Rev. Jorge Domingues recibe Doctorado Honoris Causa en México

el legado del rev. domingues en voz de la comunidad teologica de mexico

Be sure to add the alt. text

Al ser consultado sobre la motivación de la Comunidad Teológica de México (CTdeM) para otorgar este doctorado al Rev. Domingues, el Rev. Dan Gonzalez, rector de la institución, expresó  que "Jorge Domingues fue propuesto al Doctorado por la rectoría a mi cargo, al Consejo Académico y al Consejo Directivo de la CTdeM, la propuesta argumentada fue secundada por el Seminario Metodista y la Facultad Reformada. Así, ambos consejos, aceptaron la elección después de consultarlo en cada institución miembro de la CTdeM".

"Como comunidad consideramos que el trabajo, legado e influencia del Rev. Domingues, en el quehacer ecuménico latinoamericano y global es un testimonio profético; una herencia viva aún muy joven. Ser brasileño, metodista, joven y ecuménico conjunta en Jorge el compromiso muy importante del andar de los movimientos cristianos más significativos de la región, como por ejemplo FUMEC (Federación Universal de Movimientos Estudiantiles Cristianos). Así también, la tarea que Jorge ha desempeñado por años, ha servido para que instituciones ecuménicas, hayan aprendido de él, a tener visión de futuro y trabajo. El ha fortalecido al movimiento ecuménico en momentos de mayor crisis y eso tiene que ser reconocido".

"Como rector, pero aún de forma personal, puedo dar testimonio de que Jorge ha sido un mentor para la nueva generación de líderes del movimiento ecuménico global. El trabajo creativo que muchos/as realizamos en un ecumenismo en crisis, el compromiso social que considera nuevas lecturas del significado de desarrollo, así como las estrategias para revitalizar el trabajo institucional de organismos ministeriales, no se comprende sin tomar en cuenta la influencia que Jorge ha tenido en nosotros/as".

"Para toda una generación juvenil, FUMEC ha sido un semillero de formación ecuménica y compromiso político; Jorge es parte de esa generación anterior, que se ha jugado la vida por sostener la pertinencia del ecumenismo y la perspectiva interreligiosa en las nuevas coyunturas por las cuales atraviesa el mundo. En este cambio de época lo que afirma Jorge es capital: "ser ecuménico es ser profético".

"En la CTdeM tenemos un ejemplo muy concreto de sus aportes. La reingeniería institucional que vivimos desde enero del 2011 descansa en muchas de sus sugerencias para las instituciones ecuménicas: superación de la dependencia, diversificación de recursos y fuentes de ingresos, la búsqueda de alternativas de financiamiento no convencionales, etc. Sin saberlo, Jorge está presente en la CTdeM desde hace bastante tiempo antes de que decidiéramos hacerlo nuestro, 'comunero' y mexicano, con un grado honorífico. Y ahora con más intensión estará presente para brindarnos sus consejos, sabiduría y experiencia".

El 22 de junio del presente año en la Ciudad de México, la Comunidad Teológica otorgó al Maestro Jorge Luis Domingues el Doctorado Honoris Causa en Divinidades. En la ceremonia de clausura del ciclo académico 2016-1, los directivos de la institución, Rev. Dan González Ortega, Rector; Mtra. Ángela Trejo Haager, Presidenta del Consejo; y el Dr. Moisés Pérez Espino, Vicerrector Académico entregaron los diplomas correspondientes a alumnas y alumnos de los diplomados en Psicología Pastoral y, Música y Culto Cristiano; Licenciatura en Teología; Maestría en Ciencia Bíblicas y el Doctorado Honoris Causa.

Nacido en Río de Janeiro, Brasil, el Rev. Jorge Domingues es ministro ordenado de la Iglesia Metodista de Brasil y ha servido como miembro del personal de la Junta General de Ministerios Globales de la Iglesia Metodista Unida desde enero de 1996. Se graduó del Seminario Teológico Metodista, Río de Janeiro, Brasil, en 1985, con una Licenciatura en Teología; de la Universidad Federal de Río de Janeiro en 1989, con una Licenciatura en Ciencias Sociales; de la Universidad Federal de Río de Janeiro en 1995 con una Maestría en Sociología; y la Universidad de Nueva York en 2006, con una Maestría en Administración de Organizaciones Internacionales de servicio público.

