Evitando el mercantilismo de la Semana Santa

Translate Page

Ahora que vivo en los Estados Unidos, añoro la simplicidad de vida que experimentaba en Maua, Kenia, durante la Semana Santa. Su celebración carece de todo el comercialismo que encontramos aquí. Cada vez que voy al supermercado o a una tienda, me sorprende el espacio que se dedica que las golosinas, los huevos, animales de peluche, canastas, decoraciones y la ropa de primavera. Estos productos ocupan más espacio que cualquier tienda de Maua.

En los Estados Unidos, se gasta cerca de $2 billones en dulces para el Día de Resurrección. Se gasta dos billones para celebrar a quien nos dijo que alimentáramos a los pobres.

En Maua, el Día de Resurrección no tiene que ver con huevos, caramelos, o regalos de ropa nueva. En Maua, se celebra el Jueves Santo con un servicio a las 5:00 p.m. Los días viernes y lunes son feriados. Todos los negocios cierran a medio día y la mayoría de la gente asiste a los servicios para orar, cantar y agradecer a Dios por el regalo de su Hijo.

El Domingo de Resurrección, se tiene un servicio que dura de tres a cuatro horas, lleno de alabanzas y gratitud, danzas, drama, sermón, comunión y testimonios. Con frecuencia, el servicio incluye los coros de jóvenes y adultos, y los niños bailan.

Al final del servicio, todos sabemos que Jesús murió y resucitó por nosotros. La iglesia se llena de gozo, agradecimiento, esperanza y fe. Aunque no se celebra una cena con verduras, ensaladas, pan, carne y postres, todos salimos sintiendo que hemos tenido una fiesta. Uno quiere irse bailando a casa porque el gozo nos sigue después de la iglesia. ¡Cristo ha resucitado!

En lugar de gastar 2 billones en chocolates, enviemos ese dinero para alimentar a los pobres en el nombre de Jesús.

*Jerri Savuto era misionera de GBGM y, junto a su esposo Bill, servía en el Hospital Metodista de Maua, Kenia.

Alcance Multicultural
Rev. Eliezer Valentín Castañón. Foto cortesía del autor.

El mes de la herencia hispana: una celebración anti-colonial.

Nuestra celebración del mes de la herencia hispana tiene un rol importante en la afirmación de la humanidad de millones de personas que conectan sus raíces al continente sudamericano y al caribe hispano parlante.
Concilio de Obispos
La Obispa Minerva Carcaño, primera mujer hispano-latina electa como líder episcopal en La Iglesia Metodista Unida, es reconocida dentro y fuera de la denominación como una de las lideres más relevantes en favor de la justicia social y la reivindicación de los derechos humanos de los/as inmigrantes. Actualmente, enfrenta un proceso disciplinario que ha provocado su suspensión de la actividad episcopal, el cual se ha extendido más de lo normal, creando incertidumbre e inconformidad en diversos sectores de la iglesia, de acuerdo a lo expresado por MARCHA, en su carta al Concilio de Obispos/as. En la foto de archivo, se dirige a una manifestación en apoyo de la reforma migratoria durante la Conferencia General de 2016 en Portland, Oregón. Foto Mike DuBose, Noticias MU.

Más de cien firmantes piden intervención del Concilio de Obispos/as en caso de Obispa Carcaño

En una correspondencia dirigida al Concilio de Obispos/as, el caucus hispano-latino de la denominación expresó sus preocupaciones por un posible trato discriminatorio en este caso y solicitó su intervención en el proceso.
Teología
Este nutrido grupo de pastores/as locales hispano-latinos/as están listos/as para dar los próximos pasos para obtener la licencia ministerial, a través de un programa impartido en español por el Seminario Evangélico de Teología Garret. Foto cortesía de la Conferencia Anual del Norte de Illinois.

Garret ofrece estudios en español para pastores/as hispano-latinos

Después de que los/as estudiantes/as reciban la documentación oficial de Garret y una vez sean designados/as por el obispo, podrán recibir la licencia para el ministerio pastoral para predicar, enseñar, dirigir la adoración, recibir nuevos/as miembros y ministrar los sacramentos.