En Europa, cerrar una iglesia puede significar abrirla a otros

Other Manual Translations: English português

En un área episcopal donde el pueblo metodista unido se encuentra disperso en al menos 11 zonas horarias, la conexión en la fe para superar el aislamiento era importante incluso antes de la pandemia del COVID-19.

Para el Obispo Eduard Khegay, del área de Eurasia, eso significa aprovechar la tecnología de una manera que ha unido su vasta área geográfica como nunca. "Estoy sorprendido y muy agradecido con las personas llamadas metodistas en Eurasia", escribió Khegay, con sede en Moscú, en un artículo en el sitio web de Eurasia. "En este tiempo de autoaislamiento hemos demostrado ser personas de fe, no personas de templos". 

El culto de Pascua en línea organizado por el Área de Eurasia proporcionó un momento único de conexión, informó Khegay, pues el clero y los/as laicos/as "participaron juntos como una iglesia conexional de Vladivostok a Kaliningrado, de Bishkek a St. Peterburg, de Satka a Kiev, de Uzhgorod a Almaty y muchos otros lugares en Eurasia" dijo.

En pocas palabras, es un tiempo de viaje virtual. “Se puede invitar a muchos/as pastores/as a predicar en línea en la iglesia de otra ciudad o país. Puedo visitar muchas iglesias en línea en mi área y experimentar el aspecto conexional de nuestra iglesia. Y aunque la presencia en línea no puede reemplazar la presencia física, es una oportunidad maravillosa que como personas de fe podemos usar en un momento como este" dijo Khegay.

La Iglesia Metodista Unida tiene cuatro áreas episcopales en Europa: Eurasia, los países nórdicos y bálticos, Alemania y Europa central y meridional, que abarcan una amplia variedad de países y culturas. Eso podría significar diferentes experiencias y horarios a medida que las naciones europeas disminuyan gradualmente las restricciones de bloqueo establecidas para frenar la propagación del COVID-19. 

La Organización Mundial de la Salud (WHO por sus siglas en inglés) para Europa dijo que la transición será compleja e incierta: "Los desafíos y las circunstancias varían de un país a otro y no existe un enfoque único para todos" declaró la agencia en un comunicado de prensa del 24 de abril. "Es vital que los países comuniquen esto claramente al público para generar confianza y garantizar que las personas observen las restricciones específicas para su situación".

Hasta el 28 de abril, Europa había contado 1,38 millones de casos de COVID-19, informó la WHO, con 126.461 muertes confirmadas, siendo España, Italia, Francia y Alemania los países europeos con los totales individuales más altos de casos confirmados. Si bien la tecnología ha ayudado a mantener al pueblo metodista unido conectado en Eurasia durante esta crisis, no es accesible para todos/as. El obispo reconoció que los/as ancianos/as siguen siendo la parte más vulnerable y desconectada de la población.

En un comunicado de prensa del 23 de abril, el Dr. Hans Henri P. Kluge, director regional de la WHO para Europa, señaló que las estimaciones muestran que más de la mitad de los/as fallecidos/as por COVID-19 en la región europea eran residentes en centros de atención a largo plazo y agregó: "Esta es una tragedia humana inimaginable". 

Llegando más allá de la congregación en Noruega

The Rev. Per Bradley said contact over the phone has been especially important to elderly members of the world’s most northern United Methodist church in Hammerfest, Norway. But he also is using Zoom to create small-group meetings and other gatherings that have attracted some new people to the church. Photo by Karl Anders Ellingsen.

El Rev. Per Bradley dijo que el contacto por teléfono ha sido especialmente importante para los/as miembros mayores de la iglesia Metodista Unida más al norte del mundo en Hammerfest, Noruega, y agregó que también está usando Zoom para crear reuniones de grupos pequeños y otras reuniones que han atraído a nuevas personas a la iglesia. Foto de Karl Anders Ellingsen.

