IMU Hispana en Pilsen es vandalizada por sexta ocasión este año

CHICAGO, Illinois. La iglesia Metodista Unida Lincoln en Pilsen ha sido vandalizada por sexta ocasión este año con grafitis que incluyen una esvástica y palabras como “Quemar. Matar” pintadas en la puerta de entrada.

La Revda. Emma Lozano, ministra de la iglesia expresó que las pintas y el dibujo fueron descubiertas el domingo por la mañana en el centro religioso.

"Hemos sido el marco de estos mensajes amenazantes en la puerta de la iglesia ya seis veces en los últimos meses", dijo Lozano.

Lozano, una reconocida activista en pro de los inmigrantes contó que el vandalismo a su recinto siempre ha incluido una esvástica además de las palabras “White Power” (Poder blanco), “Kill México” (Maten a México), “Rape México” (Violen a México), “Kill. A Time to Kill” (Maten. Tiempo para Matar), pero ahora incluyeron “Burn. Kill” (Quemar. Matar).

Lozano, de ascendencia mexicana pero nacida en Estados Unidos, dijo que recientemente hubo siete incendios provocados en el área cercana a la iglesia. Durante los incendios, en los cuales un hombre hispano perdió la vida, las alarmas de la iglesia sonaron y esa noche alguien se robó una bicicleta propiedad del templo.

"No sé si esto está relacionado o no", declaró Lozano a la agencia Efe.

La IMU Lincoln es una congregación muy activa en la defensa por los derechos de los inmigrantes y los refugiados y quizás esto, apuntó, ha causado malestar en personas que no comparten la misma filosofía de la iglesia.

Además su iglesia también está afiliada a la Iglesia Metodista Unida  Adalberto en Humboldt Park, en el extremo norte de la ciudad, en donde Elvira Arellano buscó santuario por más de un año en 2006.

Lozano espera que se arreste a los culpables de los actos de vandalismo y aunque hasta ahora nadie ha salido lastimado físicamente, teme por la seguridad de su congregación y hace un llamado a las autoridades para que intervengan.

"Esta iglesia sirve de santuario a aquellas personas bajo ataque, los oprimidos y los que están sin una voz", aseguró Lozano. "Yo rezo por aquellos que nos odian y por aquellos que reclaman que son cristianos y quieren deportar a millones de personas y separar a los hijos de sus padres quienes los aman".

* Este artículo fue publicado originalmente por EFE. Para ver la versión original abra aquí.

Temas Sociales
Madre migrantes en un campamento improvisado cerca del cruce fronterizo en Tijuana, reciben alimentos y otros suministros de ayuda de la Iglesia Metodista Nuevo Pacto y la Iglesia Evangélica San Pablo en Tijuana. Unos 1.500 inmigrantes se han establecido allí, muchos/as de ellos/as con la esperanza de presentar solicitudes de asilo ante las autoridades de inmigración de Estados Unidos. Foto de Mike DuBose, Noticias MU.

Las madres de la frontera cuentan sus historias

Las madres migrantes en la frontera mantienen su lucha por buscar un futuro más esperanzador para ellas y sus familias.
Iglesia Local
La Pastora Cassandra “Cassy” Nuñez nació en el norte de México y emigró con su familia a EE.UU. cuando tenía 9 años. Actualmente es beneficiaria de DACA, por lo que se denomina así misma como una “pastora DACAmentada". Foto cortesía de la Conferencia Anual Baltimore - Washington.

Una pastora hispana que sueña en voz alta

Núñez fue designada, como pastora local, a la IMU Hispana de Salem en julio pasado y ha venido trabajando en el desarrollo de relaciones frescas, genuinas y amistosas con su comunidad.
Entidades de la Iglesia
La Comisión General sobre Religión y Raza (GCORR por sus siglas en inglés) y la Comisión General de Estatus y Rol de Mujeres (GCSRW por sus siglas en inglés) de La Iglesia Metodista Unida (IMU) han recibido una solicitud del Caucus hispano-latino para observar el proceso que se le sigue a la Obispa Minerva Carcaño. Fotocomposicion cortesía de MARCHA.

MARCHA solicita a comisiones de raza y mujer supervisar proceso contra la Obispa Carcaño

Desde el anuncio de la suspensión de la Obispa Carcaño, MARCHA ha planteado cuestionamientos al proceso enviando dos cartas abiertas al Colegio de Obispos/as de la Jurisdicción Oeste y la Comisión Episcopal