Un llamado pastoral a apoyar al pueblo cubano

El Rev. Dr. Rinaldo "Rini" Hernández, Director de Ministerios Hispano-Latinos de la Conferencia de Florida y pastor de la Primera Iglesia Metodista Unida (IMU) de Cape Coral, inicialmente no podía creer los informes recibidos de Cuba: la gente marchaba por las calles protestando contra su gobierno autoritario. Como nativo de Cuba, sabe lo que puede pasar cuando la gente se levanta contra sus líderes en esa nación insular, y no es bueno.

"Mi primera reacción fue de shock porque no veíamos manifestaciones como esta en Cuba desde hace 62 años, por lo que no podía creer lo que veía: gente saliendo a las calles. La gente ha llegado al límite del hambre, falta de medicinas, y el COVID ha sido terrible pues han tenido más de 6.000 casos diarios, y mucha gente estaba muriendo. Estas personas son extremadamente valientes al manifestar porque saben que durante años y años, el gobierno ha invertido muchos recursos en el ejército para enfrentar estas manifestaciones. Ha faltado dinero para que la gente tenga estos servicios, pero se han gastado millones y millones en el ejército" dijo.

Rev. Dr. Rini Hernández, Director de Ministerios Hispano-Latinos de la Conferencia Anual de Florida. Foto cortesía de la Conferencia Anual de Florida.

Rev. Dr. Rini Hernández, Director de Ministerios Hispano-Latinos de la Conferencia Anual de Florida. Foto cortesía de la Conferencia Anual de Florida.

Y cuando la gente se levantó, el gobierno cubano rápidamente trató de reprimirlos. Se cortó el acceso a Internet, lo que dificultó la comunicación de los manifestantes.

"Pero la gente ha podido encontrar lo que ellos llaman túneles: usan VPN para enviar mensajes. He podido hablar con pastores en Cuba lo que ha sido difícil. La mayoría de la gente no tiene acceso a Internet", dijo Hernández.

"Quieren saber ¿por qué somos pobres? ¿Por qué no tenemos suficientes medicamentos? El gobierno siempre culpa a Estados Unidos de todo, pero no es culpa de Estados Unidos".

Los soldados trataron con dureza a quienes continuaron resistiendo. "Tenemos videos del interior de Cuba, de personas que han recibido disparos cuando estaban en las calles. Hemos visto videos de policías golpeando a personas con garrotes, personas que ya están en el piso" dijo.

Suscríbase a nuestro nuevo boletín electrónico en español y portugués UMCOMtigo

¿Le gusta lo que está leyendo y quiere ver más? Regístrese para recibir nuestro nuevo boletín electrónico UMCOMtigo, un resumen semanal en español y portugués, con noticias, recursos y eventos importantes en la vida de La Iglesia Metodista Unida. 

¡Manténgase informado/a!

"No hay acceso a armas en Cuba por lo que la gente no ha tenido acceso a armas durante más de 60 años. Si te encuentran con una pistola, pasarás muchos años en la cárcel", afirmó Hernández quien es el Director de Ministerios Latinos de la Conferencia Anual de Florida y el Pastor Principal de la Iglesia Metodista Unida (IMU) Cape Coral en Florida.

Hernández, estudió teología en el Seminario Teológico de Matanzas, y luego obtuvo su doctorado en el Seminario Teológico de Columbia en Decatur, Georgia y también sirvió en la Iglesia Metodista en Cuba durante 23 años como pastor, superintendente de distrito, profesor de seminario y plantador de iglesias antes de mudarse a Miami en septiembre de 2001.

Hernández dijo estar siempre pendiente de lo que acontece en su pais de origen, por lo que sintió la obligación moral de compartir un mensaje ante lo que acontece: "Algo ha cambiado drásticamente debido a la agitación. Si pudieras escuchar lo que la gente canta en las calles, la palabra más común es libertad, libertad, libertad. El otro canto es que ya no tenemos miedo. El pueblo cubano ha encontrado su voz, que no han podido usar desde hace 62 años para expresar su descontento. Han encontrado su voz ahora y la van a ejercer ese derecho más libremente ahora. No les importan las consecuencias" dijo.

Además de la represión, el gobierno cubano orquestó una manifestación diseñada para demostrar que aún contaba con el apoyo del pueblo. Se suponía que la gente debía presentarse a las 4:30 a.m. para comenzar a hacer fila para las cámaras de los medios de comunicación estatales.