Cuando el 12 de marzo se emitió la orden de "quedarse en casa" en Noruega, las iglesias metodistas unidas tuvieron que cerrar sus puertas, suspender casi todas las actividades normales y enviar a su personal a casa. Esta respuesta a la crisis por el COVID-19 condujo a un estallido impresionante de creatividad y actividad en formas nuevas y antiguas, que podrían incluso tener un impacto duradero en cómo los/as metodistas unidos/as en Noruega sirven como iglesia, más allá de la crisis por el COVID-19.

El Rev. Knut Refsdal, un superintendente de distrito dijo que está orgulloso de la respuesta de la iglesia a la crisis. "Hemos marcado una diferencia en la vida de las personas y las comunidades y ha sido conmovedor ver cómo tantos/as en esta situación han sacado lo mejor de sí mismos/as" agregó.

La primera decisión importante que tomó la iglesia fue que ninguna persona ordenada fuera despedida temporalmente, como estaba sucediendo con muchos/as noruegos/as; lo que les brindó a todos/as la posibilidad de evaluar la situación y tratar de encontrar formas de atender a su rebaño en un momento sin contacto físico.

La mayoría de los/as metodistas unidos/as en Noruega están activos/as en Facebook, por lo que la plataforma de redes sociales y los videos se usaron inicialmente para consolar, guiar y dar esperanza. Después de una semana de prueba y error, se adoptó una estrategia de medios más consistente; todos los días se presenta un devocional diario dirigido por un/a pastor/a o diácono/a en el canal principal de la Conferencia de Noruega, así como en YouTube y Facebook. A menudo, un servicio de adoración diario para toda la conferencia anual está disponible en línea, organizado por iglesias locales y esos servicios obtienen miles de visitas. Además, algunas de las iglesias más grandes han celebrado sus propios servicios y devocionales.

Ser forzado a aprender cómo usar las redes sociales para celebrar servicios de adoración, compartir devocionales y organizar reuniones ha llevado al pueblo metodista unido noruego "a cinco años en el futuro en sólo unas pocas semanas" dijo Refsdal.

Pastores/as y diáconos/as también le han dicho que sus teléfonos celulares se han convertido en su herramienta ministerial más importante, y algunos/as incluso han llamado a todas las personas, activas o no, de la lista de miembros de la congregación. "Las respuestas sólo han sido positivas" informó.

El contacto de voz por teléfono ha sido especialmente importante para los/as miembros mayores de la iglesia Metodista Unida más al norte del mundo en Hammerfest, Noruega.

Durante un seminario en línea sobre cómo ser iglesia en un momento de aislamiento, el pastor Hammerfest enfatizó la importancia de mantenerse en contacto con todos/as.

"Hay personas que se quedan atrás cuando entramos en línea", dijo el Rev. Per Bradley. "El teléfono es importante para comunicarse con ellos/as". Pero Bradley está muy entusiasmado con la adoración en línea y con el uso de Zoom para ser más local y personal, ofreciendo oraciones matutinas y creando reuniones de grupos pequeños y otras reuniones que han atraído a personas nuevas. “Vemos que mucho de esto funciona bien, especialmente los grupos pequeños en Zoom, por lo que creo que continuaremos con algunas reuniones en Zoom además de las físicas cuando volvamos a la normalidad” agregó Bradley.

Refsdal también está notando una mayor participación a nivel comunitario, pues las congregaciones se están contactando con las autoridades y otras partes interesadas y locales para ofrecerles ayuda, cooperación y apoyo mientras las comunidades lidian con la pandemia, explicó. "Creo que la Iglesia Metodista Unida en Noruega ha estado en contacto con más personas fuera de las congregaciones que nosotros/as durante muchos años" dijo Refsdal.

Alemania: La cruz en la puerta

An Easter cross created from the dried trunk of the Christmas tree stands outside United Methodist Peace Church in Munich, Germany. The cross is part of an "on the doorstep" campaign created by the church after its closure because of the coronavirus pandemic. Photo by Kurt Junginger. 
Una cruz de Pascua creada a partir del tronco seco del árbol de Navidad se encuentra fuera de la Iglesia Metodista Unida de Paz en Munich, Alemania. La cruz es parte de una campaña "en la puerta" creada por la iglesia después de su cierre debido a la pandemia por el COVID-19. Foto de Kurt Junginger. 

