Empezando el camino del arrepentimiento

Kathy L. Gilbert Linda Bloom*

1 de mayo, 2012 ? Noticias UMNS


El Rdo. George Tinker predica durante el acto de arrepentimiento que se llevó a cabo en la Conferencia General 2012, en Tampa, Florida. Foto UMNS por Paul Jeffrey.


Si los metodistas unidos hablan seriamente acerca de arrepentirse de las injusticias contra los indígenas, deben estar listos para un largo y penoso camino, dijo un teólogo indígena.

"Hay mucha historia que ha sido enterrada; ustedes tienen que desenterrarla, dijo el Rdo. George Tinker.

Este es el mensaje que Tinker y otros representantes indígenas de los Estados Unidos, y otros países, trajeron durante el "Acto de arrepentimiento hacia relaciones sanadoras con los pueblos indígenas", el 27 de abril, en la Conferencia General 2012.

Tinker expresó su respeto a los metodistas unidos por tener la valentía para involucrarse en un proceso de arrepentimiento. Habló de lo difícil que es para la gente blanca conocer la verdadera historia de América. "No se enseña en las escuelas. Los indígenas tienen que aprenderla de sus padres y abuelos en sus hogares".

Contó historia tras historia de cómo se ha herido a los pueblos indígenas en el nombre del cristianismo.

Un punto particularmente sombrío en la historia metodista fue la masacre de Sand Creek. Un gobernador metodista ordenó a un presbítero metodista ordenado matar a más de 160 mujeres, niños y ancianos en Sand Creek. La masacre ocurrió un mes después de que los indígenas se habían rendido.

"No sólo tenemos que enfrentar el caso de Sand Creek", dijo Tinker, "sino toda la conquista cristiana de Norte América".

¿Qué significa arrepentirse?, preguntó. El verdadero arrepentimiento implica un cambio en la forma en que vivimos.

"Las primeras palabras que Jesús habla, en el Evangelio de Marcos, tienen que ve con arrepentimiento. El arrepentimiento es un proceso que uno hace una y otra vez. Es un proceso que se vive".

La Rda. Anita Phillips, directora del Plan Nativo Americano, dijo que su gran miedo es que los metodistas unidos ignoren la dolorosa historia que ha ocurrido y que se siga hiriendo a los indígenas.

Sería "intolerable", si este acto de arrepentimiento produjese más dolor. "Mi gran esperanza es que los americanos europeos no se olviden de este momento".

El Concilio de Obispos emitió una declaración de arrepentimiento que, en parte, dice: "Confesamos a Dios, reconociendo nuestra culpa, resolviendo no hacer más daño, comprometiéndonos a vivir en forma diferente, revirtiendo el daño que ha sido hecho en nuestra participación en la violencia, maltrato y abandono de los pueblos indígenas, de modo que produzcamos sanidad y restitución para todos".

Jorge Bravo Caballero, obispo de la Iglesia Metodista del Perú, y Juan Pluma Morales, obispo de la Iglesia Metodista de México, ofrecieron sus comentarios sobre el impacto de este servicio especial de arrepentimiento de parte de la Iglesia Metodista Unida en relación a los pueblos indígenas de los Estados Unidos.

Para los comentarios, haga un clic en los enlaces:

Obispo Juan Pluma

Obispo Jorge Bravo


*Gilbert es periodista de multi-media de contenido para jóvenes de Comunicaciones Metodistas Unidas. Contacto: Tim Tanton, (813) 574-4837 ó (615) 742-5470, ó [email protected].
Misión
Manuel Padilla es el nuevo Director Interino del Plan para el Ministerio Hispano-Latino, en sustitución al Rev. Francisco Canas quien se retiro del cargo después de servir por 14 años. Foto cortesía PHLM.

Plan para el ministerio hispano-latino nombra nuevo director interino

Manuel Padilla sera el nuevo director del Plan, despues de que el rev. Francisco Cañas se retirara despues de 14 años sirviendo como Director Ejecutivo del Plan para los Ministerios Hispano-Latinos.
Temas Sociales
Foto cortesía de MARCHA. Versión en español por Rev. Gustavo Vasquez, Noticias MU.

Caucus Hispano-Latino hace un llamado de acción global contra el racismo

MARCHA. hace un llamado a todos los niveles de la denominación a tomar acciones en contra del racismo a nivel global.
Misión
Leonardo Garcia y Cleivy Benitez son ministros/as ordenados/as y medicos/as de profesión de origen cubano, que sirven en la misión de Quéssua, al oriente de Angola desde 2011. Foto cortesia familia García-Benítez.

Misioneros/as metodistas viven odisea regresando a Angola en medio de la pandemia

Esta pareja misionera da testimonio de su experiencia y de la provisión de Dios en medio de la travesía de su regreso