"Reunieron a unas 5.000 personas, que es casi nada comparado con un millón que reunió Fidel Castro en la Plaza de la Revolución en La Habana. Escuché de personas a las que les dijeron que si no estaban allí a las 4:30 de la mañana el lunes no tendrían trabajo. Escuché de maestros/as a quienes les dijeron lo mismo, e incluso con esas amenazas, solo consiguieron que asistieran 5.000 personas" dijo Hernández.

La Iglesia Metodista Unida, tanto aquí como en Cuba, apoya plenamente al pueblo cubano.

"Creo que el grupo Metodistas Unidos/as en Oración elaboró un documento muy significativo. La oración es el elemento número uno. Estamos alentando sigan orando" dijo Hernández.

En un comunicado, Metodistas Unidos/as en Oración se hizo eco de las palabras de la Iglesia Metodista en Cuba y condena toda violencia contra el pueblo de Cuba. Hicieron un llamado a las iglesias en Florida y en toda nuestra nación a:

1. AYUNAR y ORAR por el pueblo de Cuba. "¿No es este el ayuno que he elegido: soltar las ataduras de la maldad, deshacer las cargas pesadas, dejar ir libres a los/as oprimidos/as y romper todo yugo?" - Isaías 58: 6.

2. Elevar una ORACIÓN COMPARTIDA en el culto dominical por el pueblo de Cuba. "Díganlo los que el Señor ha salvado, los que salvó del poder del enemigo", Salmo 107: 2.

3. DONAR para ayudar al pueblo de Cuba a través de la Iglesia Metodista en Cuba. "Pues si uno es rico y ve que su hermano necesita ayuda, pero no se la da, ¿cómo puede tener amor de Dios en su corazón?" - 1 Juan 3:17.

4. Enviar CARTAS a los líderes de nuestra nación: el Presidente, el Senado y la Cámara de Representantes. "Señor, ¡dale la victoria al rey! ¡Respóndenos cuando te llamemos!". - Salmo 20: 9.

El tiempo es ahora.

 

* Joe Henderson es editor de contenido de noticias para FLUMC.org.

** Leonor Yanez es traductora independiente. Puede escribirle a IMU Hispana-Latina @umcom.org. Para leer más noticias metodistas unidas, ideas e inspiración para el ministerio suscríbase gratis al UMCOMtigo.

 

Mesa Conexional
La Mesa Conexional, un organismo de liderazgo metodista unido identifica la distribución de la vacuna COVID-19 como una prioridad misional para la denominación. La medida tiene como objetivo fortalecer los esfuerzos en curso para aumentar la vacunación. Foto de Arek Socha, cortesía de Pixabay; gráfico de Laurens Glass, Noticias MU.

Vacuna COVID-19 es prioridad misional

La Mesa Conexional que actúa como un concilio de la iglesia para la denominación, impulsa los esfuerzos metodistas unidos para que las personas de todo el mundo se vacunen contra el COVID-19.
Entidades de la Iglesia
Mientras los/as organizadores de la Conferencia General Metodista Unida buscan la posibilidad de una sesión en persona en 2022, la nueva variedad del COVID-19 presenta nuevos desafíos. Imagen de coronavirus cortesía de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos. Gráfico de Laurens Glass, Noticias MU.

COVID-19 complica planificación de Conferencia General

Después de dos aplazamientos, los/as organizadores/as continúan trabajando para realizar la asamblea legislativa metodista unida el próximo año. Sin embargo, la variante delta presenta nuevos desafíos.
Salud Mundial
El Rev. Jisu Jang sumerge una concha en el agua durante la Renovación del Bautismo y el Servicio de Concha el 24 de agosto en el Seminario Teológico Wesley en Washington. En este servicio se utilizan conchas como símbolo del camino de fe y ministerio de los/as estudiantes. Wesley está reanudando las reuniones en el campus, aunque con mandatos de vacunación y uso de mascarilla, después de un largo período de aprendizaje remoto debido al COVID-19. Foto de Lisa Helfert para el Seminario Teológico Wesley, 2021. Foto cortesía del Seminario Teológico Wesley. Claves:

Universidades y seminarios enfrentan restricciones en torno a vacunas y mascarillas

En el comienzo del periodo de otoño, las escuelas metodistas unidas tratan de hacer que la vida en el campus sea lo más normal posible al tiempo que implementan políticas de vacunación y uso de mascarillas.