Misioneros/as metodistas viven odisea regresando a Angola en medio de la pandemia

Cada tres años los/as misioneros/as de La Iglesia Metodista Unida (IMU) deben hacer un recorrido por iglesias locales, con el fin de compartir su trabajo entre la membresía, y conseguir apoyo a su labor ministerial. A estas visitas se les conoce como “itinerancia”.

Los reverendos/as Dra. Cleivy “Cleo” Benítez y el Dr. Leonardo “Leo” García, son una pareja de misioneros/as hispano-latinos/as, originarios de Cuba, que desde 2011 sirven a IMU en la misión de Quessua, cerca de la provincia de Melanje al este de Angola. Allí se desempeñan pastorean la iglesia local, enseñan en el seminario teológico y consultan en el hospital de Quessua (ubicado dentro de la misión), ya que también son médicos/as graduados/as.

A comienzos de este año Cleo y Leo llegaron a los EE.UU., después de un largo viaje desde Luanda, capital de Angola, con el objetivo de visitar nuevas iglesias metodistas unidas locales, para difundir el trabajo de la misión y conseguir el apoyo necesario para el desarrollo de este arduo trabajo que realizan en esa nación africana.

Esta misión ha recibido el apoyo recurrente de conferencias anuales metodistas unidas como las de Florida y Yellowstone, entre otras. Este apoyo cubre personal misionero, grupos de trabajo, medicinas, material educativo, recursos financieros, entre otras cosas.

“Después de recibir la orientación de la Junta General de Ministerios Globales (GBGM) y de la Dirección Global de Misiones de la Conferencia de la Florida, emprendimos un largo viaje hacia nuestra itinerancia planificada entre el 10 de Enero y el 18 de marzo del presente año. El plan era  ir desde África a EE.UU.  vía Alemania; después de trabajar aproximadamente un mes y medio, viajar durante 20 días hacia Cuba y retornaríamos a EE.UU para regresar a Alemania y posteriormente Angola. Nunca nos imaginaríamos que, a nuestro regreso, ya nada sería igual”, dijo la Rvda. Benítez en entrevista a distancia, concedida a Noticias MU.  

Después del recorrido de su itinerancia ya de regreso de Cuba, la Organización Mundial de la Salud (OMS) había declara al OCVID -19 como una pandemia y las autoridades de salud de Cuba y EE.UU. comenzaban a dar información de los índices de contagio, así como de las restricciones de los viajes. En el caso de EE.UU. ya había comenzado la paralización del los vuelos con Europa, lo que imposibilitó el regreso por Alemania, como estaba planeado, y condujo a buscar otras alternativas de vuelos por rutas que aun estuviese habilitadas desde los EE.UU.

Iglesia metodista unida Central de la Misión de Quessua, Provincia de Melanje al oriente de Angola. Foto cortesía de la familia García-Benítez.Iglesia Metodista Unida Central de la Misión de Quéssua, Provincia de Melanje al oriente de Angola. Foto cortesía de la familia García-Benítez.

 

Para esta pareja misionera “Todo fue en un abrir y cerrar de ojos. De repente, aún nosotros en el Aeropuerto José Martí, en la Habana Cuba, nuestro vuelo hacia los EUA se atrasó unos 45 minutos, porque nadie sabía si el mismo estaba autorizados a volar ese día o, si también, las autoridades de Cuba cerraría sus fronteras en ese mismo instante. Así que nos pusimos a Orar sin cesar y Dios escuchó nuestro clamor. Después de tanta espera, logramos volar hacia la Ciudad de Orlando, Florida”.

A su llegada a Orlando la Directora Global de Misiones en la Conferencia Anual de Florida, Icel Rodríguez y su esposo el Rev. Armando Rodríguez los esperaban con nuevos boletos que para viajar a Angola a través de Etiopia. 

La familia Rodríguez, también fue misionera en Quessua antes de la llegada de Cleo y Leonardo. Ellos han mantenido un contacto muy activo y un apoyo constante al trabajo misionero en Angola. Periódicamente viajan desde Florida con grupos misioneros para colaborar en diferentes tareas. En 2018 organizaron el primer grupo de misionero hispano-latino, que estuvo trabajando en diferentes tareas durante dos semanas en la misión.

La primera escala del regreso la hicieron en Washington DC, donde  el número de casos positivos ya eran considerables. De acuerdo con la Revda. Dra. Benítez la situación era de mucha incertidumbre “El cuadro que vivimos era como para preocuparnos. No sólo en los EE.UU. ya en la mayoría de los países se habían detectados personas contagiadas y muchos ya comenzaban a sumar pérdidas humanas. Aquella noche dormimos apenas cuatro horas para comenzar nuestra segunda escala en Etiopía”. 

