“Penalidades obligatorias” son declaradas inconstitucionales

Translate Page

La imposición de una pena obligatoria, durante los procesos de acuerdo judicial para el clero que admita haber cometido delitos imputables en la legislación disciplinaria de la iglesia, es inconstitucional de acuerdo a la sentencia del máximo tribunal de La Iglesia Metodista Unida. La Decisión 1318 del Concilio Judicial se produjo después de que el 17 de mayo, el Comité Legislativo de Administración de Justicia de la Conferencia General 2016 aprobó de manera preliminar tres peticiones sobre los "acuerdos judiciales" que modificar los párrafos 363.1, 2701.5 y 2706.5c3 en el Libro de Disciplina.

Las peticiones en cuestión sugieren que todo clérigo/a bajo demanda, por admitir un delito punible y que se encuentre en un proceso de acuerdo judicial con su obispo/a recibiría la pena obligatoria de la suspensión de al menos un año del trabajo sin paga. La pena se aplicaría a cualquier demanda judicial que figure en el párrafo 2702.1.

Los párrafos modificados darían la autoridad para establecer la pena a el/la obispo/a, pero el Libro de Disciplina otorga esa autoridad al tribunal de primera instancia. "A menos que el/la demandado/a acepte voluntariamente una solución justa para promover un acuerdo entre las partes, la pena se podrá imponer solamente después de que el/la acusado/a ha sido declarado/a culpable de un delito por el tribunal de primera instancia," estableció la decisión.

Los acuerdos judiciales, son el objetivo de los procesos de supervisión judicial, después de que se ha admitido una demanda, pero ese proceso no es parte de ningún proceso judicial legal y no incluye un dictamen o un acta", reza la decisión. "La demanda en este punto del proceso se considera sólo una acusación".

Un acuerdo judicial “puede ser una manera alternativa de manejar delitos imputables", pero la imposición de una penalidad en medio de la construcción de un acuerdo judicial es también inconstitucional, porque que niega al/a la clérigo/a imputado/a el derecho a juicio y apelación", afirmó la decisión del concilio.

Las peticiones también sugieren transferir autoridad de la conferencia anual en votar "sobre todos los asuntos relacionados con el clero y sus relaciones conferenciales", a la Conferencia General, pero, “esa transferencia es inconstitucional”, señala la decisión".

Algunos miembros de la iglesia han manifestado su descontento con los acuerdos judiciales alcanzados con clérigos que han oficiado matrimonios igualitarios, indicando que estos acuerdos son demasiado indulgentes como respuesta a una violación del pacto clerical metodista unido. El Libro de Disciplina de la denominación prohíbe al clero metodista unido oficiar matrimonios igualitarios

* Bloom es un reporter multimedia UMNS con sede en Nueva York. Sígale en https://twitter.com/umcscribe, por el (615)742-5470 o en [email protected]

Church Leadership
La Revda. Grandon-Mayer, quien es la primera clériga de origen chileno en servir como superintendente de distrito en la Conferencia Anual del Norte de Illinois, ha sido designada como la nueva directora de Ministerios Conexionales por el Obispo Dan Schewerin. Foto cortesía de la Revda. Fabiola Grandon-Mayer.

Nueva directora hispana en Conferencia del Norte de Illinois

El Obispo Dan Schwerin anunció dos nombramientos, efectivos a partir del 1 de julio de 2023: la Revda. Fabiola Grandon-Mayer para el cargo de Directora de Ministerios Conexionales y la Revda. Arlene Christopherson como Asistente del Obispo.
Church Leadership
El Rev. Joel Mora Peña, quien tuvo una trayectoria ministerial única sirviendo como obispo en la Iglesia Metodista de México y luego como pastor en la Conferencia Anual de Río Grande de La Iglesia Metodista Unida, murió el 3 de enero a los 88 años. Foto cortesía de Meliza Gómez.

Rev. Joel Mora Peña: un obispo mexicano que se convirtió en pastor en EE.UU.

El Rev. Joel Mora Peña, quien se desempeñó como líder episcopal en la Iglesia Metodista de México antes de emigrar a los EE. UU. y liderar como pastor, varias iglesias metodistas unidas en la Conferencia Anual de Río Grande, falleció el 3 de enero a los 88 años.
Salud Mundial
Dulce es una niña de 10 años, quien vive con una enfermedad grave llamada anemia de fanconi, que tiene un pronóstico desalentador. Dulce niña guatemalteca Foto cortesía de Defensa Metodista Unida de Carolina del Sur. Foto cortesía de la Conferencia Anual de Carolina del Sur.

Misión médica metodista espera traer esperanza a niña guatemalteca

Sanando Guatemala pudo encontrar un hospital en Corea del Sur, donde los costos son un tercio en comparación con los Estados Unidos, donde pudiera ser operada Dulce, y esta ayudando a conseguir los fondos para ayudar a la familia a cubrir la intervención.