“Penalidades obligatorias” son declaradas inconstitucionales

La imposición de una pena obligatoria, durante los procesos de acuerdo judicial para el clero que admita haber cometido delitos imputables en la legislación disciplinaria de la iglesia, es inconstitucional de acuerdo a la sentencia del máximo tribunal de La Iglesia Metodista Unida. La Decisión 1318 del Concilio Judicial se produjo después de que el 17 de mayo, el Comité Legislativo de Administración de Justicia de la Conferencia General 2016 aprobó de manera preliminar tres peticiones sobre los "acuerdos judiciales" que modificar los párrafos 363.1, 2701.5 y 2706.5c3 en el Libro de Disciplina.

Las peticiones en cuestión sugieren que todo clérigo/a bajo demanda, por admitir un delito punible y que se encuentre en un proceso de acuerdo judicial con su obispo/a recibiría la pena obligatoria de la suspensión de al menos un año del trabajo sin paga. La pena se aplicaría a cualquier demanda judicial que figure en el párrafo 2702.1.

Los párrafos modificados darían la autoridad para establecer la pena a el/la obispo/a, pero el Libro de Disciplina otorga esa autoridad al tribunal de primera instancia. "A menos que el/la demandado/a acepte voluntariamente una solución justa para promover un acuerdo entre las partes, la pena se podrá imponer solamente después de que el/la acusado/a ha sido declarado/a culpable de un delito por el tribunal de primera instancia," estableció la decisión.

Los acuerdos judiciales, son el objetivo de los procesos de supervisión judicial, después de que se ha admitido una demanda, pero ese proceso no es parte de ningún proceso judicial legal y no incluye un dictamen o un acta", reza la decisión. "La demanda en este punto del proceso se considera sólo una acusación".

Un acuerdo judicial “puede ser una manera alternativa de manejar delitos imputables", pero la imposición de una penalidad en medio de la construcción de un acuerdo judicial es también inconstitucional, porque que niega al/a la clérigo/a imputado/a el derecho a juicio y apelación", afirmó la decisión del concilio.

Las peticiones también sugieren transferir autoridad de la conferencia anual en votar "sobre todos los asuntos relacionados con el clero y sus relaciones conferenciales", a la Conferencia General, pero, “esa transferencia es inconstitucional”, señala la decisión".

Algunos miembros de la iglesia han manifestado su descontento con los acuerdos judiciales alcanzados con clérigos que han oficiado matrimonios igualitarios, indicando que estos acuerdos son demasiado indulgentes como respuesta a una violación del pacto clerical metodista unido. El Libro de Disciplina de la denominación prohíbe al clero metodista unido oficiar matrimonios igualitarios

* Bloom es un reporter multimedia UMNS con sede en Nueva York. Sígale en https://twitter.com/umcscribe, por el (615)742-5470 o en [email protected]

Temas Sociales
Madre migrantes en un campamento improvisado cerca del cruce fronterizo en Tijuana, reciben alimentos y otros suministros de ayuda de la Iglesia Metodista Nuevo Pacto y la Iglesia Evangélica San Pablo en Tijuana. Unos 1.500 inmigrantes se han establecido allí, muchos/as de ellos/as con la esperanza de presentar solicitudes de asilo ante las autoridades de inmigración de Estados Unidos. Foto de Mike DuBose, Noticias MU.

Las madres de la frontera cuentan sus historias

Las madres migrantes en la frontera mantienen su lucha por buscar un futuro más esperanzador para ellas y sus familias.
Entidades de la Iglesia
"El Concilio Judicial, la máxima instancia judicial de La Iglesia Metodista Unida, hizo público cuatro fallos mientras continúa trabajando en su informe para la próxima reunión en el otoño. Gráfico original de Laurens Glass. Versión en español Rev. Gustavo Vasquez, Noticias MU."

Concilio Judicial emite resoluciones en relación a inclusión de personas LGBTQI

El Concilio Judicial emitió cuatro fallos, dos relacionados con las resoluciones de la conferencia sobre el estatus de las personas LGBTQI en la iglesia.
Iglesia Local
La Pastora Cassandra “Cassy” Nuñez nació en el norte de México y emigró con su familia a EE.UU. cuando tenía 9 años. Actualmente es beneficiaria de DACA, por lo que se denomina así misma como una “pastora DACAmentada". Foto cortesía de la Conferencia Anual Baltimore - Washington.

Una pastora hispana que sueña en voz alta

Núñez fue designada, como pastora local, a la IMU Hispana de Salem en julio pasado y ha venido trabajando en el desarrollo de relaciones frescas, genuinas y amistosas con su comunidad.