En Múnich, los/as metodistas unidos/as este año mantuvieron una tradición pascual importada de metodistas británicos/as: hacer una cruz de la pasión del tronco seco del árbol de Navidad, y una cruz fue colocada en la puerta de la Iglesia Metodista Unida de Paz en la Frauenlobstrasse de Munich, a pesar de que la iglesia estaba cerrada por el virus.

Los/as transeúntes fueron invitados/as a poner flores de esperanza, confianza y gracias en la cruz por la Pascua, utilizándola como un signo de solidaridad con la gente del distrito durante estos momentos de crisis. Miembros de la iglesia también organizaron un servicio de Pascua de una hora que se describió como una "cruz de flores coloridas y acústicas". 

El Viernes Santo, el Obispo Harald Rückert del área de Alemania, realizó un servicio que se transmitió a través de YouTube, reconociendo el miedo real y apremiante por el COVID-19 y sus interrupciones, mientras citaba la confianza que trae Jesús. El video ahora tiene 9.699 visitas, y ese número de espectadores superó con creces las expectativas considerando que Alemania tiene 30.000 metodistas unidos/as.

Desde entonces, muchos estados en Alemania están introduciendo pasos para levantar las restricciones a medida que disminuye la tasa de infección por el COVID-19, lo que incluye permitir la reapertura de tiendas pequeñas, permitir que los/as estudiantes de secundaria tomen exámenes y reiniciar las líneas de producción en algunas fábricas. Las pautas de distanciamiento social permanecen vigentes hasta el 3 de mayo. 

Los/as metodistas unidos/as están adoptando un enfoque ajustado al hecho de que algunos/as líderes alemanes pronto permitirán servicios en edificios de iglesias, una opción que ya está abierta de manera muy limitada en dos estados. Rückert discutió la flexibilización de las restricciones durante un video conferencia el 23 de abril con los nueve superintendentes de distrito de la iglesia alemana. Los/as líderes de la iglesia ven la necesidad de "un plan paso a paso común para los servicios y otros eventos"

La opción de no tener los servicios también podría ser una opción para algunas congregaciones. En este sentido, dice Rückert, la libertad religiosa también puede significar "que no tenemos que hacer todo lo que el estado nos permite en términos de libertad".

 

Adicional a de estos primeros pasos, las iglesias metodistas unidas en Alemania ahora tienen la oportunidad de abrir “para la reflexión personal y la oración", los edificios de las iglesias previamente cerrados, con la aprobación del superintendente responsable y en cumplimiento de las condiciones específicas. 

Más que sólo esperar los mejores días que vendrán

El gobierno prohibió los servicios públicos de adoración en Eslovaquia hace semanas, pero eso no cesó la actividad del pueblo metodista, pues además de celebrar el culto en línea y distribuir sermones impresos y otros materiales a quienes no tienen acceso a Internet, los/as miembros de la iglesia están encontrando formas de ejercer el ministerio incluso de manera aislada.

Michal Tagaj, un miembro de 82 años de la Iglesia Metodista Unida en Sered, ha fabricado más de 80 máscaras faciales con su máquina de coser, que se han distribuido a miembros de la comunidad y a clientes de Teen Challenge, un centro de rehabilitación para personas drogadictas en Sered; a un hospital y a personas sin hogar en Bratislava; y a congregaciones metodistas unidas en Bratislava, Trnava, Sered y Gerlachov. 

A camera is set to record the 2020 Good Friday online service with Germany Bishop Harald Rückert. As elsewhere, United Methodist churches in Germany were closed because of the during the coronavirus pandemic. The service was recorded on Holy Thursday at the United Methodist Church of Christ Frankfurt am Main, Germany. Photo by Leonie Minor. 