Al llegar a Addis Abeba, capital etíope, encontraron una situación inesperada: un gran número de viajeros/as, de diversas naciones,  que congestionaron las áreas del aeropuerto, provenientes de diferentes vuelos que deberían ser examinados a su llegada a ese país “teníamos poco tiempo para abordar nuestro vuelo a Angola y las filas eran interminables”, recuerda Benítez.

“Nos tomaron la temperatura y nos hicieron llenar un formulario, para poder pasar a otro espacio del aeropuerto y el tiempo que teníamos era cada vez menor. Se nos hacía tarde para hacer la conexión hacia Angola. Más, Dios continuó acompañándonos y finalmente pasamos la puerta que nos llevaba hacia nuestro próximo vuelo, para Angola, la tierra prometida a nuestro llamado misionero”, recuerda Benítez. 

Esta pareja misionera da testimonio de su experiencia y de la provisión de Dios en medio de la travesía de su regreso: “hemos visto a Dios protegiéndonos todo el tiempo. En nuestra travesía hemos pasamos por muchos aeropuertos, donde los países ya tenían la transmisión comunitaria de esta terrible pandemia, más Dios es tan fiel que nos guardó. 

Pocos días después de salir de Cuba, se suspendieron todos los vuelos desde y hacia la isla; lo mismo sucedió a su paso por EE.UU., mientras que dos días después de su arribo, Angola cerro también sus fronteras y se enteraron de que hubo manifestaciones de rechazo y agresiones a pedradas contra extranjeros en el aeropuerto de Addis Abeba. Para ambos,  el haber podido atravesar diversos obstáculos  y “no ser contagiados en todo este recorrido fue porque Dios nos salvó. Fue una experiencia tremenda, como cuando Dios estuvo cerrando las aguas del mar rojo detrás de nuestros pies para que el enemigo de todos hoy, que es el COVID-19 no nos alcanzase como en Éxodo 14: 26 – 29”, . 

La salud en los cinco países recorridos

La situación de salud en los diferentes países en que estuvimos: Alemania, EUA, Cuba, Etiopía y Angola  coinciden con el mismo denominador común: ninguna de las naciones visitadas estaban preparadas para enfrentar desde su inicio, esa enfermedad con la seriedad médico-epidemiológica que el Covid – 19 merece”, afirma la Rvda. Dra. Benítez.

En la experiencia medica de esta pareja misionera “muchas decisiones han sido buenas pero tardías, lo que ha permitido en algunos de estos países un acelerado de los casos de contagios locales. Lo que provoca la propagación de esta pandemia, haciendo de la misma, algo incontrolable. Para lo cual, ni los países del primer mundo que visitamos (EEUU y Alemania) ni los países del tercer mundo (Cuba, Etiopia y Angola), tienen recursos humanos, ni médicos suficientes para de detener la pandemia.

Actualmente los EEUU sigue manteniéndose como el foco de la pandemia con el índice de contagios y fallecimientos mas altos del mundo (1,7 millones de contagios y mas de 100 mil fallecidos/as). Por su parte Alemania es el noveno país con mas contagios, mientras Cuba, Etiopia y Angola, mantienen niveles bajos de afectación, pero con la posibilidad latente del incremento en sus estadísticas.   

La pandemia en Angola y respuesta de la Misión en Quessua

El sistema nacional de salud angoleño han mantenido las medidas de restricción de circulación y el estado de emergencia ha ayudado a que la personas permanezcan en sus hogares como relatan Leo y Cleo “cuando llegamos al país nos colocamos en cuarentena por iniciativa propia. Días después de estar trabajando en casa, una comisión médica de la Organización Mundial de la Ssalud (OMS) que nos visitó y nos monitoreo durante los primeros 14 días. Felizmente, después de cumplir la cuarentena, la comisión médica nos volvió a visitar y verificaron que estábamos bien de salud, gracias a Dios. Una vez más el Señor es con nosotros maravilloso”.

El ministerio de salud angoleño con un equipo multidisciplinario, está aplicando ese mismo protocolo de visita y monitoreo a los/as extranjeros/as  y connacionales que han llegado a Angola. “Las autoridades sanitarias controlan los casos sospechosos, rastrean sus contactos, y les colocan en cuarentena domiciliar, así sean  personas asintomáticos. 

Actualmente el país se encuentra estable con tan sólo 71 casos diagnosticados, la mayoría de ellos de personas venidas del exterior y 9 fallecimientos.

Según información oficial de la Comisión interministerial, la ministra de Salud en el país, esta misma noche en conferencia de prensa por la Televisión Pública de Angola (TPA), explicaba que Angola está atendiendo, todos los casos “importados”, en los hospitales de Luanda. 

