Declaración del Obispo de Baltimore-Washington Marcus Matthews

DECLARACIÓN DEL OBISPO MARCUS MATTHEWS

28 de abril 2015

Amigos/as:

Esta mañana, oré con toda mi alma en la iglesia luterana de San Nicolás fundada en 1165, en Leipzig Alemania. Me rompe el corazón el no poder estar en casa, cerca de Baltimore, en estos momentos. Actualmente estoy en Alemania asistiendo a la reunión del Consejo de Obispo. Las imágenes que circulan en las redes sociales y en los medios de comunicación, sobre la situación en Baltimore rompen el corazón. Vi fotos de niños y jóvenes tirando piedras a los agentes de policía, coches incendiados, saqueos indiscriminados, odio y la desesperanza reproduciendose en las calles de la ciudad.

No sé cómo responder. Yo sé que mis oraciones son fervientes y desde lo más profundo de mi ser.

Sigo pidiendo a las personas de Baltimore y los metodistas unidos, defender los valores que caracterizan a los residentes de la ciudad por su dignidad, orgullo e integridad. Sé en mi corazón que la justicia prevalecerá. También sé en mi corazón que Dios vela por la familia Gray, líderes de la ciudad, la policía de Baltimore y por todas las personas que cuestionan la muerte de Freddy Gray y  la violencia perpetrada por las personas, que toman ventaja egoísta y sin sentido de los acontecimientos que se han desarrollado en la ciudad.

La Alcaldesa Stephanie Rawlings-Blake dijo que desplegará todos los recursos posibles para asegurarse de que Baltimore no sea destruida. Como personas de fe, sabemos que uno de nuestros mayores recursos es nuestra creencia y confianza en Dios. Unámonos en la oración; unámonos en la acción; unámonos para garantizar que la paz, la justicia y la esperanza prevalezcan en Baltimore.

En la comunidad metodista unida, a menudo citamos en pasaje de Jeremías 29 en el que Dios le dice a su pueblo "buscar la paz y la prosperidad de la ciudad." A raíz de los disturbios en Baltimore, me gustaría retomar estas palabras y, con nuevos ojos, reclamar la promesa de Dios: "Porque yo sé los planes que tengo para ustedes," declara el Señor, "planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles esperanza y un futuro."

Este es nuestro deseo para Baltimore. En esta antigua iglesia en Leipzig, pienso en lo que todo el mundo ha tenido que soportar. Este es un momento histórico para recuperar y crear justicia. Hoy en día, estamos llamados a ser la iglesia, uno/a por el otro/a y por la comunidad. Que así sea.

Gracia y Paz,

Obispo Marcus Matthews

Conferencia Anual Baltimore-Washington

 

* El Rev. Gustavo Vasquez es el Director de Comunicaciones Hispano/Latinas de la IMU. Puede contactarle al (615)742-5111 o por el [email protected]

Concilio de Obispos
John Yambasu Jr. (izquierda) y otros dolientes llevan el ataúd con los restos del obispo de Sierra Leona, John K. Yambasu, quien fue sepultado el 6 de septiembre después de un servicio funeral en Freetown. El obispo murió en un accidente automovilístico el pasado 16 de agosto. Foto de Phileas Jusu, Noticias MU.

Arrestan al coductor envuelto en accidente faltal del Obispo Yambasu

El conductor de la camioneta que chocó y mató al obispo del área de Sierra Leona, John K. Yambasu, ha sido acusado de siete cargos, incluido el exceso de velocidad.
Entidades de la Iglesia
Familiares y amigos/as del Obispo John K. Yambasu, de izquierda a derecha: Elizabeth Yambasu, Emmanuel Yambasu, la viuda Millicent Yambasu y Alfred Lansana, llegan al lugar del sepelio en el campus de la Universidad Metodista Unida en Freetown, Sierra Leona. Foto de E Julu Swen, Noticias MU.

Obispo Yambasu recordado como constructor de puentes de entendimiento y fraternidad

El obispo del Área de Sierra Leona fue recordado como un constructor de puentes de unidad entre las personas dentro y fuera de la iglesia.
Temas Sociales
Jovita Idár alrededor de 1905. Formó su visión de la justicia cuando era niña y pasó su vida luchando por los derechos de su comunidad. Foto colección de fotografías generales y  especiales de bibliotecas de UTSA.

Educada en escuelas metodistas Jovita Idár promovió los derechos de las mujeres y los/as mexico-americanos/as

Jovita Idár fue educada en escuelas metodistas y recibió un certificado de maestra del Seminario de Laredo.