Los jóvenes piden participación

Kathy L. Gilbert*

27 de abril, 2012 ? Noticias UMNS


Krin Alim mirá a Joy Eva Algodón-Bohol dar su discurso en la pantalla, durante el Discurso de la Gente Joven, durante la Conferencia General 2012, en Tampa, Florida. Foto UMNS por Mike DuBose.


Krin Ali habló en vivo y Joy Evan Algodón-Bohol habló por medio de un video debido a que no pudo obtener visa para ingresar al país. No obstante, los dos jóvenes metodistas unidos desafiaron a sus hermanas y hermanos de todo el mundo a estar "comisionados, enraizados, unidos".

Entregaron el discurso de la gente joven el 25 de abril, durante el segundo día de la Conferencia General 2012.

Algodón-Bohol invitó al auditorio a levantar sus manos, si estaban sentados junto a una persona joven. No fue una sorpresa para Algodón-Bohol y Alí ver que pocas manos se levantaron. "Los jóvenes son una minoría en la iglesia, cuando se trata de tomar decisiones", dijo Ali.

El liderazgo no es fácil
Algodón-Bohol, presidenta de la Comunión Nacional Metodista Unida de Jóvenes de las Filipinas, dijo que el liderazgo en la iglesia no es fácil. Su padre no la apoyaba porque tuvo que renunciar a un buen trabajo para poder participar plenamente en la iglesia. Dijo que se sintió "comisionada" por Dios.

"A los 14 años fui elegida secretaria, a los 16 fui elegida para asistir a la conferencia anual, y a los 20 me involucré a nivel nacional", dijo. Le dijo a los participantes que todos estaban comisionados por Dios.

Ali y Algodón-Bohol marcaron sus observaciones con tres palabras: "comisionados, enraizados, unidos".

Ali dijo que él estaba enraizado en su fe. "El apóstol Pablo dice 'No se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante la renovación de su mente'.

Ali preguntó si sabíamos cuál era nuestro propósito en esta vida, y dijo: "Jesús tuvo fe en sus discípulos como la iglesia tiene fe en mí".

Superando las diferencias
El amor de Dios nos une, dijo Ali. "Debemos superar nuestras diferencias de edad. Anticipo una nube de gente joven en la próxima Conferencia General. Espero ver a cada adulto sentado junto a un joven".

*Gilbert es periodista de multi-media especializada en temas de la juventud para Comunicaciones Metodistas Unidas. Contacto: Kathy L. Gilbert, Tampa, Fla., (813) 574-4837 ó [email protected].
Temas Sociales
Madre migrantes en un campamento improvisado cerca del cruce fronterizo en Tijuana, reciben alimentos y otros suministros de ayuda de la Iglesia Metodista Nuevo Pacto y la Iglesia Evangélica San Pablo en Tijuana. Unos 1.500 inmigrantes se han establecido allí, muchos/as de ellos/as con la esperanza de presentar solicitudes de asilo ante las autoridades de inmigración de Estados Unidos. Foto de Mike DuBose, Noticias MU.

Las madres de la frontera cuentan sus historias

Las madres migrantes en la frontera mantienen su lucha por buscar un futuro más esperanzador para ellas y sus familias.
Iglesia Local
La Pastora Cassandra “Cassy” Nuñez nació en el norte de México y emigró con su familia a EE.UU. cuando tenía 9 años. Actualmente es beneficiaria de DACA, por lo que se denomina así misma como una “pastora DACAmentada". Foto cortesía de la Conferencia Anual Baltimore - Washington.

Una pastora hispana que sueña en voz alta

Núñez fue designada, como pastora local, a la IMU Hispana de Salem en julio pasado y ha venido trabajando en el desarrollo de relaciones frescas, genuinas y amistosas con su comunidad.
Entidades de la Iglesia
La Comisión General sobre Religión y Raza (GCORR por sus siglas en inglés) y la Comisión General de Estatus y Rol de Mujeres (GCSRW por sus siglas en inglés) de La Iglesia Metodista Unida (IMU) han recibido una solicitud del Caucus hispano-latino para observar el proceso que se le sigue a la Obispa Minerva Carcaño. Fotocomposicion cortesía de MARCHA.

MARCHA solicita a comisiones de raza y mujer supervisar proceso contra la Obispa Carcaño

Desde el anuncio de la suspensión de la Obispa Carcaño, MARCHA ha planteado cuestionamientos al proceso enviando dos cartas abiertas al Colegio de Obispos/as de la Jurisdicción Oeste y la Comisión Episcopal