Universidad Bíblica Latinoamericana forma a pastores hispano/latinos de la IMU

Se reúne el grupo de estudiantes de la Universidad Bíblica Latinoamericana (UBL) en Nashville, TN para participar en una sesión del programa de Bachillerato en Teología, auspiciado por la Junta General de Educación Superior y Ministerio (GBHEM). El grupo de pastores/as de diferentes jurisdicciones de La Iglesia Metodista Unida (IMU) que se reúnen periódicamente para tomar varios cursos con el objetivo de proveer un liderato pastoral hispano/latino que contribuya al desarrollo de la IMU.

El programa tiene alrededor de 8 años y le da la oportunidad a pastores/as, cuyo primer idioma es el español, de formalizar sus estudios teológicos y recibir un título universitario. La Dirección de Educación Teológica Especial de GBHEM ofrece los cursos a un bajo costo a quienes se encuentran en el proceso de ordenación y en ejercicio pastoral. Actualmente hay 12 estudiantes inscritos en el curso y 11 presentes en las clases.

Hanzel Zúñiga es uno de dos de los/as profesores/as que estuvo facilitando las clases. En la sesión de la mañana del lunes 23, Zúñiga estuvo hablando acerca de la antropología cultural del mediterráneo en el curso de Nuevo Testamento 2. Es una introducción a las epístolas del nuevo testamento, centrado en Pablo y su influencia en las comunidades.

“La idea es ver como el cristianismo logro una función cultural, logro relacionarse y logro transformarse de un movimiento a una religión”, dijo Zúñiga, quien espera que los estudiantes entiendan la importancia de la diversidad cultural en el mundo antiguo, al igual que las diferencias culturales que vemos hoy.

“Así como hoy hay encuentros culturales, hay diversidad en el sentido ideológico, en el sentido religioso y en el sentido social,” dijo Zúñiga. “El cristianismo supo trabajar, convivir y lidiar con esto, así que nosotros deberíamos aprender y llevarlo a la iglesia. Es un gran reto porque a veces en los ambientes cerrados se permite dialogar las diferencias, las cuales siempre nos enriquecen; es un elemento fundamental”.

La Revda. Dr. Genilma Boehler es misionera de la Junta General de Ministerios Globales (GBGM) asignada a la UBL y es profesora de teología en la universidad.

“El curso que estoy dando se llama ‘El Quehacer Teológico’, dijo la Revda. Dr. Boehler. “El Quehacer Teológico es un curso de introducción a la teología. Desde la UBL trabajamos el método de la teología de la liberación que es un método muy simple, que significa mirar a la realidad; discernir esta realidad mediada por la biblia y a la vez encontrar soluciones y palabras de esperanza hacia una realidad que no es siempre la que Dios quiera para nosotros. En ese método si tiene como prioridad la vida”.

La Revda. Dr. Boehler explica que en el método, la vida viene en primer lugar, en segundo esta la teología y que es en la vida que Dios se revela como Dios.

“Espero que los estudiantes puedan aplicar esto en su trabajo práctico como pastores y pastoras, y que entiendan que lo más sagrado es la propia vida,” dijo la Revda. Dr. Boehler. “Que sea la vida humana el centro de nuestro anuncio de salvación. Toda la vida a sido creada por Dios y exige un compromiso, un cuidado, y digo yo, una proclamación de esperanza”.

La profesora agrega que observó a cada estudiante actuando dentro de una realidad diferente. “Hay una cosa muy interesante en los Estados Unidos, y es la pluralidad de una sociedad configurada por muchos grupos humanos”, dijo. “Cada grupo humano tiene un desafío muy particular. La teología que hemos estudiado posibilita mirar a estas realidades y analizar lo que hay de necesidad o desafío para que Dios en su gran magnitud sea anunciado para estos grupos que son tan diversos”.

“Definitivamente es necesario para el llamado que tengo al pastorado,” dijo la estudiante Inés Freile de la Conferencia Anual de Carolina del Norte. “Es cumplir una meta de preparación en mi bachillerato y definitivamente es un recurso muy necesario”.

Freile agrega que también siente que los cursos son eficaces, porque llenan muchas de sus expectativas y le da la oportunidad a enfrentar nuevos conocimientos.

“Es un complemento a lo que ya conocía, lo que ahora se está tratando y es como empezar a tener una mente más abierta. Es de mucha utilidad,” dijo Freile. “Ha sido de bendición tanto académica como espiritualmente”.

** Michelle Maldonado es la Directora Asociada de Comunicaciones Hispano/Latinas de la IMU. Puede contactarle al (615)742-5775 o por el mmaldonado@umcom.org

Relacionado

Temas Sociales
Ramiro Ramírez tocó la campana en la Iglesia Metodista Unida de Jackson Chapel en San Juan, Tejas. La familia de Ramírez donó el terreno para la iglesia, que se estableció en 1874. El muro fronterizo propuesto por el presidente Trump está programado para que atraviese la propiedad de la iglesia, incluido su cementerio histórico. Foto por Mike DuBose, SMUN.

El muro fronterizo podría destruir parte de iglesia metodista hispana de valor histórico

El muro fronterizo propuesto por el presidente Donald Trump podría destruir una parte de la historia metodista y perturbar los cementerios sagrados en esta pequeña zona rural, a solo una milla del Río Bravo.
Temas Sociales

Líder laica metodista hispana asesinada en masacre en Florida

La comunidad metodista unida en el centro de la Florida está de luto, por la absurda muerta de una de muy querida hermana de la Iglesia Metodista Unida (IMU) Nuevo Pacto, un banco local del condado de Highlands.
Inmigración
"El obispo Felipe Ruiz Aguilar de la Iglesia Metodista de México (frente) y Roberto Casares de la Iglesia Metodista El Divino Redentor ayudan a servir la cena a los/as migrantes y otras personas que viven en la calle en Mariachi Plaza en Mexicali, México, en agosto de 2018. Ruiz estaba entre los seis obispos de la Iglesia Metodista de México, que firmaron una declaración para pedir un mejor trato a los/as refugiados/as. Foto de archivo por Mike DuBose, SMUN".

Obispos metodistas de México exhortan a brindar trato digno a inmigrantes

Los/as obispos/as José Antonio Garza Castro, Felipe Ruiz Aguilar, Raquel Balbuena Osorio, Rodolfo Rivera de la Rosa, Rogelio Hernández Gutiérrez y Moisés Morales Granados, firmaron la declaración, dirigida a la Iglesia Metodista de México, a las iglesias hermanas y "a todas las personas de buena voluntad".