Obispo se compromete a luchar contra la violencia doméstica

Tamica Smith-Jeuitt

8 de abril, 2013 | Conferencia Mississippi


Obispo James Swanson. Foto UMNS por Cassandra M. Zampini, GBGM.

En 1968, el Obispo James Swanson Sr. tenía 18 años cuando la vida de su madre terminó en forma trágica. Su padrastro, un alcohólico, asesinó a su madre cuando ella se rehusó a darle dinero para beber.

Swanson prometió que él sería parte de la solución para terminar con la violencia doméstica y para trabajar en concientización. En 2006, Swanson recibió un e-mail que le recordó la promesa que hizo. El mensaje contaba los pensamientos que, desde la tumba, enviaba una víctima de la violencia doméstica.

"Durante la mayor parte de mi vida, pensé que nunca estaría en una posición de lograr cambios en cuanto a la violencia doméstica", dijo Swanson, que leyó la historia cuando servía como obispo de la Conferencia Anual Holston, Tenn. De modo que, con gran tristeza compartió su dolor por medio de una carta para la iglesia a través de un e-mail.

"Me conmocionó recibir tantos e-mails y cartas de gente que me pedía hiciera algo sobre el problema. De modo que, decidí formar un equipo de trabajo respecto a la violencia doméstica", explica.

Swanson planea abogar contra el abuso doméstico en Mississippi, donde ahora es el nuevo obispo de dicha conferencia.

"Dios quiere que nos preocupemos por la gente que no puede defenderse. Como iglesia debemos encontrar una forma de hablar y empoderar a la gente para que hablen en contra de la violencia doméstica", dijo.

Dada su experiencia, no sorprende que Swanson aceptara ser entrevistado para un programa de televisión titulado "Mississippi Lawmen". El programa presentará los esfuerzos del estado para combatir el crimen y apoyar a sus víctimas. El programa se lanzará al aire el otoño de 2013.

Ginger Grissom, director ejecutivo del centro Wesley House Community, le pidió a Swanson que participara. Wayne Burns, productor del programa, también pensó que la participación de Swanson sería importante. Burns es fotógrafo periodista de Meridian ABC y el conductor del programa Outdoors Allstars, que se trasmite en Direct TV.

"El Obispo está en el camino correcto. Está a favor de las familias, a favor de los niños trabajando juntos armoniosamente. Desea ayudar a quienes sufren y eso es lo que queremos que los televidentes vean", dijo Burns.
Temas Sociales
Madre migrantes en un campamento improvisado cerca del cruce fronterizo en Tijuana, reciben alimentos y otros suministros de ayuda de la Iglesia Metodista Nuevo Pacto y la Iglesia Evangélica San Pablo en Tijuana. Unos 1.500 inmigrantes se han establecido allí, muchos/as de ellos/as con la esperanza de presentar solicitudes de asilo ante las autoridades de inmigración de Estados Unidos. Foto de Mike DuBose, Noticias MU.

Las madres de la frontera cuentan sus historias

Las madres migrantes en la frontera mantienen su lucha por buscar un futuro más esperanzador para ellas y sus familias.
Iglesia Local
La Pastora Cassandra “Cassy” Nuñez nació en el norte de México y emigró con su familia a EE.UU. cuando tenía 9 años. Actualmente es beneficiaria de DACA, por lo que se denomina así misma como una “pastora DACAmentada". Foto cortesía de la Conferencia Anual Baltimore - Washington.

Una pastora hispana que sueña en voz alta

Núñez fue designada, como pastora local, a la IMU Hispana de Salem en julio pasado y ha venido trabajando en el desarrollo de relaciones frescas, genuinas y amistosas con su comunidad.
Entidades de la Iglesia
La Comisión General sobre Religión y Raza (GCORR por sus siglas en inglés) y la Comisión General de Estatus y Rol de Mujeres (GCSRW por sus siglas en inglés) de La Iglesia Metodista Unida (IMU) han recibido una solicitud del Caucus hispano-latino para observar el proceso que se le sigue a la Obispa Minerva Carcaño. Fotocomposicion cortesía de MARCHA.

MARCHA solicita a comisiones de raza y mujer supervisar proceso contra la Obispa Carcaño

Desde el anuncio de la suspensión de la Obispa Carcaño, MARCHA ha planteado cuestionamientos al proceso enviando dos cartas abiertas al Colegio de Obispos/as de la Jurisdicción Oeste y la Comisión Episcopal