Cómo usar el código de respuesta rápida

19 de septiembre, 2012 | MyCom


foto iStock por pressureUA

Imagínese que su iglesia ha creado un volante que está distribuyendo en la comunidad, para anunciar un programa. ¿Le gustaría que la gente respondiese de inmediato? Para que esto ocurra, usted espera que la gente vaya a casa, prenda el computador y busque la página de su iglesia para inscribirse en el programa.

¡Pero hoy hay un sistema más rápido! Hay que usar los códigos de respuesta rápida o códigos QR (= quick response), como se conocen.

Estos códigos son una forma magnífica de conectar el material impreso con aparatos móviles para generar una respuesta inmediata. Más del 35 por ciento de la gente de nuestro país usa teléfonos inteligentes y el iPad.

Código de Respuesta Rápida (QR = quick response)
El código QR es un gráfico bidimensional (2D) que puede ser leído por su iPhone,
iPad, Android o cualquier teléfono inteligente. Cualquiera puede escanear el código QR para acceder al sitio o producto al que se refiere el código. Por ejemplo, hoy muchos de los letreros de casas a la venta tienen un código QR. La gente que pasa por la casa que se vende, se baja del automóvil y escanea el código del letrero, e instantáneamente accede a la página del internet donde sale toda la información sobre la casa.

Cómo confeccionar un código QR
La iglesia puede obtener un código QR de un generador de códigos, como Kaywa. Uno puede conseguir el código y elegir a qué conectarlo. Cuando usted solicita un código QR, el sitio web le preguntará a dónde quiere usted que el usuario llegue con dicho código. Provea esta información mediante una dirección de Internet. Después salve el código para colocarlo en un volante, boletín, etc.

Sea específico
Use el código QR para conectarlo a contenido digital del internet o para activar funciones del teléfono, mensajes instantáneos o cortos.

Las iglesias pueden usar el código QR para acceder a eventos especiales: conferencias, retiros, obras de alcance y eventos comunitarios.

Las visitas potenciales se sentirán más cómodas cuando sepan lo que pueden esperar de su primera visita. Conéctelas a un contenido web que les da la bienvenida y les comparte algo sobre cómo es la iglesia.

Cuando la gente empiece a conectarse con diferentes ministerios, use los códigos para ayudarlos a aprender, hacer llamadas, llamar por teléfono, enviar mensajes de texto o participar en la vida de la iglesia.

La oración es una herramienta poderosa. Si la iglesia coloca un código de QR en su boletín, podrá conectar a la gente a una cadena de oración.

La comunidad
Los códigos QR hacen que los programas de la iglesia sean más asequibles para la iglesia y la comunidad. Coloque un código en cualquier material que usted cree, como la hoja de registro para la Escuela Bíblica de Verano. La gente podrá usar el lector de códigos del celular para escanear el código y acceder a la información que podría indicar cómo llegar a la iglesia, visitar su página web, ver el último sermón, etc.

De seguro que el código QR lo conectará con la generación más joven, que se inclina más a la nueva tecnología y que también busca a Dios.

Compañías como QR Arts son capaces de diseñar códigos específicos para usted.
Temas Sociales
Jovita Idár alrededor de 1905. Formó su visión de la justicia cuando era niña y pasó su vida luchando por los derechos de su comunidad. Foto colección de fotografías generales y  especiales de bibliotecas de UTSA.

Educada en escuelas metodistas Jovita Idár promovió los derechos de las mujeres y los/as mexico-americanos/as

Jovita Idár fue educada en escuelas metodistas y recibió un certificado de maestra del Seminario de Laredo.
Historias de Fe
Rev. Daniel Z. Rodríguez. Foto cortesía de la familia Rodríguez.

La Vida del Rev. Daniel Rodriguez, unlegado de liderazgo y servicio

En una carrera de 50 años sirviendo en ministrios de la iglesia a nivel local y global, el pastor abogó por la justicia y ayudó a garantizar que La IMU sirviera a las comunidades hispano- latinas y de otras minorias étnicas.
Historias de Fe
El misionero Luis Velasquez y la Pastora Cassy Núñez son dos de los/as muchos/as "soñadores/as" metodistas unidos que, junto con otros/as cientos de miles de jóvenes hispano-latinos/as en todo el país, luchan por alcanzar un estatus migratorio que les permita la ciudadania. Foto de la izquierda, archivo de Noticias MU, Rev. Gustavo Vasquez; foto derecha cortesía de la Pastora Cassy Núñez.

DACA una escuela de fe para “Soñadores/as” metodistas

Luis Velasquez y Cassy Nuñez son dos, de los muchos "Soñadores/as" metodistas unidos que luchan por una regularización de su estatus migratorio ante las autoridades de Estados Unidos.