Mensaje de la Obispa Minerva Carcaño ante masacre de Orlando

Amigos/as,

Esta mañana nos despertamos ante la atrocidad del tiroteo en Orlando, Florida, la peor masacre en la historia de los Estados Unidos. Lloramos con las familias y los seres queridos de aquellos que fueron asesinados y heridos. Estamos tan conscientes del daño moral que una expresión de odio y prejuicios nos inflige a todos/as nosotros/as.

Mientras he estado orando por las víctimas, por la familia del tirador, por la gente de Orlando y por nosotros, siento una preocupación en mi corazón. ¿Será posible que nosotros/as, los/as metodistas unidos/as con la actitud y posición negativa contra las personas LGBTQI contribuimos a tal crimen?. Cuando decimos que los homosexuales son vidas incompatibles con la enseñanza cristiana, que no se van a incluir en nuestro liderazgo ordenado y que no son lo suficientemente importantes como para que nosotros invirtamos recursos de la Iglesia, en abogar esecialmente por su bienestar. Cuando decimos que nuestros hermanos y hermanas LGBTQI no son dignos de la plenitud de vida que Cristo nos ofrece, ¿estaremos contribuyendo a la clase de pensamiento que promueve hacerle daño a nuestros hermanos y hermanas, nuestros hijos e hijas, que son personas sagradas de Dios?

Quiero que piensen y oren conmigo sobre esto. No podemos simplemente esperar y permitir que lo que sucedió en Orlando pase, sin nuestra profunda reflexión y nuestro arrepentimiento, y esa conversión dondequiera que sea necesaria en la vida de nuestra Iglesia. Estar en solidaridad con la gente de Orlando en su desesperación y dolor, como muchos nos han llamado a hacer empezando por el presidente Obama, no es suficiente. Como discípulos de Jesucristo, debemos unirnos por la vida abundante para todos los/as hijos/as de Dios, incluyendo a nuestros hermanos y hermanas LGBTQI.

Paz,

Obispa Minerva G. Carcaño

Obispa Residente en Los Angeles

La Iglesia Metodista Unida

Para más información acerca del comunicado, visite el enlace: http://www.calpacumc.org/bishop-carcano/response-to-the-attack-in-orlando-fl/?utm_source=facebook&utm_medium=social&utm_campaign=SocialWarfare

 

** Michelle Maldonado es la Directora Asociada de Comunicaciones Hispano/Latinas de la IMU. Puede contactarle al (615)742-5775 o por el [email protected]

Concilio de Obispos
Obispos/as metodistas unidos/as ingresan al servicio de adoración de apertura de la Conferencia General especial 2019 en San Luis. Las cinco jurisdicciones de Estados Unidos han hecho públicos sus planes de supervisión episcopal que describen dónde servirán los/as obispos/as en los Estados Unidos en el ínterin, antes de las elecciones programadas para el próximo año. Foto de archivo de Mike DuBose, Noticias MU.

Obispos/as estadounidenses asumen más tareas

Con 11 obispos/as metodistas unidos/as retirándose o asumiendo nuevos roles antes de las elecciones del próximo año, las cinco jurisdicciones de EE. UU. verán cambios en su supervisión episcopal en este ínterin.
Temas Sociales
Samuel Oliver-Bruno, (izquierda) abraza a su esposa e hijo en una foto tomada a principios de 2018. Oliver-Bruno se había refugiado en la Iglesia Metodista Unida CityWell en Durham, Carolina del Norte, mientras solicitaba permanecer en los Estados Unidos para cuidar de su esposa enferma. Fue arrestado por funcionarios de ICE el 23 de noviembre de 2018 y posteriormente deportado a Méjico. Foto de Anna Carson Dewitt, cortesía de la Iglesia Metodista Unida CityWell.

Mexicano refugiado en iglesia metodista muere en accidente después de ser deportado

El arresto de Oliver-Bruno atrajo la atención nacional y May le dijo a The N&O que había sido "emboscado" mientras trataba de seguir las instrucciones de inmigración.
Entidades de la Iglesia
Rev. Dr. Giovanni Arroyo, nuevo Secretario General de la Comisión de Raza y Religión de La Iglesia Metodista Unida. Foto cortesía de GCORR.

Giovanni Arroyo nuevo Secretario General de Religión y Raza

Con esta elección, el Revdo. Dr. Arroyo se convertirá en la primera persona Hispana en dirigir una agencia denominacional.