¡El poder está en el equipo!

Obispo Bill McAlilly

24 de septiembre, 2012 | Comentario

Tenía 8 años cuando, por primera vez, estuve en un equipo deportivo. Jugué derecha de campo para el equipo de béisbol de verano de los "Cardenales", en Fulton, Mississippi. No era el más dotado, especialmente porque, en aquellos días, se permitía gente de diferentes edades, y yo era el más joven. Pero tenía la gorra y jersey del equipo. No me acuerdo del entrenador, pero lo que recuerdo es que éramos un equipo. Practicábamos juntos, jugábamos juntos, y ganábamos o perdíamos como equipo. Aprendí que somos más fuertes juntos que separados. Aprendí que es muy raro que un equipo gane por sólo una persona.

¡El poder está en el equipo!

Al vivir y servir en mi conferencia, me doy cuenta que a veces el poder del grupo se cambia en el poder del yo. Descubro que muchos de nuestros clérigos y laicos se sienten solos. Descubro que muchas congregaciones se han desconectado de la comunidad más amplia de nuestros hermanos y hermanas del vecindario y de la denominación.

Descubro que se produce la pérdida de la conciencia de que el poder está en el equipo.

En un tiempo cuando la vida es incierta y cuando hay más malas noticias que buenas noticias, ¡tenemos una historia que compartir que es absolutamente maravillosa! Todos juntos formamos la Iglesia Metodista Unida, que sirve a más de 2,000 lugares de misión en todo el mundo. A causa de la contribución de todos nosotros, la iglesia ha empezado más de 200 nuevas iglesias en Vietnam.

¡El poder está en el equipo!

En 1750, Juan Wesley produjo la idea de la "conexión". Era la forma en que Wesley hablaba de que los predicadores laicos debían rendir cuentas unos a otros. Era una forma de ayudar a los pastores locales a que entendiesen que estaban unidos unos con otros a través de Cristo, que debemos rendir cuentas unos a otros. Wesley, incluso, fue más allá de la idea de equipo, para hablar de estar emparentados a través de Cristo.

¡El poder está en el equipo!

No estamos solos. Estamos unidos unos a otros, porque compartimos una misma identidad como miembros de la familia de Dios. Somos uno porque somos el pueblo llamado metodista. Trabajando y ofrendando juntos, podemos hacer lo imposible.

Como obispo, espero que Dios haga grandes cosas que jamás soñamos. Vamos a compartir juntos el ministerio. ¡Somos parte del mismo equipo, miembros de la misma familia, unidos en Cristo!
Temas Sociales
Madre migrantes en un campamento improvisado cerca del cruce fronterizo en Tijuana, reciben alimentos y otros suministros de ayuda de la Iglesia Metodista Nuevo Pacto y la Iglesia Evangélica San Pablo en Tijuana. Unos 1.500 inmigrantes se han establecido allí, muchos/as de ellos/as con la esperanza de presentar solicitudes de asilo ante las autoridades de inmigración de Estados Unidos. Foto de Mike DuBose, Noticias MU.

Las madres de la frontera cuentan sus historias

Las madres migrantes en la frontera mantienen su lucha por buscar un futuro más esperanzador para ellas y sus familias.
Iglesia Local
La Pastora Cassandra “Cassy” Nuñez nació en el norte de México y emigró con su familia a EE.UU. cuando tenía 9 años. Actualmente es beneficiaria de DACA, por lo que se denomina así misma como una “pastora DACAmentada". Foto cortesía de la Conferencia Anual Baltimore - Washington.

Una pastora hispana que sueña en voz alta

Núñez fue designada, como pastora local, a la IMU Hispana de Salem en julio pasado y ha venido trabajando en el desarrollo de relaciones frescas, genuinas y amistosas con su comunidad.
Entidades de la Iglesia
La Comisión General sobre Religión y Raza (GCORR por sus siglas en inglés) y la Comisión General de Estatus y Rol de Mujeres (GCSRW por sus siglas en inglés) de La Iglesia Metodista Unida (IMU) han recibido una solicitud del Caucus hispano-latino para observar el proceso que se le sigue a la Obispa Minerva Carcaño. Fotocomposicion cortesía de MARCHA.

MARCHA solicita a comisiones de raza y mujer supervisar proceso contra la Obispa Carcaño

Desde el anuncio de la suspensión de la Obispa Carcaño, MARCHA ha planteado cuestionamientos al proceso enviando dos cartas abiertas al Colegio de Obispos/as de la Jurisdicción Oeste y la Comisión Episcopal