Se configuró una cámara para grabar el servicio en línea del Viernes Santo 2020 con el Obispo Harald Rückert de Alemania, pues como en otros lugares, las iglesias metodistas unidas en Alemania fueron cerradas debido a la pandemia por el COVID-19. El servicio fue grabado el Jueves Santo en la Iglesia Metodista Unida de Cristo Frankfurt am Main, Alemania. Foto de Leonie Minor.

Como en otros lugares, el usar máscaras en público es obligatorio en Eslovaquia, que forma parte de la Conferencia Central de Europa Central y del Sur, y enfrenta numerosos desafíos debido a la pandemia. Al mismo tiempo, la iglesia está tratando fielmente de tomar medidas.

En la última semana de abril de 2020, hubo signos de esperanza de que el pico de la crisis había pasado en Europa, o al menos en algunas partes. A medida que disminuye el número de nuevas infecciones, varios países han anunciado algunos pasos cautelosos para volver a la normalidad, independientemente del significado que tenga "normal" en el futuro. Sin embargo, parece que la situación de las iglesias y sus ministerios no cambiará tan rápido.

Michal Tagaj, 82, is a member of the United Methodist Church in Sered, Slovakia, and has made more than 80 masks with his sewing machine.  His granddaughter Emma shows off some of the masks, which are being distributed to church members and people in high-risk groups in several different towns. Photo courtesy of the Central Conference of Central and Southern Europe. 

Michal Tagaj de 82 años, es miembro de la Iglesia Metodista Unida en Sered, Eslovaquia, y ha fabricado más de 80 máscaras con su máquina de coser. Su nieta Emma muestra algunas de las máscaras que se distribuyen a miembros de la iglesia y personas en grupos de alto riesgo en varias ciudades. Foto cortesía de la Conferencia Central de Europa Central y del Sur.

En Suiza, por ejemplo, hay tres hoteles relacionados con los metodistas, y debido a que un número considerable de invitados proviene del extranjero, no se espera que la cantidad de reservas aumente drásticamente en el transcurso de las próximas semanas, lo que causa un desafío financiero considerable. Para el Hotel Artos en Interlaken, que está conectado a un hogar para personas mayores, la situación actual es una especie de caminata por la cuerda floja: si bien los/as huéspedes del hotel son necesarios/as desde un punto de vista económico, han sido evitados estrictamente para evitar traigan el virus. 

En Zurich, una congregación metodista unida ha trabajado durante décadas con personas al margen de la sociedad, y junto con otras iglesias e instituciones, ha organizado un "Tomar y Llevar", donde se proporcionan más de 150 comidas por día a los/as marginados/as de esta parte de la ciudad.

En Austria, las iglesias pueden considerar reanudar sus servicios de adoración a mediados de mayo, pero con fuertes restricciones de distanciamiento social, incluidos los requisitos relacionados con el personal de seguridad y las máscaras faciales. Dadas estas restricciones, el liderazgo de la iglesia decidió no volver a abrir las iglesias en mayo, sino continuar proporcionando semanalmente, liturgias y materiales para servicios de adoración en el hogar. Además, se ofrece un servicio semanal de adoración en línea para todas las congregaciones metodistas unidas en Austria. 

La Iglesia Metodista Unida en Bulgaria está llegando electrónicamente de muchas maneras: Un canal de YouTube ofrece 40 listas de reproducción y más de 640 videos de sermones, estudios bíblicos, oraciones matutinas, servicios de adoración y conferencias. La Semana Santa, celebrada una semana más tarde que en Occidente, ofreció servicios diarios de adoración conjunta, organizados por una iglesia local en particular. La Sagrada Comunión en línea se ofreció en la conferencia de Europa Central y del Sur como parte de la adoración de la Semana Santa.

A pesar de los desafíos financieros de la iglesia búlgara, la iglesia proporcionó un mes de alquiler gratuito a los/as inquilinos/as que tienen dificultades para mantener sus negocios en este momento. El ministerio penitenciario, uno de los ministerios diaconales importantes de la denominación, actualmente es limitado, pero el superintendente Daniel Topalski dijo que espera que este trabajo se reanude pronto por completo.