Frente a la pandemia La IMU en Angola ha colaborado con las orientaciones dadas por las autoridades de salud a nivel nacional y ha acatando las orientaciones del Consejo de Iglesias en Angola para evitar aglomeraciones de mas de 50 personas, por lo que tomó la decisión de suspender los cultos en los templos y orientarlos a realizarse en las casas. 

La Misión Metodista Unida de Quéssua también ha obedecido estas mismas orientaciones, por lo que el programa de alimentación que distribuye almuerzos para unos/as 700 niños/as procedentes de las 7 aldeas vecina a la misión y que asisten fielmente a la escuela dominical en la IMU Central de Quéssua, se ha suspendido temporalmente como medida preventiva contra el COVID-19, hasta que cesE el Estado de Emergencia que vive actualmente el país.

“Desde nuestra llegada a la misión, trabajamos con el pastor local de la IMU Central de Quéssua, el Rev. Rogério Bartolomeu vía de e-mail. Mientras estuvimos en cuarentena, hicimos un folleto con medidas de educación sanitarias para la prevención del COVID 19. Como yo soy especialista en Medicina General Integral y mi esposo en Medicina interna, esto nos ayudo a desarrollar un material que tuviera en cuenta aspectos importantes a considerar en el contexto rural donde nos encontramos, con contenidos tanto médico-científicos, como docentes y pastorales, en un lenguaje sencillo accesible a todos/as los/as aldeanos/as de Quéssua”, dijo la Rvda. Dra., Benítez. 

Junto con el Rev. Rogério Bartolomeu, la pareja misionera han gestionado la conformación de una comisión de voluntarios/as, integrada jóvenes y adultos de la iglesia local, quienes han sido formados/as como facilitadores/as del un manual de prevención que confeccionamos. Esta grupo de facilitadores ha visitado las aldeas Cassucina, Terra Nova, Kula Moxito, Mufongo, Mbango, Clase Centro y la Paz, donde residen los/as miembros de la IMU Central de Quéssua.

La visita de esta comisión fue la primera oportunidad que tuvieron las familias residentes en las aldeas vecinas a la misión, de recibir orientaciones sobre la prevención del COVID-19. El equipo de facilitadores estuvo enseñando a adultos/as y niñas/os cómo evitar la enfermedad con medidas sanitarias tales como el lavado frecuente de las manos. Foto Rev. Gustavo Vasquez, Noticias MU.La visita de esta comisión fue la primera oportunidad que tuvieron las familias residentes en las aldeas vecinas a la misión, de recibir orientaciones sobre la prevención del COVID-19. El equipo de facilitadores estuvo enseñando a adultos/as y niñas/os cómo evitar la enfermedad con medidas sanitarias tales como el lavado frecuente de las manos. Foto Rev. Gustavo Vasquez, Noticias MU.

Según el pastor Bartolomeo, el uso del material y la labor de los/as facilitadores/as fue muy oportuna porque mucha gente no tenía conocimiento de lo que estaba sucediendo a nivel mundial, ya que al no tener energía eléctrica en las aldeas, no hay acceso a televisión, ni radio. 

Solo un milagro de Dios puede hacer que estas personas, que viven en la más grande pobreza, puedan mantenerse sin adquirir la enfermedad covid-19. 

Por otra parte, el Rev. Dr. “Leo” García está trabajando con el equipo de salud de la Conferencia del Oriente de Angola, del Centro de Salud de Quéssua  y la Junta de Salud de Global de GBGM, en un proyecto de prevención del virus, que ayuda a las comunidades a tener recursos médicos para combatir la pandemia.

Educación a distancia  

El Ministerio de Educación de Angola a suspendido las clases y actividades académicas a todos los niveles incluyendo la educación superior. Esto ha impactado los programas de formación teológica y pastoral de la misión. Se han venido haciendo restructuraciones en el calendario académico de los cursos semipresencial y presencial de la Licenciatura en Teología, actualizándolos a la nueva realidad del país. Con esa restructuración, se pretende cumplir con el currículo el cual ha sido sometido a revisión y cambios, considerando la posibilidad de tele clases como alternativa.

Como vice decana de la Facultad Metodista de Teología de Quéssua, la Revda. Dra. Cleo puntualizo que están trabajando para impartir clases alternativas “haciendo uso de la tecnología informática, usando alguna de las redes sociales. Los/as estudiantes de Licenciatura en Teología tienen asignaciones para desarrollar materiales en sus casas. En la búsqueda de garantizar que el ejercicio académico continúe estamos buscando facilitar el uso de la Internet, un medio aquí en la zona rural ha sido poco explorado y con algunas dificultades de acceso, más con la ayuda del Señor, estoy segura de que lo conseguiremos”. 

