Iglesias de Luisiana son azotadas por el huracán Laura

Other Manual Translations: English português

La Revda. Angela Cooley Bulhof evacuó con su familia a Houston antes de que llegara el huracán Laura, pero pronto recibió la noticia de que su iglesia, IMU de la Universidad en Lake Charles, Luisiana, fue impactada por la poderosa tormenta. "Una pared entera que da a la calle básicamente se derrumbó", dijo la pastora, quien recién comenzó su trabajo con la iglesia el 1 de julio. "Hay trozos de techo en todos los edificios que fueron completamente arrancados".

¿Cómo puedes ayudar?

Donando al Comité Metodista Unido de Auxilio para la Respuesta y Recuperación ante Desastres en los Estados Unidos a través del Avance # 901670

La Conferencia Anual de Luisiana está solicitando donaciones para su ministerio de respuesta a desastres.

Otros edificios de la iglesia metodista unida al suroeste de Luisiana, incluido el campus satélite de la Universidad Metodista Unida, sufrieron daños en diversos grados por el huracán Laura.

Cynthia Fierro Harvey, Obispa de la Conferencia Anual de Luisiana, expresó su gratitud porque el huracán causó menos daños de lo que se temía, por las inundaciones relacionados con la marejada ciclónica. "Pero el viento no jugó a nuestro favor", dijo a la conferencia en un video.

Suscríbase a nuestro nuevo boletín electrónico en español y portugués UMCOMtigo

¿Le gusta lo que está leyendo y quiere ver más? Regístrese para recibir nuestro nuevo boletín electrónico UMCOMtigo, un resumen semanal en español y portugués, con noticias, recursos y eventos importantes en la vida de La Iglesia Metodista Unida. 

¡Manténgase informado/a!

Temprano el 27 de agosto, el huracán Laura llegó con vientos de hasta 150 millas por hora cuando tocó tierra a lo largo de la costa del Golfo, al suroeste de Luisiana y el sureste de Texas; luego se movió hacia el norte y después al este como una tormenta tropical. Produjo al menos 11 muertes y ha dejado a cientos de miles de personas sin electricidad. Las fotos aéreas confirmaron la devastación en Lake Charles y sus alrededores, incluidas casas y negocios destruidos.

El clero metodista unido en esa ciudad y en otras partes del suroeste de Luisiana se unió a otros/as residentes para evacuar antes del huracán y luchaban desde lejos para obtener información sobre sus iglesias y residencias. Bulhof compartió fotos de casas del personal y miembros de la Universidad Metodista Unida, gravemente dañadas. Ella recibió temprano un informe alentador sobre su casa, pero supo que la Escuela Diurna de la Universidad Metodista Unida había sido impactada y que el daño del campus de la iglesia era generalizado. “Afectó nuestro santuario, los salones de escuela dominical, nuestras oficinas, todo” dijo.

The home of James Hyatt, worship leader at University United Methodist Church in Lake Charles, La., was badly damaged by Hurricane Laura. Photo courtesy of the Rev. Angela Cooley Bulhof, University United Methodist Church.
La casa de James Hyatt, líder de alabanza en la IMU de la Universidad en Lake Charles, Luisiana, resultó gravemente dañada por el huracán Laura. Foto cortesía de la Revda. Angela Cooley Bulhof, de la IMU de la Universidad. 

Bulhof ya ha comenzado a escuchar de otras iglesias metodistas unidas locales, ofreciéndole un espacio temporal a la Universidad o ayudar de otras maneras. “Por eso sabes que la conexión metodista unida es tan maravillosa” dijo. El Rev. Andy Goff quien dirige en Luisiana la IMU Welsh Memorial en Vinton, y la IMU Maplewood en Sulphur. Ambas iglesias resultaron dañadas por el huracán.

Dos de los tres edificios en Maplewood tienen lo que parecen ser problemas menores, pero al salón de la comunidad, que incluye las oficinas de la iglesia, le fue mal. “Los muros están caídos. Pudo ser por un tornado relacionado con el huracán, o simplemente por los vientos de Laura” dijo Goff, cuya rectoría no resultó afectada.

El Rev. Mel Yorks dirige tres iglesias metodistas unidas en el suroeste de Luisiana y se sintió aliviado al ver fotos que mostraban que uno de ellas, la IMU Wakefield en Cameron, estaba rodeada de agua pero aún de pie.

“Cuando vi las fotos, casi lloré de alegría” dijo Yorks, señalando que la iglesia había perdido santuarios por huracanes anteriores.

El pastor informó que otra de sus iglesias, IMU Sweetlake cerca de Bell City, sufrió daños importantes en el techo de su gimnasio. Yorks, quien fue evacuado a Vicksburg, Mississippi, todavía estaba esperando noticias sobre su tercera iglesia, IMU Grand Chenier.

Squyres United Methodist Church, in Ragley, La., is among the United Methodist structures damaged by Hurricane Laura. Photo courtesy of the Rev. Lindsey Sirman.
La IMU Squyres, en Ragley, Luisiana, se encuentra entre las estructuras metodistas unidas dañadas por el huracán Laura. Foto cortesía de la Revda. Lindsey Sirman. 

