Prácticas espirituales para la Cuaresma

La Cuaresma se asocia con la reflexión, el arrepentimiento, la oración, el ayuno y el negarse a sí mismo.

Cuando voluntariamente escogemos negarnos alguna cosa (un hábito, placer, conducta), lo hacemos para aprovechar la gracia de Dios. El negarse a sí mismo lleva a la muerte del "yo" que anticipamos y esperamos para Viernes Santo, para después resucitar con Cristo a una vida nueva.

Considere las siguientes ideas para involucrar a la congregación:

  • Anime a la gente a decidir cómo fortalecerán su caminar con Cristo hacia la cruz. Esto podría significar negarse algo, a fin de añadir algo más significativo.
  • Haga que cada domingo de Cuaresma se centré en un evento particular en la última semana de Jesús.
  • Destaque los símbolos de este período cada domingo.
  • Dirija una noche con un juego como "Jeopardy" usando preguntas relacionadas con la Cuaresma.
  • Invite a los jóvenes a dramatizar a Judas, Poncio Pilatos, Pedro, Simón de Cirene y otros que estuvieron relacionados con el camino de Cristo a la cruz.
  • Use una corona con velas como la de Adviento. Pero en lugar de ir prendiendo velas cada domingo, durante el servicio de Viernes Santo, empiece con todas las velas encendidas. Que se lea un breve pasaje por cada vela, la cual deberá apagarse después de la lectura.
  • Compre un set generador de mariposas. Lleve el set cada domingo, a la iglesia, para mostrar cómo las orugas se van transformando en mariposas, y suelte a las mariposas el Domingo de Resurrección afuera de la iglesia, al final del culto.
  • Use diferentes cuartos del templo para establecer varios escenarios de la última semana de Jesús: el aposento alto, Getsemaní y arresto, Jesús ante Pilato, la Cruz. En cada cuarto los niños podrán ver cada domingo a las personas involucradas en la escena para contarles lo que pasó.

La Cuaresma es un tiempo de preparación y anticipación del Domingo de Resurrección. Caminemos hacia ese día para encontrar nueva vida.

*Foster sirve en ministerios con niños y familias en la Conferencia Anual de Mississippi.

Relacionado

Inmigración
"El obispo Felipe Ruiz Aguilar de la Iglesia Metodista de México (frente) y Roberto Casares de la Iglesia Metodista El Divino Redentor ayudan a servir la cena a los/as migrantes y otras personas que viven en la calle en Mariachi Plaza en Mexicali, México, en agosto de 2018. Ruiz estaba entre los seis obispos de la Iglesia Metodista de México, que firmaron una declaración para pedir un mejor trato a los/as refugiados/as. Foto de archivo por Mike DuBose, SMUN".

Obispos metodistas de México exhortan a brindar trato digno a inmigrantes

Los/as obispos/as José Antonio Garza Castro, Felipe Ruiz Aguilar, Raquel Balbuena Osorio, Rodolfo Rivera de la Rosa, Rogelio Hernández Gutiérrez y Moisés Morales Granados, firmaron la declaración, dirigida a la Iglesia Metodista de México, a las iglesias hermanas y "a todas las personas de buena voluntad".
Misión
De izquierda a derecha: Obispa Peggy Johnson, Hermana Norma Pimentel, Obispa Sally Dyck y Obispa Hope Morgan Ward. Foto cortesía de Tricia Bruckbauer.

El Cuerpo de Cristo en la frontera sur

La Conferencia Anual de Río Texas y el Obispo Robert Schnase encabezaron una delegación de la Junta general de Iglesia y Sociedad (GBCS) de La Iglesia Metodista Unida (IMU) en un viaje a la frontera sur de los Estados Unidos.
Temas Sociales
Al rededor de esta pintura mural que muestra la imagen de Jesús y diferentes episodios de las escrituras, se dieron cita líderes clérigos/as y laicos/as en Ciudad España, para coordinar acciones en favor de la población migrante hondureña.

Metodismo unido en Honduras busca acompañar a quien emigra, a quien se queda y a quien regresa

En convenio con el Plan Nacional de Ministerio Hispano-Latino (PNMHL), la Misión Metodista Unida de Honduras (MMUH) participó en un taller llamado “Migración.