Iglesia Metodista de Mexico se pronunció ante desaparición de estudiantes

Ciudad de México 30-octubre-2014.- Los obispos Juan Pluma Morales y Andrés Hernández Miranda, de la Iglesia Metodista de México Asociación Religiosa (IMMAR), lamentaron la proliferación de la violencia social en nuestro país de manera alarmante en los últimos años, por la lucha de poder que se da entre las mafias y el crimen organizado, pero también en las Instituciones, lo que ha derivado en el hallazgo de fosas clandestinas no sólo en Guerrero, sino en muchas partes del país, y por desgracia seguirán apareciendo como una prueba de esa lucha intestina.

“Esta ambición de poder provoca corrupción y descontento social; está provocando ahora la desaparición de 43 estudiantes y continuará en escalada, si es que no hay una acción efectiva de las Instituciones. Por eso es que los hombres del poder deben gobernar con justicia y verdad para todos, desde todas las oficinas en todo el país para todos los mexicanos”, señalaron.

Exhortaron a las más de 70 mil congregaciones evangélicas que existen actualmente en México, con más de millón y medio de feligreses, a que se unieran en una REUNIÓN DE ORACIÓN NACIONAL que se llevó a cabo el 2 de noviembre, a partir de las 18:30 horas, con el fin de pedir a Dios que sean encontrados los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa, Guerrero, y que Dios de sabiduría a los mandatarios para que cumplan con su obligación constitucional de garantizar la paz en el país.

Sostuvieron que las congregaciones evangélicas que laboran para mejorar la calidad de vida en zonas indígenas en Guerrero, están amenazadas por organizaciones criminales, ya que se han dedicado al mejoramiento de vida de los sectores en situación de vulnerabilidad y a la educación y progreso social de los mismos, sin que hasta el momento la seguridad sea garantizada en esas zonas.

La Iglesia Metodista de México es la primera Asociación Religiosa Evangélica en México que hace un pronunciamiento oficial en torno a la desaparición de los estudiantes normalistas, además de que invitó a sus militantes a solidarizarse con las familias afectadas enviándoles ropa, alimentos y otros recursos que ya se colectan en los más de 500 templos de esta denominación ubicados en la República Mexicana.

Fuente: http://noticiareligiosa.blogspot.mx/2014/10/metodistas-caso-ayotzinapa-guerrero.html

Foto: Jazbeck

Temas Sociales
Madre migrantes en un campamento improvisado cerca del cruce fronterizo en Tijuana, reciben alimentos y otros suministros de ayuda de la Iglesia Metodista Nuevo Pacto y la Iglesia Evangélica San Pablo en Tijuana. Unos 1.500 inmigrantes se han establecido allí, muchos/as de ellos/as con la esperanza de presentar solicitudes de asilo ante las autoridades de inmigración de Estados Unidos. Foto de Mike DuBose, Noticias MU.

Las madres de la frontera cuentan sus historias

Las madres migrantes en la frontera mantienen su lucha por buscar un futuro más esperanzador para ellas y sus familias.
Iglesia Local
La Pastora Cassandra “Cassy” Nuñez nació en el norte de México y emigró con su familia a EE.UU. cuando tenía 9 años. Actualmente es beneficiaria de DACA, por lo que se denomina así misma como una “pastora DACAmentada". Foto cortesía de la Conferencia Anual Baltimore - Washington.

Una pastora hispana que sueña en voz alta

Núñez fue designada, como pastora local, a la IMU Hispana de Salem en julio pasado y ha venido trabajando en el desarrollo de relaciones frescas, genuinas y amistosas con su comunidad.
Entidades de la Iglesia
La Comisión General sobre Religión y Raza (GCORR por sus siglas en inglés) y la Comisión General de Estatus y Rol de Mujeres (GCSRW por sus siglas en inglés) de La Iglesia Metodista Unida (IMU) han recibido una solicitud del Caucus hispano-latino para observar el proceso que se le sigue a la Obispa Minerva Carcaño. Fotocomposicion cortesía de MARCHA.

MARCHA solicita a comisiones de raza y mujer supervisar proceso contra la Obispa Carcaño

Desde el anuncio de la suspensión de la Obispa Carcaño, MARCHA ha planteado cuestionamientos al proceso enviando dos cartas abiertas al Colegio de Obispos/as de la Jurisdicción Oeste y la Comisión Episcopal