Metodistas de Bolivia despiden al Obispo Javier Rojas

El Obispo Emérito de la Iglesia Evangélica Metodista de Bolivia (IEMB), Rev. Javier Rojas Terán, falleció trágicamente el pasado 12 de marzo, según informó el Obispo Modesto Mamati Achata en un comunicado oficial de la iglesia, en el cual agregó “en éste momento de dolor toda la comunidad metodista sentimos la partida de nuestro hermano”.

El Obispo Rojas Terán de 53 años de edad, pereció en un accidente automovilístico a la altura de la población de Oruro, cuando viajaba desde La Paz (capital de Bolivia) a la ciudad de Cochabamba ubicada a 380 Km al sureste.

Sus restos fueron velados en el coliseo del Instituto Americano, en La Paz, donde las autoridades, líderes y la comunidad metodista de la IEMB compartieron con su viuda la sra. María Luisa Rojas, sus hijos, familiares y amigos. Posteriormente, fue trasladado a la ciudad de Quillacollo en Cochabamba, donde fue enterrado.

El Obispo Rojas Terán dejo un legado importante en el desarrollo y fortalecimiento de la IEMB, durante su gestión entre los años del 2009 al 2014. De acuerdo con el Rev. Edgar Avitia, Director Ejecutivo para la Región de América Latina y el Caribe de la Junta de Ministerios Globales (GBGM) de La Iglesia Metodista Unida “el Obispo Rojas fue un gran hombre, con excelentes cualidades administrativas, amante de Dios y de su pueblo boliviano”.

En su ejercicio ministerial forjó una estrecha relación de misión y cooperación con la Conferencia Anual de Norte de Illinois, en los EE.UU., la cual se oficializó en junio de 2008. Este acuerdo de cooperación incluyó aspectos como la formación de líderes, el desarrollo de infraestructura, apoyo médico a los ministerios relacionados con la salud, apoyo a las iniciativas de justicia social en favor de los pueblos indígenas y la promoción del conocimiento sobre Bolivia en el área de influencia de la conferencial anual.

El Obispo Hee Soo Jung, quien fuera líder episcopal de Northern Illinois y que actualmente lidera la de Wisconsin, expresó su pesar por el fallecimiento prematuro del obispo y enfatizó: “él era un líder visionario que llevó al metodismo boliviano a nuevos días de profundo compromiso con la justicia social y el evangelio”. El Obispo Jung concluyó destacando que el liderato del Obispo Rojas fue una influencia positiva, tanto para las comunidades metodistas bolivianas como para el resto de América Latina.

Relacionado

Temas Sociales
Ramiro Ramírez tocó la campana en la Iglesia Metodista Unida de Jackson Chapel en San Juan, Tejas. La familia de Ramírez donó el terreno para la iglesia, que se estableció en 1874. El muro fronterizo propuesto por el presidente Trump está programado para que atraviese la propiedad de la iglesia, incluido su cementerio histórico. Foto por Mike DuBose, SMUN.

El muro fronterizo podría destruir parte de iglesia metodista hispana de valor histórico

El muro fronterizo propuesto por el presidente Donald Trump podría destruir una parte de la historia metodista y perturbar los cementerios sagrados en esta pequeña zona rural, a solo una milla del Río Bravo.
Temas Sociales

Líder laica metodista hispana asesinada en masacre en Florida

La comunidad metodista unida en el centro de la Florida está de luto, por la absurda muerta de una de muy querida hermana de la Iglesia Metodista Unida (IMU) Nuevo Pacto, un banco local del condado de Highlands.
Inmigración
"El obispo Felipe Ruiz Aguilar de la Iglesia Metodista de México (frente) y Roberto Casares de la Iglesia Metodista El Divino Redentor ayudan a servir la cena a los/as migrantes y otras personas que viven en la calle en Mariachi Plaza en Mexicali, México, en agosto de 2018. Ruiz estaba entre los seis obispos de la Iglesia Metodista de México, que firmaron una declaración para pedir un mejor trato a los/as refugiados/as. Foto de archivo por Mike DuBose, SMUN".

Obispos metodistas de México exhortan a brindar trato digno a inmigrantes

Los/as obispos/as José Antonio Garza Castro, Felipe Ruiz Aguilar, Raquel Balbuena Osorio, Rodolfo Rivera de la Rosa, Rogelio Hernández Gutiérrez y Moisés Morales Granados, firmaron la declaración, dirigida a la Iglesia Metodista de México, a las iglesias hermanas y "a todas las personas de buena voluntad".