La Iglesia está preparada para quienes buscan asilo

El Rev. Bill Jenkins pastor del Centro para el Ministerio Metodista Unido en Cristo en San Diego, estado de California, junto a otros/as líderes/as de iglesia, se están preparando para ofrecer refugio a cientos de migrantes que se están reuniendo en la frontera buscando asilo.

Los/as migrantes están llegando a la frontera después de una travesía de meses, huyendo de sus casas en Centroamérica a causa de la violencia. El grupo de aproximadamente 300 personas comenzaron su viaje hacia los Estados Unidos en marzo, viajando encima de trenes de carga, haciendo autostop y caminando. Hasta ahora menos de 50 han sido procesados/as por el Departamento de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos, de acuerdo con los reportes de noticias.

El Rev. Jenkins dijo que mientras la mayoría de mujeres y niños/as son procesados y se les permite el ingreso a los Estados Unidos, ellos/as son bienvenidos/as para que vayan y vivan en el Centro mientras esperan la fecha de su cita en la corte.

En el intermedio, el Rev. Guillermo Navarrete, pastor de la Iglesia Metodista en México está atendiendo a las personas del lado de la frontera en Tijuana; y dijo que se han recolectado donaciones de comida y ropa, mientras voluntarios/as están con los/as niños/as. “Hay un espacio para migrantes cerca de la frontera, donde ellos pueden ducharse, tener comida, cuidado para los/as niños/as y consejería. Ellos/as buscan asilo por causa de la violencia en sus países” dijo.

Durante una entrevista con San Diego 7, Jenkins dijo “Yo sé que el asilo es muy difícil de probar. Nuestro objetivo en el intermedio es hacer lo que nosotros/as como cristianos/as creemos debemos hacer (cuando recordamos lo que el Señor nos dice) Yo estuve hambriento, yo estuve sediento, yo estuve desnudo, yo estuve enfermo, yo estuve en la cárcel y yo fui extranjero”.

Jenkins tiene experiencia ayudando a una gran cantidad de personas que buscan refugio. En 2016 más de 5.000 refugiados haitianos llegaron a las puertas del Centro para el Ministerio en Cristo; y de esa experiencia la iglesia creo GateWAY Loft y está trabajando en la creación del Sistema de Puertos Seguros.   

Jenkins explicó que Puertos Seguros es una alternativa a las iglesias Santuario que proveen refugio a los/as refugiados/as que se enfrentan a la deportación. “Muchas congregaciones no pueden alcanzar ese nivel de compromiso, pero quieren ayudar” dijo. Y hablando de migrantes, dijo que “La palabra que compartiría contigo acerca de su condición es traumatizado/a. Pero nosotros no funcionamos por miedo, funcionamos por amor”.

*Gilbert es reportera multimedia del Servicio de Noticias Metodista Unido. Puede comunicarse con ella al 615-742-5470 o a newsdesk@umcom.org. Para leer más noticias metodistas unidas, suscríbase gratis al Daily or Weekly Digests.

** Leonor Yanez es traductora independiente.

Iglesia Local
La Revda. Nicole Reilley (izquierda), pastora de la Iglesia Metodista Unida de Valencia y la Revda Melissa MacKinnon, superintendente del Distrito Este de la Conferencia Anual California-Pacífico, hablan con los/as participantes en la Cumbre Metodista Unida Fresh sobre el tiroteo en la escuela Saugus el 14 de noviembre. Foto cortesía de la Conferencia Anual California-Pacífico

Iglesias metodistas unidas abren sus puertas después del tiroteo en una escuela

La Iglesia Metodista Unida de Valencia y la Iglesia Metodista Unida de Santa Clarita realizaron vigilias la noche del tiroteo.
Entidades de la Iglesia
El Obispo Grant J. Hagiya (derecha) responde preguntas durante una conferencia de prensa en Lago Junaluska, Carolina del Norte, después del anuncio de que los/as cinco obispos/as activos/as de la Jurisdicción Oeste de la denominación, han prometido "proteger la participación plena" de las personas LGBTQ+ en la vida de la Iglesia. Se le unen las obispas Karen P. Oliveto (izquierda) y Elaine J. W. Stanovsky. Foto por Sam Hodges, Noticias MU.

Obispos/as de la Jurisdicción Oeste prometen “espacio seguro" a clérigos/as LGBTQ

Los/as obispos/as invitaron a sus colegas y a otros/as metodistas unidos/as a agregar sus nombres a la declaración.