Caucus africano-americano apoya al Obispo Talbert

Heather Hahn*

12 de septiembre, 2012 | Noticias UMNS


Obispo Melvin G. Talbert.

El caucus africano-americano de la Iglesia Metodista Unida anunció, el 5 de septiembre, que apoya al obispo retirado Melvin G. Talbert.

Esta declaración viene después de que más de 70 metodistas unidos, clero y laicado, acusaron a Talbert de fomentar la desobediencia a las reglas que la denominación tiene sobre la homosexualidad.

El caucus Metodistas Negros para la Renovación de la Iglesia Inc. (BMCR), representa a personas y congregaciones africano-americanas. En su declaración, el caucus reconoció que sus miembros tienen "interpretaciones variadas de la santidad escritural, la sexualidad humana y la justicia".

"Aunque hay diferencias dentro del cuerpo, no abogamos que se censure a ningún miembro del cuerpo con quien podríamos estar en desacuerdo", dice la declaración. La declaración tiene la aprobación del directorio del caucus.

El Obispo Talbert es veterano del movimiento de derechos civiles en el país y es uno de los fundadores de BMCR.

La declaración responde a una carta que fuera enviada al Concilio de Obispos, pidiendo que el concilio "censure públicamente" a Talbert por las declaraciones que hizo el 4 de mayo afuera de la Conferencia General, las cuales repitió durante un sermón el 16 de junio. Talbert llamó a más de los mil pastores de la iglesia, que firmaron una promesa de oficiar uniones del mismo sexo, a que "siguieran firmes".

La carta afirma que Talbert socava la disciplina y orden de la iglesia, y fomenta la división y la desobediencia. También pide que el Concilio de Obispos presente una queja formal contra Talbert.

"Lo que algunos podrían llamar 'fomentar la discordia, desunión y desobediencia' y 'abogar por la anarquía y el caos', nosotros lo llamamos abogar por una paz positiva que es la presencia de la justicia", dice la declaración de BMCR. "En lugar de tratar de silenciar a los líderes proféticos de la iglesia, debemos fomentar el diálogo justo y la tensión que produce".

Debate sobre motivaciones
La declaración del caucus también pregunta "si lo que motiva la carta de los suscritos tiene que ver más con ganancia personal, beneficios y poder, y menos con la justicia de Dios y la creación de una comunidad de amor".

El Rdo. Kenneth R. Levingston, pastor de la IMU Jones Memorial, Houston, Texas, dijo que esa no era la razón por la que firmó la carta.

"Tengo un profundo amor por la iglesia de Jesucristo y el testimonio bíblico y la tradición de la iglesia", dice Levingston, que también es miembro de BMCR en Houston. "No tengo ninguna animosidad personal contra Talbert".

Mientras algunos creen que Talbert es profético, Levingston creyó que debía defender su propio discernimiento de lo que es "el testimonio bíblico, que creo es claro, y la voz de la Conferencia General, a la que todos nos hemos comprometido apoyar". Añadió que el episcopado debe ser llamado a rendir cuentas ante la iglesia.

La ley de la iglesia
El Libro de Disciplina contiene la ley de la iglesia, y afirma que la homosexualidad "es incompatible con la enseñanza cristiana". La Disciplina prohíbe que las iglesias metodistas unidas permitan que en sus dependencias se celebren uniones del mismo sexo, y prohíbe que el clero las oficie. Además, la Conferencia General 2012, que se reunió en Tampa, Fla., del 24 de abril al 4 de mayo, rechazó toda propuesta para cambiar lo que dice la ley de la iglesia.

Plataforma de una coalición
La Coalición de Testimonio Común, que incluye grupos que abogan por que lesbianas, gays, bisexuales y transgénero sean aceptados en la Iglesia Metodista Unida, organizó el Tabernáculo Ama a tu Prójimo, afuera de la Conferencia General 2012. Fue allí donde el Obispo Talbert hizo sus afirmaciones que llamaron a la "desobediencia bíblica".

En su reunión anual, antes de la Conferencia General 2012, BMCR votó a favor de la plataforma de dicha coalición. La Federación Nacional de Metodistas Unidos Asiático-americanos también se unió a la coalición.

"Estamos en un testimonio común y estamos con el Obispo Talbert, particularmente en su convicción de dar voz a su conciencia", dice la declaración de BMCR. "Más importante, estamos con Jesucristo, quien proclamó que como hayamos hecho a estos más pequeños, lo habremos hecho a él".

*Hahn es periodista multi-media del Servicio de Noticias Metodista Unido. Contacto: Heather Hahn, Nashville, Tenn. (615) 742-5470 ó mailto:newsdesk@umcom.org

Relacionado

Temas Sociales
Ramiro Ramírez tocó la campana en la Iglesia Metodista Unida de Jackson Chapel en San Juan, Tejas. La familia de Ramírez donó el terreno para la iglesia, que se estableció en 1874. El muro fronterizo propuesto por el presidente Trump está programado para que atraviese la propiedad de la iglesia, incluido su cementerio histórico. Foto por Mike DuBose, SMUN.

El muro fronterizo podría destruir parte de iglesia metodista hispana de valor histórico

El muro fronterizo propuesto por el presidente Donald Trump podría destruir una parte de la historia metodista y perturbar los cementerios sagrados en esta pequeña zona rural, a solo una milla del Río Bravo.
Temas Sociales

Líder laica metodista hispana asesinada en masacre en Florida

La comunidad metodista unida en el centro de la Florida está de luto, por la absurda muerta de una de muy querida hermana de la Iglesia Metodista Unida (IMU) Nuevo Pacto, un banco local del condado de Highlands.
Inmigración
"El obispo Felipe Ruiz Aguilar de la Iglesia Metodista de México (frente) y Roberto Casares de la Iglesia Metodista El Divino Redentor ayudan a servir la cena a los/as migrantes y otras personas que viven en la calle en Mariachi Plaza en Mexicali, México, en agosto de 2018. Ruiz estaba entre los seis obispos de la Iglesia Metodista de México, que firmaron una declaración para pedir un mejor trato a los/as refugiados/as. Foto de archivo por Mike DuBose, SMUN".

Obispos metodistas de México exhortan a brindar trato digno a inmigrantes

Los/as obispos/as José Antonio Garza Castro, Felipe Ruiz Aguilar, Raquel Balbuena Osorio, Rodolfo Rivera de la Rosa, Rogelio Hernández Gutiérrez y Moisés Morales Granados, firmaron la declaración, dirigida a la Iglesia Metodista de México, a las iglesias hermanas y "a todas las personas de buena voluntad".