La pandemia conlleva reflexiones necesarias

La labor de esta pareja misionera en el área de la salud, la educación teológica y el cuidado pastoral, es admirable y conlleva a una necesaria reflexión teológica basada en las múltiples experiencias que día a día confrontan y nutren a la vez su fe y su desarrollo espiritual:

Suscríbase a nuestro nuevo boletín electrónico en español y portugués UMCOMtigo

¿Le gusta lo que está leyendo y quiere ver más? Regístrese para recibir nuestro nuevo boletín electrónico UMCOMtigo, un resumen semanal en español y portugués, con noticias, recursos y eventos importantes en la vida de La Iglesia Metodista Unida. 

¡Manténgase informado/a!

Como seres humanos nos hemos acostumbrado a jugar a ser el dios de nosotros/as mismos/as y  construimos un mundo globalizado donde creemos no necesitar de Dios; un mundo en el que algunos piensan que tienen todo el poder, cayendo en el pecado estructural de generar un gran numero de victimas con muchas necesidades y carencias, gracias a sus excesos. Todos necesitamos detenernos y reflexionar sobre, ¿qué estamos haciendo con nuestras vidas, con la familia, con los valores humanos que nos asemejan a la imagen de nuestro Creador? En estos momentos, valoramos más la vida y a quienes tenemos a nuestro alrededor, como nunca antes ya que, infelizmente, lo estamos viendo morir a diario. 

A pesar de las constantes malas noticias, como siervos de Dios desde nuestro campo misionero, tenemos un mensaje de esperanza: La buena nueva continua, Cristo esta dispuesto a cubrirnos con su sangre preciosa, la misma que en los tiempos antiguos era encarnada en el sacrificio del cordero, que liberó al pueblo hebreo a través de la experiencia de la primera pascua (Éxodo 12: 13 - 28). 

Mi esposo y yo, vemos reproducirse esta experiencia pascual todos los días, en cada aldeano/a que aprende a ser precavido a través del nuestro folleto, pues, como dice la Biblia "El prudente ve el peligro y lo evita, el inexperto sigue adelante y sufre las consecuencias" (Proverbios 27: 12 ). Convertir inexpertos en prudentes para evitar que la humanidad continúe sufriendo las consecuencias de enfermedades como esta, es un desafío al que Dios nos ha llamado a confrontar, esa es la misión y desde este rincón del oriente de Africa no dejaremos a las personas sufriendo las consecuencias”.

 

* El Rev. Gustavo Vásquez es el Director de Noticias Metodistas Unidas para la audiencia hispano-latina. Puede contactarlo al (615) 742-5155 o por correo electrónico: [email protected]. Para leer más noticias metodistas unidas, ideas e inspiración para el ministerio suscribirse gratis al UMCOMtigo.

Misión
Manuel Padilla es el nuevo Director Interino del Plan para el Ministerio Hispano-Latino, en sustitución al Rev. Francisco Canas quien se retiro del cargo después de servir por 14 años. Foto cortesía PHLM.

Plan para el ministerio hispano-latino nombra nuevo director interino

Manuel Padilla sera el nuevo director del Plan, despues de que el rev. Francisco Cañas se retirara despues de 14 años sirviendo como Director Ejecutivo del Plan para los Ministerios Hispano-Latinos.
Iniciativas Congregacionales
El 14 de junio se reanudaron los servicios de adoración en persona en el santuario de la Primera Iglesia Metodista Unida Sulphur Springs, Texas, aplicando las restricciones para ocupar los bancos y otras medidas de seguridad relacionadas con la pandemia del COVID-19. El 8 de marzo tuvieron el último servicio en persona antes de la pandemia. Foto de Sam Hodges, Noticias MU.

De regreso a la iglesia: "Como en Pascua y Navidad"

Las restricciones son muchas, y la pandemia de coronavirus sigue siendo una amenaza, pero cada vez más iglesias metodistas unidas están reanudando los cultos de adoración presenciales.
Misión
Molly Fiore, pastora de la IMU Eagle Valley en Eagle, Colorado, revisa los controles en la cónsola de sonido cerca del púlpito de la iglesia. Con las iglesias cerradas debido al COVID-19, los/as trabajadores/as de la tecnología de información y los/as pastores/as tuvieron que mejorar sus habilidades tecnológicas para conectarse con las congregaciones. Foto de Matt Miller, cortesía de la IMU Eagle Valley.

Héroes de la tecnología de información han mantenido la iglesia en marcha durante la pandemia

Cuando los servicios dominicales se cancelaron debido al coronavirus, los esfuerzos de quienes trabajan en el ministerio de las tecnologias de la conunicacion permitieron a muchas iglesias hacerse presentes en internet.