Suscríbase a nuestro nuevo boletín electrónico en español y portugués UMCOMtigo

¿Le gusta lo que está leyendo y quiere ver más? Regístrese para recibir nuestro nuevo boletín electrónico UMCOMtigo, un resumen semanal en español y portugués, con noticias, recursos y eventos importantes en la vida de La Iglesia Metodista Unida. 

¡Manténgase informado/a!

La respuesta regional de la iglesia a la crisis del COVID-19 no cambia el hecho de que existen grandes problemas para grupos particulares de la población; muchas personas mayores, por ejemplo, tienen una gran necesidad porque sus hijos/as y nietos/as han emigrado a otros países y tienen que luchar por la supervivencia, apenas recibiendo el apoyo de las autoridades públicas.

Los/as romaníes a menudo viven al margen de la sociedad en malas condiciones, con familias numerosas que comparten una o unas pocas habitaciones, por lo que están particularmente en peligro. En lugar de recibir asistencia, a menudo sufren discriminación e incluso racismo y odio, y muchos/as de ellos/as han perdido ingresos, ya que no se les permite recoger botellas de plástico o chatarra ni comerciar en la calle con víveres, artículos para el hogar o flores.

Los/as niños/as se ven particularmente afectados/as por las escuelas cerradas, ya que no pueden seguir la educación en línea debido a la falta de equipos técnicos. La Iglesia Metodista Unida en varios países trata de ayudar, particularmente llevando comida a los/as romaníes a quienes no se les permite salir de las aldeas donde no hay comida para vender.

 

* Esta historia fue compilada por Linda Bloom, editora asistente de noticias para Noticias MU, con contribuciones de Karl Anders Ellingsen, comunicador y editor de la Iglesia Metodista Unida en Noruega; Klaus Ulrich Ruof, oficial de relaciones públicas y portavoz de prensa de la Iglesia Metodista Unida en Alemania en Frankfurt am Main; y Urs Schweizer, asistente del Obispo Patrick Streiff en la Conferencia Central de Europa Central y del Sur. Puede llamar a Linda Bloom al (615) 742-5469 o escribirle a [email protected]. Para leer más noticias metodistas unidas, ideas e inspiración para el ministerio suscríbase gratis al UMCOMtigo.

** Leonor Yanez es traductora independiente. Puede escribirle a [email protected]

 

Iglesia Local
Linda Dobbyn, feligresa de la Primera Iglesia Metodista Unida Vincennes en Vincennes, Indiana, utiliza un nuevo servicio llamado Sermón por Teléfono para escuchar un sermón del Rev. Matt Swisher titulado “Liderar sirviendo”. Foto de Richard Dobbyn.

Iglesias trabajan en opciones que permitan atender a personas mayores

En algunas iglesias pequeñas o rurales, el correo postal y los teléfonos todavía juegan un papel importante para mantenerse en contacto con los miembros de la congregación.
Misión
Grace Choi, actual misionera de Ministerios Globales en residencia y ex alumna de Yonsei, posa al lado de muchas cajas que contienen las máscaras donadas. Choi trabajó en el Hospital Severance Yonsei antes de convertirse en misionera. Foto cortesía de Grace Choi, GBGM.

Hospital coreano envía 10.000 máscaras para misioneros/as

La donación a la Junta de Ministerios Metodistas Globales reconoce las contribuciones de los/as misioneros/as en todo el mundo, incluida Corea.
Temas Sociales
De acuerdo al Centro de Enfermedades Contagiosas (CDC por sus siglas en inglés) , más de 16,000 trabajadores en 239 plantas de carne se contagiaron de COVID-19 en los sexis primeros meses de 2020. De esta cifra más de la mitad de los/as trabajadores/as infectados/as son latinos/as. Foto cortesía de Wikipedia.

Metodistas piden a legislatura mayor protección contra el COVID-19 en empacadoras de carne

De acuerdo a los CDC (Centro de Enfermedades Contagiosas por sus siglas en inlges), más de 16.000 trabajadores en 239 plantas de carne se contagiaron de COVID-19. De esta cifra, al menos la mitad de los trabajadores infectados son latinos.