Divorcio: una oportunidad para ayudar

28 de febrero, 2012 | MyCom

En los Estados Unidos, casi la mitad de los matrimonios terminan en divorcio. La iglesia debe estar comprometida con quienes están separados o divorciados, para ayudarlos a lidiar con los desafíos emocionales, espirituales y económicos. Este ministerio de empatía y compasión evitará que las personas se vayan de la iglesia o las atraerá a ella, si no asisten.

Es importante que toda iglesia tenga un grupo que ayuda a que la gente se recupere de un divorcio. "El programa de recuperación me devolvió algo que creía perdido: la esperanza", dice alguien que asiste a la IMU Suntree, en Melbourne, Florida. "Cada día me lleva más cerca a sentirme realizado con la vida y conmigo mismo".

Para formar un grupo, se debe acudir a quienes han pasado por la experiencia, han sobrevivido y ahora están bien. Estas personas querrán compartir tiempo y experiencias para apoyar a otros. Involúcrelos junto a algunos líderes para formar un grupo de ayuda.

Hoy hay diversos programas que ayudan a que el grupo pueda funcionar bien. Por ejemplo, existe el exitoso programa

Relacionado

Misión

Ministerios Globales consagra 4 nuevos misioneros/as hispano-latinos/as

Cuatro nuevos misioneros metodistas unidos de origen hispano/latino, han sido consagrados para servir en diferentes tareas ministeriales alrededor del mundo.
Church Leadership
Mendez, de 29 años, vive actualmente en Dardanelle, Arkansas. Ella se desempeña como líder de adoración y ayuda con los jóvenes en Dardanelle First UMC. Foto Conferencia Anual de Arkansas.

Residentes de Arkansas ingresan a la escuela de pastor local para ministrar a comunidad hispana

La necesidad de llevar a otros a Cristo es lo que llevó a Kelsey Méndez a aceptar su llamado como candidata certificada para la escuela de licencia de pastor local.
Iglesia Local
Los/as delegados/as, la Revda. Jessica LaGrone y Oscar Garza discuten la legislación durante la Conferencia General 2019. Foto de Brant Mills, cortesía de la Conferencia Anual de Tejas.

Oscal L. Garza una lección de esperanza

Mientras se desempeñaba como delegado laico en la Conferencia General de 2012, Oscar L. Garza, de la Iglesia Metodista Unida Cypress Trails en Spring, estado de Tejas, recibió la noticia de que el cáncer de ovario de su esposa había regresado.