenido desde el viernes 23 de septiembre, en la cual participan varios cuerpos de seguridad, voluntarios, la comunidades organizadas en la zona y perros entrenados para estas labores. Se han rastreado mas de 15 kilómetros de las márgenes de la quebrada La Molina, en la cual se produjo el aluvión que arrastró a los 10 jóvenes del campamento metodista. Foto cortesía de Protección Civil del estado Táchira, Venezuela.

Tragedia enluta el metodismo en Venezuela (Actualizada)

Siete jóvenes que participaban en el Campamento Nacional del Concilio de Iglesias Metodistas de Venezuela, perecieron al ser arrastrados por la corriente intempestiva de un rio en el estado Táchira.
Misión
La Primera Iglesia Metodista Unida de Aransas Pass, Tejas se convirtió en un hospital temporal después de que el huracán Celia azotara a la comunidad el 3 de agosto de 1970 y nacieran 85 u 86 bebés, no se tiene la cifra exacta, en el ala de educación de la iglesia. Las mamás con 31 de esos/as bebés se reunieron para una fotografía junto al Rev. Milford “Zeke” Zirkel pastor de la iglesia, quien está de pie atrás. Foto cortesía de la Primera Iglesia Metodista Unida de Aransas Pass.

Huracán convirtió a iglesia metodista en sala de maternidad

Después del huracán Celia, en 1970, la Primera Iglesia Metodista Unida de Aransas Pass, en Tejas, se convirtió en un hospital temporal para su comunidad y vio más de 80 personas nacer en sus instalaciones. Algunos de esas personas se reunieron para un culto especial.
Agencias Generales
Los miembros de la comunidad pasan frente a un sitio de distribución de alimentos del Comité Metodista Unido de Auxilio después del tifón Haiyan en Dagami, Filipinas. Foto de Mike DuBose, Noticias MU.

La Pregunta Metodista: ¿Cómo puedo ayudar cuando ocurre un desastre?

Puede ser voluntario, capacitarse como socorrista de emergencia, contribuir con dinero o suministros a través de UMCOR (Comité Metodista Unido de Auxilio).