En su discurso de aceptación del Doctorado Domingues señaló:

"En este tiempo, reconocer al compromiso ecuménico es ser profético. Yo nací en Brasil, seis semanas antes del golpe militar que inauguró las dictaduras de los años 60 y 70 en Sudamérica. Era un tiempo de primavera ecuménica en nuestro continente, con los proyectos de iglesia y sociedad y, el ecumenismo heredado de nuestras iglesias madre. Pero aquella primavera fue abortada por la violencia y la opresión de las dictaduras militares. Y desde la lucha en tiempos de tinieblas, surgió otra primavera, el ecumenismo de base, popular, de liberación. Pero esta renovación también ha sido interrumpida en los años 90 y 2000 por la reacción de sectores conservadores de la sociedad.

Estamos atrapados en un siglo donde la injusticia, la explotación y la destrucción de la creación siguen sin control. Los pocos proyectos populares que han traído esperanza a nuestra Latinoamérica y otras partes del mundo son cuestionados y combatidos por las mismas fuerzas de opresión que los sacrificaron en otros tiempos. Nunca tantas personas han sido desplazadas en el mundo por la pobreza, la violencia, las guerras, los cambios climáticos, y tantas han arriesgado sus vidas y sus familias en búsqueda de mejores condiciones de vida. México es un ejemplo de eso, un centro de pasaje, el ojo del huracán así como el Mediterráneo".

Más adelante, para concluir el pastor hizo un llamado a la cristiandad: “En un mundo tan globalizado, tan lleno de gentes que no se conocen pero que están en contacto constante, en un mundo que lucha con las identidades y subjetividades, el tiempo es ahora. Tiempo de extender nuestros brazos, de convivir, de superar los miedos, de reconocer los dones, de comprender las otras perspectivas, de abrazar y trabajar juntos, de confiar y amar unos a los demás, de habitar nuestra casa común. Este es el kairos ecuménico, un tiempo que nos llama a la unidad de los cristianos, al diálogo interreligioso, al cruce de las fronteras, a la bienvenida a las nuevas ideas y nuevas tecnologías, a la reconexión con la creación. Este es posiblemente el trabajo más importante que podemos hacer.”

Este es el sexto doctorado honoris causa que otorga la Comunidad Teológica de México como reconocimiento a la labor pastoral y al trabajo teológico de cristianos de México y América Latina. Anteriormente han recibido el doctorado Gonzalo Baéz Camargo, metodista; José Alcántara, luterano; Jorge Pixley, bautista; Alfredo Tepox, menonita; y Elsa Tamez, metodista.

 

* Maritza Macin Lara es periodista, Licenciada en Teología y estudiante de la Maestría en Teología en la Comunidad Teológica de México. Actualmente es pastora ordenada de la Comunidad Eucarística Ecuménica.

Entidades de la Iglesia
Desplazados/as internos/as hacen fila para recoger alimentos en la Iglesia Metodista Unida de la Comunidad Ebenezer en Yaundé, Camerún. Con una subvención del Comité Metodista Unido de Auxilio, la iglesia distribuyó alimentos y otra ayuda a quienes luchan durante la pandemia del COVID-19. Foto cortesía de Vischo Image.

Apoyar a la iglesia en medio de las interrupciones por la pandemia

Las agencias generales metodistas unidas encuentran nuevas formas de apoyar la misión de la iglesia y sus miembros a pesar de los desafíos impuestos por la pandemia de coronavirus.
Temas Sociales
Jovita Idár alrededor de 1905. Formó su visión de la justicia cuando era niña y pasó su vida luchando por los derechos de su comunidad. Foto colección de fotografías generales y  especiales de bibliotecas de UTSA.

Educada en escuelas metodistas Jovita Idár promovió los derechos de las mujeres y los/as mexico-americanos/as

Jovita Idár fue educada en escuelas metodistas y recibió un certificado de maestra del Seminario de Laredo.
Historias de Fe
Rev. Daniel Z. Rodríguez. Foto cortesía de la familia Rodríguez.

La Vida del Rev. Daniel Rodriguez, unlegado de liderazgo y servicio

En una carrera de 50 años sirviendo en ministrios de la iglesia a nivel local y global, el pastor abogó por la justicia y ayudó a garantizar que La IMU sirviera a las comunidades hispano- latinas y de otras minorias étnicas.