Qué hacer cuando los adultos ignoran a la juventud en la iglesia

Es un problema muy viejo dentro de la iglesia. A menudo los/as jóvenes son echados/as a un lado ignorados/as en la vida de la iglesia, por sus miembros. Es muy común escuchar "no puedo relacionarme, no les entiendo o no hablo su lenguaje de adolescencia". Así que permítanme aclarar esto: ustedes envían a los/as jóvenes a su "salón de jóvenes" por separado, y a menudo ¿los/as sacan del culto para que tengan su propio programa fuera del ministerio de la iglesia? Su interacción principal sucede con sus líderes juveniles, a veces un/a pastor/a y la única vez que la congregación los/as ve o interactúa con ellos/as es cuando están recaudando fondos o en el programa de navidad.

La clave para la inclusión y la interacción positiva entre los/as miembros de la iglesia de mayor edad y sus jóvenes son relaciones mutuas. Los/as jóvenes tienen muchas cosas que aportar y demasiada información. Yo se que esto puede parecer una tarea de enormes proporciones e imposible y sé que estás pensando, "es que no conoces a mi iglesia", pero hay algunas iniciativas sencillas que puedes tomar para reducir la brecha generacional entre el grupo de jóvenes y el resto de los/as miembros de tu iglesia.

De acuerdo con el trabajo del Instituto de Investigación sobre los 40 Elementos, esos/as niños/as que están envueltos en relaciones positivas intencionales con adultos donde sienten apoyo, capacitación, expectativas y el uso constructivo de su tiempo (que incluye el tiempo pasado en una comunidad religiosa) son significativamente menos propensos a involucrarse en comportamientos de alto riesgo, y con más probabilidades de tener éxito en la escuela, las relaciones personales y en el alcance de logros. (Integración de Activos en Congregaciones, James Conway-2000 Search Institute)

Usted podría:

  • Ayudar a que los miembros de su congregación empiecen a apoyar a sus jóvenes asistiendo a sus actividades extra-curriculares (actuaciones de bandas, eventos, debates, representaciones teatrales, juegos deportivos, etc.) o reconocerlos/as y hacer que interactúen con los/as asistentes durante el saludo.
  • Encontrar miembros de su congregación que han tenido carreras interesantes o acontecimientos de la vida, e invitarles a platicar con su grupo de jóvenes. (Cuando lo hice me encontré con un ex jugador de la NFL, un científico de la NASA y un viajero que había estado en todos los continentes). Prepare de antemano a sus jóvenes y su invitado/a para que no haya momentos de silencio incomodos. 
  • Considerar la posibilidad de tener un retiro formal o un taller de formación de líderes. Comience enseñándole a sus adultos a que hagan preguntas abiertas a sus jóvenes, pidiéndoles que vean a los/as jóvenes como contribuyentes e identificar cómo podrían contribuir a la vida de la iglesia más allá de ayudar a limpiar el templo y de su servicio de jóvenes esporádico.
  • Encontrar ministerios dentro de tu iglesia que se pueden conectar a los/as jóvenes.
  • Fomentar el desarrollo de estudios bíblicos o grupos de libros que podrían incluir a la juventud.
  • Preguntarle a las Mujeres Metodistas y Hombres Metodistas que planifiquen una actividad que podría incluir a los/as jóvenes. (Partido de béisbol, día de artesanía, etc.)
  • Preguntarle a personas no padres si prestan su hogar para que los/as jóvenes tengan una cena, y tengan la oportunidad de conocer a un/a miembro de la congregación y él/ella conozca a los/as jóvenes.
  • Encontrar la manera de incluir a los/as jóvenes en el culto, proyectos de trabajo, cocina, etc.
  • Tener un/a joven como copresidente/a de un evento por temporada (colecta de juguetes en navidad, recogida de huevos en pascua, etc.)
  • Coordinar que los/as jóvenes conduzcan una clase de computadora u otro taller digital para miembros mayores de la congregación (Esto fue muy exitoso en mi iglesia).

El punto es que el cambio no va a ocurrir a menos que usted ayude a su Iglesia a mirar a los/as jóvenes a través de un lente diferente y comiencen a crear un cambio intencional hacia las relaciones intergeneracionales.

*Para más información acerca de Kelly Peterson o del artículo, visite el enlace: https://umcyoungpeople.org/the-latest/what-to-do-when-the-elders-of-the-church-ignore-young-people

** Michelle Maldonado es la Directora Asociada de Comunicaciones Hispano/Latinas de la IMU. Puede contactarle al (615)742-5775 o por el mmaldonado@umcom.org

Iglesia Local
La iglesia reúne en su culto de adoración a unas 200 personas el domingo por la mañana, donde la edad promedio es de 69 años y medio. Por esa razón, varios de los principales ministerios de la iglesia están dirigidos a personas de la tercera edad. Foto cortesía de Gaertringen (pixabay.com)

Congregación metodista unida crece con ministerio entre adultos/as mayores

A través del trabajo, la oración y el liderazgo tanto del clero como del laicado, la iglesia vuelve a ver crecimiento.
Temas Sociales
Un grupo ecuménico celebra una vigilia de oración en la frontera entre Tejas y México. Los/as metodistas unidos/as eran parte de un grupo de más de 100 personas que pasaron parte del fin de semana del Día del Trabajo en la frontera y cruzaron a Matamoros, México, para visitar a las personas de Centroamérica, y de otras latitudes, que se encuentran allí en buscan asilo en los Estados Unidos. Foto cortesía de Texas Impact.

Grupo de Tejas cruza la frontera para encontrarse con solicitantes de asilo

La mayor parte de este contingente ecuménico eran metodistas unidos/as quienes buscan el fin de la política de "permanecer en México".
Pobreza
Portia Kasuso, de 11 años, prueba su nueva silla de ruedas con pedales manuales durante un servicio de reactivación metodista unida en Murewa, Zimbabue. El regalo de la silla de ruedas fue facilitado por la conferencia de Zimbabue Oeste, a la que pertenece la iglesia. Foto por el Rev. Taurai Emmanuel Maforo, Noticias MU.

Silla de ruedas abre nuevas puertas para niña en Zimbabue

Movidos por el espíritu de una niña de 11 años de edad, el Obispo Nhiwatiwa y los/as pastores/as locales hacen un llamamiento para ayudarla a obtener educación.