La toga protestante

Muchos hermanos evangélicos cuando asisten a un culto de una iglesia reformada o metodista quedan perplejos. Perplejos cuando observan al pastor o pastora de la iglesia utilizando una toga cuando celebra el culto, expone los textos bíblicos ante la congregación o preside la Cena del Señor.

Enseguida su pensamiento viaja a un entendimiento clerical del uso de dicha prenda. Nada más lejos de la realidad. Una enseñanza central del protestantismo es la confesión de que todos los creyentes son sacerdotes. En el protestantismo no existe algo así como un orden clerical diferenciado de los laicos. En las iglesias protestantes todos somos laicos con diferentes funciones dentro de la vida eclesial. No existen personas sagradas, si acaso debemos afirmar que todos los componentes del pueblo de Dios lo son.

Una de esas funciones tiene que ver con el carisma pastor-maestro. El pastor o pastora se dedica a la exposición de los textos bíblicos y la administración de los sacramentos (bautismo y Santa cena). La iglesia elige a sus pastores, después de haber pasado un tiempo de estudios formales y pasar por un comité que certificará tanto su formación como su vocación, y le concede la toga como signo de autoridad (autoridad no impositiva) para llevar a cabo su ministerio.

Cuando un pastor o pastora utiliza la toga, ésta no le señala a él, sino a su ministerio eclesial. Ello, como alguien escribió, evita toda ostentación en el vestir por parte del ministro, ya que éste queda “oculto” por la toga pastoral. La toga señala a Cristo, no al ministro de culto.

La distancia o cercanía del pastor se hará visible en el trato que éste tiene con sus hermanos y hermanas en el Señor. Es en ese contexto relacional donde se certificará si el ministro tiene un talante clerical o fraterno, y no en el uso de la toga pastoral.

* Ignacio Simal Camps es el Director Dpto. de Comunicación en Iglesia Evangélica Española, Pastor en Església Protestant Sant Pau y Presidente de la Mesa de l'Església Evangèlica de Cataluña. Este artículo fue publicado en: http://www.esglesiasantpau.org/la-toga-protestante/

Temas Sociales
Madre migrantes en un campamento improvisado cerca del cruce fronterizo en Tijuana, reciben alimentos y otros suministros de ayuda de la Iglesia Metodista Nuevo Pacto y la Iglesia Evangélica San Pablo en Tijuana. Unos 1.500 inmigrantes se han establecido allí, muchos/as de ellos/as con la esperanza de presentar solicitudes de asilo ante las autoridades de inmigración de Estados Unidos. Foto de Mike DuBose, Noticias MU.

Las madres de la frontera cuentan sus historias

Las madres migrantes en la frontera mantienen su lucha por buscar un futuro más esperanzador para ellas y sus familias.
Iglesia Local
La Pastora Cassandra “Cassy” Nuñez nació en el norte de México y emigró con su familia a EE.UU. cuando tenía 9 años. Actualmente es beneficiaria de DACA, por lo que se denomina así misma como una “pastora DACAmentada". Foto cortesía de la Conferencia Anual Baltimore - Washington.

Una pastora hispana que sueña en voz alta

Núñez fue designada, como pastora local, a la IMU Hispana de Salem en julio pasado y ha venido trabajando en el desarrollo de relaciones frescas, genuinas y amistosas con su comunidad.
Entidades de la Iglesia
La Comisión General sobre Religión y Raza (GCORR por sus siglas en inglés) y la Comisión General de Estatus y Rol de Mujeres (GCSRW por sus siglas en inglés) de La Iglesia Metodista Unida (IMU) han recibido una solicitud del Caucus hispano-latino para observar el proceso que se le sigue a la Obispa Minerva Carcaño. Fotocomposicion cortesía de MARCHA.

MARCHA solicita a comisiones de raza y mujer supervisar proceso contra la Obispa Carcaño

Desde el anuncio de la suspensión de la Obispa Carcaño, MARCHA ha planteado cuestionamientos al proceso enviando dos cartas abiertas al Colegio de Obispos/as de la Jurisdicción Oeste y la Comisión Episcopal