La Revda. Lindsey Sirman es pastora de la IMU Squyres en Ragley, al norte de Lake Charles, y desde su lugar de evacuación en Austin, Texas, se enteró de un daño significativo a la iglesia. “Una de nuestras puertas laterales se abrió por la tormenta y la mayoría de las ventanas están rotas. También tuvimos muchos daños en el techo, y mucha lluvia y viento en todo el edificio" dijo, y prometió que la iglesia, a pesar de los daños en la propiedad, estará ahí para la comunidad.

"Todos/as tenemos mucha esperanza; sabemos que Dios está con nosotros/as y que superaremos esto juntos/as como lo hemos hecho a otras tormentas" dijo Sirman.

La Conferencia Anual de Texas se había preparado para un daño generalizado al este de Houston, pero aunque muchos estaban sin electricidad allí, la situación no parecía terrible.

"Nuestra área no se vio tan afectada como se esperaba" dijo la Revda. Romonica Malone-Wardley, superintendente del Distrito Sudeste, en un artículo publicado en el sitio web de la Conferencia Anual de Texas. La evaluación continúa en gran parte de la Conferencia Anual de Luisiana, especialmente al suroeste del estado, donde los árboles caídos y los cables eléctricos dificultaron el acceso a algunos/as vecinos/as, dijo el Rev. Todd Rossnagel, director de comunicaciones de la conferencia.

La limpieza de escombros y otros esfuerzos de ayuda del pueblo metodista unido debe posponerse por ahora, dijo la Revda. Elaine Burleigh, quien dirige la oficina de participación y alcance misional de la conferencia. “Solo tenemos que estar a la espera. No es seguro” dijo, pero enfatizó que pronto se necesitarán equipos de respuesta a desastres.
Bulhof prometió que los daños a la propiedad causados por el huracán Laura no alterarían la misión de la IMU de la Universidad de amar a sus vecinos/as, incluida la atención especial a la población vulnerable. El huracán presentará nuevas oportunidades para extender esa misión, dijo. 

"Es asombroso cómo Dios edifica en tus  experiencias para aumentar tu potencial para el ministerio dondequiera que te encuentres".

The home of Janice and Joey Redlich in Big Lake, La., was devastated when Hurricane Laura hit the Gulf Coast on Aug. 27. The Redlichs are the parents of the director of the University United Methodist Church Day School, Katie Stewart. Photo courtesy of the Rev. Angela Cooley Bulhof, University United Methodist Church.
La casa de Janice y Joey Redlich en Big Lake, Luisiana, quedó devastada cuando el huracán Laura azotó la costa del Golfo el 27 de agosto. Los Redlich son los padres de la directora de la Escuela Diurna de la IMU de la Universidad, Katie Stewart. Foto cortesía de la Revda. Angela Cooley Bulhof, IMU de la Universidad.

 

 

 

 

* Hodges reporta para Noticias MU y está radicado en Dallas. Lo puede llamar al (615) 742-5470 o escribirle a [email protected]. Para leer más noticias metodistas unidas, ideas e inspiración para el ministerio suscríbase gratis al UMCOMtigo.

** Leonor Yanez es traductora independiente. Puede escribirle a [email protected]

Misión
Los incendios forestales arden durante una noche a mediados de agosto cerca de Susanville, California. Estos incendios han destruido más de 30.000 hectáreas de tierra alrededor de Susanville. Foto de Doug Magill, Ejército de los Estados Unidos.

Incendios y pandemia dificultan entrega de ayuda por desastres en el Oeste

Después de un huracán o un tornado, los equipos de ayuda en casos de desastre y los voluntarios de la iglesia suelen entrar en acción. Tal respuesta no ha sido posible ante la gran cantidad de incendios forestales.
Misión
El Rev. Mark Becker (centro) le entrega un cheque de $50.000 al Obispo Héctor F. Ortiz, líder episcopal de la Iglesia Metodista de Puerto Rico, y Glorymar Rivera-Báez, directora del programa de recuperación ante desastres con Rehaciendo Comunidades con Esperanza (REHACE). Los fondos ayudarán a REHACE a proporcionar tratamiento de casos y terapia de atención emocional a los/as puertorriqueños/as afectados/as por los terremotos. Foto por Tita Parham,  FUMF.

Trabajo conjunto entre metodistas de Florida y Puerto Rico ayuda a la isla a seguir adelante

Con $ 21.2 millones en subvenciones de UMCOR y la ayuda de 2.565 voluntarios, REHACE ha ayudado a personas e iglesias a lograr un progreso significativo.
Misión
Vista de la inundación en la parte posterior de la Primera Iglesia Metodista Unida Midland en el estado de Michigan. Foto cortesía de la Primera IMU Midland.

Metodistas se organizan para ayudar en Michigan tras inundaciones

Se aprobó una subvención de $10.000 de UMCOR solicitada por el Obispo Bardpara ayudar en la respuesta inmediata a las comunidades afectadas.