La Fundición de Cristo brinda espacio a la esperanza

La Misión Metodista Unida Fundición de Cristo, una congregación en el norte de Dallas estado de Tejas, está ubicada estratégicamente en una zona para alcanzar familias hispano-latinas, por lo que el 90 por ciento de sus miembros son de esta comunidad étnica, mientras el 10 por ciento son familias anglosajonas. La FDC (Fundición de Cristo) busca principalmente conectar con las diferentes familias inmigrantes y no inmigrantes y así poder dar a conocer a Dios mediante su palabra.

El pastor de La FDC, Rev. Owen K. Ross, oficia dos celebraciones dominicales a las 10 am (en español) y a las 11:30 a.m. (bilingüe), para servir a las comunidad en ambos idiomas. Sabiendo que la comunidad tiene un notable apego por la cultura y costumbres latinas, la iglesia está abierta a las expresiones culturales que contribuyen a profundizar la interrelación entre los/as congregantes.  La proximidad de la navidad es una buena oportunidad para afianzar la unidad y la confraternidad de la comunidad, por lo que la FDC ha desarrollado un programa de actividades para ofrecer un espacio donde el pueblo se encuentre y reciba la buena noticia del evangelio.

El tercer Campamento de Adoración (Worship Camp) es una de esas actividades y consiste en un ciclo de clases de música enfocadas en guitarra y piano para toda la comunidad, a partir de los 8 años en adelante, así como clases bíblicas. Los/as participantes aprenderán a interpretar villancicos navideños que presentará en la celebración especial de navidad, el 25 de Diciembre.

Al terminar cada día sus clases los alumnos tendrán oportunidad de convivir en las posadas navideñas organizadas en las casas de congregantes, con esto los/as alumnos/as y el resto de la comunidad podrán vivir la experiencia de salir en marcha pública, cantando villancicos hasta   llegar a la posadas (casa) y poder seguir conviviendo compartiendo comidas y oraciones. De esta manera las tradiciones son una herramienta para el discipulado y la evangelización.

Además de aprender la ejecución de un instrumento musical, a interpretar villancicos y aprender de la palabra de Dios, la iglesia se da a conocer en la comunidad como un lugar seguro para quienes buscan cuidado y desarrollo espiritual, especialmente para las familias que se sienten amenazadas con los anuncios y acciones contra la comunidad inmigrante, después de las recientes elecciones presidenciales.

La FDC ofrece en este tiempo de adviento y navidad, un lugar donde congregarse, aprender más a fondo de la palabra de Dios, a conectarse en comunidad con otras familias y a servir al pueblo de Dios, especialmente a los más necesitados y a quienes viven bajo el creciente temor de posibles deportaciones y acciones de discriminación racial.

* Antonio Celaya es un colaborador del NPHLM y UMCOM. Para contactarle puede hacer al correo acelaya@umcom.org.

Relacionado

Iglesia Local
Los/as delegados/as, la Revda. Jessica LaGrone y Oscar Garza discuten la legislación durante la Conferencia General 2019. Foto de Brant Mills, cortesía de la Conferencia Anual de Tejas.

Oscal L. Garza una lección de esperanza

Mientras se desempeñaba como delegado laico en la Conferencia General de 2012, Oscar L. Garza, de la Iglesia Metodista Unida Cypress Trails en Spring, estado de Tejas, recibió la noticia de que el cáncer de ovario de su esposa había regresado.
Entidades de la Iglesia
Delegados/as en consideraciones legislativas durante la Conferencia General 2016 de La Iglesia Metodista Unida en Portland, estado de Oregón. Foto de Archivo de Mike Dubose, SMUN.

La corte anula la regla de 2016 para los obispos fuera de los Estados Unidos

El tribunal superior de La Iglesia Metodista Unida ha declarado "nula y sin efecto" una acción legislativa de 2016 que cambió los requisitos de jubilación para los/as obispos/as de las conferencias centrales, que son miembros de iglesias fuera de los Estados Unidos y sus territorios.
Temas Sociales
La Diácona metodista unida Cindy Johnson (derecha) camina para comprar medicamentos con Isabel, quien viajó con su hija desde Nicaragua hasta Matamoros, México, con la esperanza de solicitar asilo en los Estados Unidos. Kassandra, de 16 meses, sufría de fiebre y pérdida de peso mientras ella y su madre esperaban su turno para acercarse al puente que conduce a Brownsville, Tejas. Johnson, quien visita regularmente el campamento provisional, trajo a miembros del Grupo de Trabajo de Inmigración Metodista Unido para que conozcan de primera mano la situación de la inmigración. Foto por Mike DuBose, SMUN.

Metodistas unidos/as responden a migrantes en la frontera

"De todas las iglesias, ustedes (metodistas unidos/as) ganan el premio", dijo la hermana Zita Telkamp, ​​directora del “Centro de Ayuda Humanitaria”.