Presidente del Concilio de Obispos de pronuncia ante políticas migratorias de Trump

Hoy, me uno a mis colegas que representan varias tradiciones de fe para denunciar con firmeza el ataque generalizado del presidente Trump contra inmigrantes y refugiados/as. Las órdenes ejecutivas imprudentes y mal concebidas del presidente Trump dividirán a familias, impondrán una censura religiosa a los/as musulmanes/as que se enfrentan a una migración forzada, penalizarán a las comunidades que proveen santuario y apartarán a Estados Unidos de su vecinos. Estas acciones son costosas, innecesarias y profundamente antitéticas a nuestros valores de compasión, dignidad y justicia, para todos/as los/as individuos/as independientemente de su nacionalidad, afiliación religiosa o estado legal.

El testimonio bíblico es claro e inequívoco: los muros no son bíblicos; la hospitalidad es bíblica; negar al prójimo no es bíblico; acoger al extranjero es bíblico. No es sorprendente que el judaísmo, el cristianismo y el islam enseñen el reinado de Dios como un banquete al que todos los pueblos están invitados. Debemos dar la bienvenida al/a la extranjero/a, amar a nuestro prójimo y estar con los/as más vulnerables entre nosotros/as.

Estos mismos valores de nuestros textos sagrados y tradiciones de fe, se reflejan actualmente en el mandato del Programa de Admisión de Refugiados de los Estados Unidos y no deben ser usurpados por ninguna orden ejecutiva. Las órdenes, la legislación o las medidas administrativas que harían que el Departamento de Estado descalificara a los/as refugiados/as de la protección y el reasentamiento basados ​​en su nacionalidad o religión son una negación de los principios en los que se basó esta nación, contradicen el legado de liderazgo que nuestro país ha ofrecido al mundo, y deshonrar nuestra humanidad compartida.

Jesús fue explícito en sus enseñanzas. En el Evangelio de Mateo Jesús dice: "El que te acoge, me recibe, y el que me recibe acoge al que me envió" (Mateo 10:40). Los/as refugiados/as y los/as inmigrantes llegan entre nosotros/as, no sólo con sus necesidades, sino también con dones con su energía, ingeniosidad, amor a la libertad y esperanza. Estos dones siempre han contribuido a la renovación de nuestra sociedad y de la iglesia.

Sobre todo, ellos y ellas nos traen a Cristo. Cuando damos la bienvenida a un/a extranjero/a, damos la bienvenida a Jesús, y cuando damos la bienvenida a Jesús, damos la bienvenida a nuestro creador. Los/as refugiados/as, los/as inmigrantes, los/as que anhelan ser libres, de ellos/as es que Jesús habló cuando dijo: "Yo era un extraño y me recibisteis" (Mateo 25:35).

Jesús dice repetidamente a sus discípulos: "Porque los que quieren salvar su vida la perderán, y los que pierdan su vida por causa de mí, la encontrarán" (Mateo 16:25). El idioma griego original es mucho más poético, poderoso y profético. En las traducciones más finas de la lengua griega, oímos a Jesús decir: "Quien quiera construir un muro alrededor de su alma la destruirá; Cualquiera que derribe la pared (alrededor de su alma) traerá su alma a un nacimiento vivo. "

El alma misma de nuestro país está en juego. Cuando abandonamos a un/a extranjero/a que está en riesgo de intolerancia, xenofobia y violencia, no sólo destruimos su esperanza, sino que destruimos nuestras propias almas. Cuando no ayudamos a los/as refugiados/as que huyen del peligro, no sólo los ponemos en peligro, sino que le hacemos daño a nuestras propias almas. Cuando construimos muros de hormigón, o muros de retórica divisiva, o muros de miedo, o paredes de políticas inmorales de inmigración, construimos un muro alrededor de nuestras propias almas.

Cristo nos llama a derribar las paredes alrededor de nuestras almas para que podamos vivir plenamente y en abundancia. Por lo tanto, pido a la administración de Trump y al Congreso de los Estados Unidos que rescindan las nocivas órdenes ejecutivas y salvaguarden el alma de nuestro país. Hago un llamado a la gente de La Iglesia Metodista Unida para que vean el rostro de Cristo en quien busca refugio y digan "no" al muro de nuestro país y nuestros corazones; y digan "sí" a su esperanza, nuestra esperanza, por una vida nueva. ¡Unámonos y trabajemos juntos/as para llevar renacimiento y vida a el alma de este país!

* El Obispo Bruce R. Ough es el líder episcopal residente del área Dakotas-Minnesota de La Iglesia Metodista Unida. Para ver la publicación original de esta declaración presione aquí.

**Michelle Maldonado es la Directora Asociada de Comunicaciones Hispano/Latinas de la IMU. Puede contactarle al (615)742-5775 o por el [email protected]

Iglesia Local
Un mural en el Centro Ministerial Metodista Unido “Cristo” en San Diego ilustra parte del texto de Mateo 25, la base bíblica del trabajo que desarrolla este centro entre inmigrantes que han cruzado la frontera en esa área del país. Fotograma extraído de video de Joey Butler, Noticias MU.

Migrantes haitianos/as revitalizan iglesia metodista a punto de cerrar

La congregación pasó de ser una iglesia tradicional a un centro de ministerial que abrió sus puertas de par en par a personas necesitadas.
Temas Sociales
El Rev. Stefan Schörk, quien en enero pasado concedió asilo a un hombre iraní en su iglesia en Pegnitz, Alemania, ha sido multado por "ayudar e incitar la residencia no autorizada". El pastor metodista unido dijo que está decepcionado con el veredicto, pero espera que esta situación propicie la oportunidad de realizar cambios con respecto a los acuerdos de asilo eclesiástico entre el estado y las organizaciones religiosas en la región de Baviera. Foto de Klaus U. Ruof, Comunicaciones Metodistas Unidas en Alemania.

Pastor metodista en Alemania condenado por brindar asilo

Un pastor metodista unido enfrenta una multa de 1.500 euros (más de 1.700 dólares estadounidenses) por "ayudar e incitar a una residencia no autorizada", sentencia confirmada en una audiencia judicial el 8 de noviembre.
Entidades de la Iglesia
Durante su reunión en línea del 2 al 5 de noviembre, el Concilio de Obispos/as aprobó “Una narrativa para la continuidad de La Iglesia Metodista Unida” que describe una visión de iglesia donde todos/as tendrán un hogar.

Obispos/as presentan marco para una iglesia inclusiva

A medida que la denominación se acerca a definir un proceso de separación, el obispado ofreció una narrativa para describir sus esperanzas para la continuación de La Iglesia Metodista Unida.