Mensaje del Concilio Metodista Unido de Obispos/as

En un mensaje navideño a la gente de La Iglesia Metodista Unida en nombre del Concilio de Obispos/as, el presidente del Concilio, el Obispo Bruce Ough, nos anima a encender nuestro anhelo por el nacimiento de Cristo en nuestras vidas. Vea el video aquí.Haga clic en el icono “CC” para subtítulos en español. 

Mensaje del Obispo Ough:

Anhelo por el Salvador. Bernard de Clairvaux, el gran abad del siglo XII, escribió una vez acerca de la Navidad en sus Sermones sobre el Cantar de los Cantares:

Durante mis frecuentes reflexiones sobre el ardiente deseo con el que los patriarcas anhelaban la encarnación de Cristo, siento dolor y vergüenza... Muy pronto habrá gran regocijo al celebrar la fiesta del nacimiento de Cristo. ¡pero cómo desearía que fuera inspirado por su nacimiento! Tanto más, pues, pido que se encienda en mí el anhelo intenso que aquellos hombres y mujeres tenían en su corazón.

Frente a una celebración cada vez más secular y comercial - una Navidad sin Cristo, sería fácil suspirar junto a Bernard de Clairvaux: "Pero cómo me gustaría que se inspirara en su nacimiento". Incluso hemos convertido este suspiro en un lamento de época común, y a veces en una protesta anual: ¡Pongan a Cristo de nuevo en Navidad!

Pero la clave para poner a Cristo de nuevo en la Navidad es encender o avivar nuestro anhelo de corazón por Jesús, nuestra hambre de que Cristo nazca en nosotros. Esta hambre es el don de Dios para todo ser humano. Este anhelo allana el camino para la segunda parte del misterio de la encarnación: Cristo vivo en nuestras almas, en nuestros corazones, en nuestros ser interno. El regalo de Navidad sólo puede ser plenamente realizado y recibido con alegría si lo buscamos.

Simeón suplicó permanecer vivo el tiempo suficiente para ver al Mesías. María estuvo completamente dispuesta para concebir a Jesús. El pastor dijo: "Vayamos a Belén tan rápido como podamos y veamos por nosotros mismos lo que Dios nos ha revelado". Los Reyes siguieron a una estrella en busca del nuevo rey. Cada uno quería al Salvador. Cada uno de ellos quería ver y dar la bienvenida a Jesús. Cada uno de ellos tenía un anhelo sincero por tener a Cristo en sus vidas y en el mundo.

Max Lucado en su pequeño y maravilloso libro "Un Momento Increíble", nos urge:  "Aléjate de las pequeñas persecuciones de posesiones y posiciones, y busca a tu rey. No te conformes con los ángeles. No te conformes con las estrellas en el cielo. Busca a Jesús como lo hicieron los pastores. Anhela a Jesús como Simeón. Adora a Jesús como los Reyes. Arriesgaré lo que sea necesario para ver a Cristo".  (página 102).

Toda congregación vital, sana y fructífera que he tenido el privilegio de presenciar, manifiesta un intenso anhelo por la encarnación de Cristo. Ellos encienden este anhelo navideño en su membresía y comunidades. Es este espíritu de anhelo y búsqueda de Cristo que subyace a nuestra misión de hacer y equipar a los discípulos de Jesús; también nos llama a la vida del reino - la realidad radical y transformadora que fue inaugurada con el nacimiento de Jesús.

Hebreos 11:6 nos recuerda que "A Dios le importa responder a los que buscan a Dios". Otras traducciones dicen: "Dios premia a los que buscan a Dios diligentemente".

Esta es la buena noticia para nosotros esta Navidad: Sea diligente y apasionado en su búsqueda de Jesús; tengan hambre de Jesús. Sea invencible en su viaje a Belén. Encienda su anhelo por el nacimiento de Cristo en su vida.

De esta manera oro por cada uno de nosotros esta Navidad: Dios Santo y misericordioso, el dador de todos los buenos regalos; buscamos una sola recompensa en este tiempo de Navidad. Concédenos corazones que no descansen hasta que descansemos en ti. Concédenos corazones que sólo te anhelen a ti. Concédenos corazones que sólo buscan tu presencia. Danos corazones que no se conformen sino con Jesús.

Que Dios los bendiga a ustedes, a sus seres queridos y a su congregación con una Feliz Navidad y abundante esperanza para el Año Nuevo!

 

Obispo Bruce R. Ough

Presidente del Concilio de Obispos

La Iglesia Metodista Unida

Para leer la versión original en inglés, haga clic en el enlace: http://www.umc.org/who-we-are/christmas-greetings-from-bishop-bruce-ough-and-the-council-of-bishops2

**Michelle Maldonado es la Directora Asociada de Comunicaciones Hispano/Latinas de la IMU. Puede contactarle al (615) 742-5775 o por mmaldonado@umcom.org. 

Relacionado

Iglesia Local
Los/as delegados/as, la Revda. Jessica LaGrone y Oscar Garza discuten la legislación durante la Conferencia General 2019. Foto de Brant Mills, cortesía de la Conferencia Anual de Tejas.

Oscal L. Garza una lección de esperanza

Mientras se desempeñaba como delegado laico en la Conferencia General de 2012, Oscar L. Garza, de la Iglesia Metodista Unida Cypress Trails en Spring, estado de Tejas, recibió la noticia de que el cáncer de ovario de su esposa había regresado.
Entidades de la Iglesia
Delegados/as en consideraciones legislativas durante la Conferencia General 2016 de La Iglesia Metodista Unida en Portland, estado de Oregón. Foto de Archivo de Mike Dubose, SMUN.

La corte anula la regla de 2016 para los obispos fuera de los Estados Unidos

El tribunal superior de La Iglesia Metodista Unida ha declarado "nula y sin efecto" una acción legislativa de 2016 que cambió los requisitos de jubilación para los/as obispos/as de las conferencias centrales, que son miembros de iglesias fuera de los Estados Unidos y sus territorios.
Temas Sociales
Ramiro Ramírez tocó la campana en la Iglesia Metodista Unida de Jackson Chapel en San Juan, Tejas. La familia de Ramírez donó el terreno para la iglesia, que se estableció en 1874. El muro fronterizo propuesto por el presidente Trump está programado para que atraviese la propiedad de la iglesia, incluido su cementerio histórico. Foto por Mike DuBose, SMUN.

El muro fronterizo podría destruir parte de iglesia metodista hispana de valor histórico

El muro fronterizo propuesto por el presidente Donald Trump podría destruir una parte de la historia metodista y perturbar los cementerios sagrados en esta pequeña zona rural, a solo una milla del Río Bravo.