Metodistas unidos/as ayudan a comunidades víctimas de Boko Haram

Boko Haram, es un grupo fundamentalista islámico que ha estado infiltrándose en los estados del noreste de Nigeria desde los años 90, que provocó la indignación global y la atención de los medios de comunicación occidentales, después de que secuestrara aproximadamente 276 adolescentes en 2014. Hoy, Boko Haram continúa causando estragos en Nigeria, produciendo una grave escasez de alimentos debido a la violencia en curso en diferentes zonas.

El conflicto ha obligado a dos millones de personas a huir de sus hogares para buscar seguridad donde puedan encontrarlo. En medio de la violencia y el caos generado por las acciones de Boko Haram, el Comité Metodista Unido de Auxilio (UMCOR) se está asociando con Mission 21, antes conocida como la Misión de Basilea,

Yollande Yambo, coordinadora del Área África para Conexiones de Mission Global de la Junta General de Ministerios Globales (GBGM) de La Iglesia metodista Unida (IMU), describe el trabajo de Mission 21 como “un grupo de apoyo permanente para las comunidades que han sobrevivido a los ataques de Boko Haram. Mission 21 está capacitando a sobrevivientes a través del desarrollo sostenible para que puedan trabajar dentro de sus propias comunidades para apoyarse mutuamente. No queremos que la gente termine como mendigos, sino que deseamos que las comunidades afectadas tomen posesión de lo que tienen y reconstruyan lo que ha sido destruido”.

“Después de conocer el trabajo de la Misión 21, quedó claro que GBGM tenía que estar en asociación con esta organización. A través de una donación de $ 100.000, UMCOR y Mission 21 están trabajando en conjunto para proveer alimentos a más de 600 hombres, mujeres y niños. Cuando se le preguntó cómo la iglesia puede apoyar al pueblo nigeriano, Yambo se apresuró a responder: "En primer lugar, orar por Nigeria, porque la oración funciona. Boko Haram es un movimiento, hasta la fecha, que ha resultado difícil de controlar para el gobierno nigeriano. Una delegación de Nigeria me expresó, sin embargo, que creen que este grupo terrorista puede ser disuelto por el poder del amor. Oremos para que las comunidades puedan vencer el miedo a través del amor de Cristo. En segundo lugar, el trabajo de GBGM no puede continuar sin el apoyo de aquellos/as que ofrendan con generosidad".

Demuestre su apoyo a los esfuerzos de UMCOR en Nigeria y otras comunidades vulnerables alrededor del mundo, ofrendando a la Respuesta a Desastres Internacionales, Avance # 982450.

* Bella DiFilippo es enlace del área del programa para las comunicaciones de los ministerios globales.

** El Rev. Gustavo Vasquez es el Director de Comunicaciones Hispano/Latinas de la IMU. Puede contactarle al (615)742-5111 o por el [email protected].

Temas Sociales
Madre migrantes en un campamento improvisado cerca del cruce fronterizo en Tijuana, reciben alimentos y otros suministros de ayuda de la Iglesia Metodista Nuevo Pacto y la Iglesia Evangélica San Pablo en Tijuana. Unos 1.500 inmigrantes se han establecido allí, muchos/as de ellos/as con la esperanza de presentar solicitudes de asilo ante las autoridades de inmigración de Estados Unidos. Foto de Mike DuBose, Noticias MU.

Las madres de la frontera cuentan sus historias

Las madres migrantes en la frontera mantienen su lucha por buscar un futuro más esperanzador para ellas y sus familias.
Misión
El misionero cubano Rev. Dr. Leonardo Benítez (a la derecha de la imagen), junto a la Junta Metodista Unida de Salud del Este de Angola, están en camino de reducir la malaria en un 20 % en nueve comunidades de la provincia de Malanje en 2022. Una clave de su éxito han sido los equipos de jóvenes voluntarios/as, como el que se muestra en la gráfica, quienes visitan casa por casa para ofrecer estrategias de prevención de la malaria. Foto cortesía de UMCOR.

Metodistas ayudan a reducir malaria en Angola concientizando comunidades

La Junta Metodista Unida de Salud del Este de Angola, está en camino de reducir la malaria en un 20 % en nueve comunidades de Malanje a través de los equipos de jóvenes voluntarios/as, quienes visitan casa por casa.
Iglesia Local
La Pastora Cassandra “Cassy” Nuñez nació en el norte de México y emigró con su familia a EE.UU. cuando tenía 9 años. Actualmente es beneficiaria de DACA, por lo que se denomina así misma como una “pastora DACAmentada". Foto cortesía de la Conferencia Anual Baltimore - Washington.

Una pastora hispana que sueña en voz alta

Núñez fue designada, como pastora local, a la IMU Hispana de Salem en julio pasado y ha venido trabajando en el desarrollo de relaciones frescas, genuinas y amistosas con su comunidad.