Enfrentando el abuso doméstico

Linda Bales Todd

19 de julio, 2012 | Comentario Iglesia y Sociedad


Linda B. Todd.

Durante la década de 1980, asistí por un tiempo a la IMU Hawker, en Beavercreek, Ohio. Recuerdo que cada domingo salía de la iglesia sintiendo que el pastor, Rdo. Steve Daniels, me había hablado directamente en su sermón.

El Rdo. Daniels traía el evangelio a mi corazón y mente a través del humor, historias de vidas transformadas y de reconciliación, junto con otras técnicas que hacían que el mensaje de Jesús cobrara vida en mi interior, al punto de traer lágrimas a mis ojos.

Después de un tiempo sentí que el Rdo. Daniels era una persona confiable, a quien podía confiar mis luchas y problemas. Sabía que podía escucharlas con gracia, compasión y respeto. Todos decían que la IMU Hawker era un lugar seguro donde cada uno podía ser uno mismo y vivir rodeado de amor.

Llamamiento
La gente sigue el llamado al ministerio por muchas razones. Algunos quieren ser predicadores, otros maestros y otros sanadores.

Cualquiera sea la razón de obedecer el llamado al ministerio, quienes se paran detrás del púlpito tienen la oportunidad de salvar vidas espiritual y físicamente. Este es un gran don.

Pero muchas veces, por temor o falta de compasión, los predicadores no logran traer el amor de Dios y su gracia a la realidad de la vida diaria de la gente. Sabemos que son pocos los sermones que hablan del abuso doméstico, aunque sabemos que este tipo de sermones puede animar a una persona a crear una vida más segura y sana para sí misma.

Escuchando el clamor
Hace un tiempo asistí a una conferencia sobre el abuso doméstico. Uno de los expositores fue el Rdo. Charles Dahm, sacerdote de St. Pius, en Chicago, quien dijo que un domingo predicó sobre la violencia doméstica. Su sermón hizo que la congregación creciera en número y gracia. El sermón hizo que varias mujeres se acercaran a él buscando ayuda por la violencia que sufrían.

Después de un tiempo, la congregación empezó un ministerio para abordar el abuso, llamado
Teología
Pablo Sosa dejó un o de los legados musicales y litúrgicos más ricos del metodismo hispano parlante. Foto ilustración Noticias MU.

“El Cielo Canta Alegría” mientras la iglesia se conduele ante fallecimiento de Pablo Sosa

Fue pastor de la Iglesia Evangélica Metodista Argentina (IEMA) y un líder mundialmente reconocido por su labor ministerial en la composición musical, docencia, dirección coral y liturgia
Historias de Fe
De derecha a izquierda vemos al Rev. Dawn Taylor-Storm, la Revda. Molly Dee Rounsley, Revda. Evodia Villalvia, Revda. Luky Cotto, la Obispa Peggy Johnson, quien escribió sobre la terrible experiencia de Isabella en su Blog ("Via Dolorosa"), y Luis Castillo, un traductor. Foto por John Coleman.

Metodistas en Pensilvania atiende el ruego de una madre inmigrante

La IMU El Buen Samaritano en West Chester, buscó para una de sus miembros, una joven madre inmigrante latina cuyo esposo había sido detenido y luego deportado a Honduras.
Entidades de la Iglesia
Kevin Dunn, director del servicio de datos de la agencia presenta una visión general de la membresía de los/as metodistas unidos/as en los Estados Unidos a la junta del Concilio General de Finanzas y Administración (GCFA por sus siglas en inglés), durante su reunión del 15 de noviembre en Nashville, Tennessee. Entre los puntos resaltantes señaló el crecimiento de la iglesias hispano-latinas y multirraciales. Foto por Kathleen Barry, Noticias MU.

Mientras membresía desciende en EEUU iglesia hispano-latina crece

Las estadísticas de la denominación proyectan que al menos la mitad de la denominación vive fuera de los EE. UU.