La Pregunta Metodista: ¿Qué dice La Iglesia Metodista Unida sobre el ayuno?

Hay una base bíblica fuerte para el ayuno, particularmente durante los 40 días de Cuaresma que conducen a la celebración de Pascua. Jesús, como parte de su preparación espiritual, fue al desierto y ayunó 40 días y 40 noches, según los Evangelios.

El ayuno ha sido una parte del metodismo desde sus comienzos. John Wesley consideraba el ayuno una parte importante de la vida de un/a cristiano/a y ayunaba semanalmente. Para Wesley, el ayuno era una manera importante de expresar el dolor por el pecado y la penitencia por la indulgencia en comer y beber. Creía que permitía más tiempo para la oración y era más significativo si se combinaba con dar a los pobres. Wesley aconsejó la precaución contra el ayuno extremo y contra el ayuno para aquellos/as de salud frágil.

Aunque el ayuno generalmente se refiere a cualquier práctica de restringir los alimentos, hay una distinción entre el ayuno (limitar el consumo de alimentos y bebidas) y la abstinencia (abstenerse de comer carne.) La abstinencia de la carne un día a la semana es un acto universal de penitencia. Es importante que consulte con su médico antes de intentar un ayuno total (sin comida, pero solo agua) por más de 24 horas.

La Cuaresma es un momento muy personal de auto-reflexión, por lo que La Iglesia Metodista Unida no tiene pautas oficiales sobre cómo las personas deben observar Cuaresma. Algunos/as optan por renunciar a un determinado alimento, sin embargo, un espíritu de ayuno puede incluir la restricción de actividades como la televisión, compras o redes sociales. Algunos eligen regalar ropa o posesiones, dar tiempo voluntariamente o aumentar el tiempo dedicado a la oración. Ayudamos a reorientarnos lejos de la distracción de esas cosas y de vuelta a Dios. 

* Este contenido fue producido por InfoServ, un ministerio de Comunicaciones Metodistas Unidas.

**Michelle Maldonado es la Directora Asociada de Comunicaciones Hispano/Latinas de la IMU. Puede contactarle al (615) 742-5775 o por mmaldonado@umcom.org.        

Relacionado

Misión
De izquierda a derecha: Obispa Peggy Johnson, Hermana Norma Pimentel, Obispa Sally Dyck y Obispa Hope Morgan Ward. Foto cortesía de Tricia Bruckbauer.

El Cuerpo de Cristo en la frontera sur

La Conferencia Anual de Río Texas y el Obispo Robert Schnase encabezaron una delegación de la Junta general de Iglesia y Sociedad (GBCS) de La Iglesia Metodista Unida (IMU) en un viaje a la frontera sur de los Estados Unidos.
Foto de archivo de Joey Butler, UMNS.  El Rev. Jerome R. DeVine (izquierda, atrás) hace la señal de la cruz sobre la Revda. Kyland Dobbins durante una reafirmación del bautismo en "Facing the Future 2018", un evento para el clero en nombramientos trans-raciales e interculturales, llevado a cabo en la ciudad de Newark, estado de Nueva Jersey. DeVine describió el servicio como "un recordatorio de cómo somos reclamados por la gracia de Dios en el bautismo, así como el don continuo de la gracia que nos sana y fortalece en medio de las tormentas de la vida y el ministerio".

La Pregunta Metodista: Los/as metodistas unidos/as usan la señal de la cruz

La señal de la cruz es una antigua práctica cristiana, que data de al menos el comienzo del siglo III (mucho antes de que existieran las iglesias protestantes y/o evangélicas)
Temas Sociales
Al rededor de esta pintura mural que muestra la imagen de Jesús y diferentes episodios de las escrituras, se dieron cita líderes clérigos/as y laicos/as en Ciudad España, para coordinar acciones en favor de la población migrante hondureña.

Metodismo unido en Honduras busca acompañar a quien emigra, a quien se queda y a quien regresa

En convenio con el Plan Nacional de Ministerio Hispano-Latino (PNMHL), la Misión Metodista Unida de Honduras (MMUH) participó en un taller llamado “Migración.