La Pregunta Metodista: ¿Qué dice La Iglesia Metodista Unida sobre el ayuno?

Hay una base bíblica fuerte para el ayuno, particularmente durante los 40 días de Cuaresma que conducen a la celebración de Pascua. Jesús, como parte de su preparación espiritual, fue al desierto y ayunó 40 días y 40 noches, según los Evangelios.

El ayuno ha sido una parte del metodismo desde sus comienzos. John Wesley consideraba el ayuno una parte importante de la vida de un/a cristiano/a y ayunaba semanalmente. Para Wesley, el ayuno era una manera importante de expresar el dolor por el pecado y la penitencia por la indulgencia en comer y beber. Creía que permitía más tiempo para la oración y era más significativo si se combinaba con dar a los pobres. Wesley aconsejó la precaución contra el ayuno extremo y contra el ayuno para aquellos/as de salud frágil.

Aunque el ayuno generalmente se refiere a cualquier práctica de restringir los alimentos, hay una distinción entre el ayuno (limitar el consumo de alimentos y bebidas) y la abstinencia (abstenerse de comer carne.) La abstinencia de la carne un día a la semana es un acto universal de penitencia. Es importante que consulte con su médico antes de intentar un ayuno total (sin comida, pero solo agua) por más de 24 horas.

La Cuaresma es un momento muy personal de auto-reflexión, por lo que La Iglesia Metodista Unida no tiene pautas oficiales sobre cómo las personas deben observar Cuaresma. Algunos/as optan por renunciar a un determinado alimento, sin embargo, un espíritu de ayuno puede incluir la restricción de actividades como la televisión, compras o redes sociales. Algunos eligen regalar ropa o posesiones, dar tiempo voluntariamente o aumentar el tiempo dedicado a la oración. Ayudamos a reorientarnos lejos de la distracción de esas cosas y de vuelta a Dios. 

* Este contenido fue producido por InfoServ, un ministerio de Comunicaciones Metodistas Unidas.

**Michelle Maldonado es la Directora Asociada de Comunicaciones Hispano/Latinas de la IMU. Puede contactarle al (615) 742-5775 o por mmaldonado@umcom.org.        

Relacionado

Conferencia Anual
El Rev. Hernández sirvió en la Iglesia Metodista de Cuba  durante 23 años como pastor y superintendente. Es pastor fundador de La Nueva Iglesia, en la ciudad de Miami y se desempeño como Superintendente del Distrito Suroeste de la Conferencia Anual de Florida. En la foto de archivo (2013) el Obispo Kenneth Carter (izquierda) y el Rev. David Dodge (derecha) imponen sus manos sobre Hernández al comisionarle como superintendente. Foto cortesía del Rev. Armando Rodríguez.

Conferencia de Florida comisiona nuevo director de ministerios latinos

El Rev. Rinaldo “Rini” Hernández, fue designado como nuevo Director de Desarrollo de Nuevas Iglesias y Ministerios Latinos de la Conferencia Anual de Florida.
Conferencia Anual
Para la Rvda. Fabiola Grandon-Mayer, este nombramiento es como un trabajo pastoral solo que va a ser desde otra perspectiva: “Mi oración es que el distrito entienda que esto es un trabajo que hacemos juntos/as, con los/as laicos/as y clérigos/as”, dijo la reverenda.  Foto cortesía de la Rvda. Fabiola Grandon-Mayer.

Primera pastora chilena superintendente en la IMU

La Conferencia Anual del Norte de Illinois de la Iglesia Metodista Unida (IMU) se une a la lista de las conferencias de los Estados Unidos, que han nombrado a una hispana-latina como superintendenta de distrito.
Conferencia Anual
Con el nombramiento de los reverendos Héctor Burgos y Eunice Vega-Pérez (quienes se suman al Rev. Manuel Sardiñas nombrado en 2014) la Conferencia Anual Ampliada de Nueva Jersey se covierte en la que tiene el mayor número de hispano-latinos sirviendo como superintendentes/as al mismo tiempo. Foto cortesía de la Revda. Dra. Eunice Vega-Pérez.

Conferencia de Nueva Jersey con mayor número de hispano-latinos como superintendentes

La Conferencia Anual de Nueva Jersey de la Iglesia Metodista Unida (IMU) nombró dos líderes del ministerio hispano-latino, los/as reverendos/as Eunice Vega (Dsitrito Skylands) y Héctor Burgos (Distrito Capital), como nuevos/as superintendentes de distrito.