Lecciones que dejan las divisiones en otras denominaciones

Other Manual Translations: English 한국어

La Iglesia Metodista Unida no es el primer cuerpo cristiano en lidiar con el debate que podría dividir a la iglesia sobre la homosexualidad y la interpretación bíblica. Mientras el pueblo metodista unido se prepara para la Conferencia General Especial del 23 al 26 de febrero, pueden aprender de las experiencias de otras denominaciones hermanas en los Estados Unidos tales las iglesias episcopal, luterana y presbiteriana. Todas han lidiado con sus propias divisiones sobre los roles de los/as cristianos/as LGBTQ (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transgénero y Diferentes).

La principal de esas lecciones es que: todas siguen en pie haciendo ministerio y, también, lo hacen las nuevas denominaciones que se formaron a partir de la división. Sin embargo, ningún divorcio denominacional es fácil. 

"Al hacer comparaciones con los viajes de nuestras iglesias hermanas, actualmente se están reportando dos conceptos erróneos principales", dijo el reverendo Jean Hawxhurst, funcionario ecuménico del personal del Concilio Metodista Unido de Obispos/as.

La primera idea errónea, dijo, es que las personas pueden trazar una línea directa entre el rechazo de miembros y el debate sobre la ordenación LGBTQ y el matrimonio. El segundo problema que ve es que la cantidad de salidas de cualquier denominación es a menudo exagerada.

"Una de las lecciones más importantes que hemos aprendido de nuestras iglesias hermanas es que las opiniones y posiciones teológicas no se correlacionan con la ubicación geográfica o el origen étnico", dijo Hawxhurst, quien también es un delegado de la Conferencia Anual de Kentucky a la Conferencia General.

Aquí hay un resumen de las experiencias de otras denominaciones.

Episcopales y anglicanos/as

La Iglesia Episcopal acaparó los titulares nacionales con las elecciones de 2003 y la consagración del Obispo Gene Robinson, el primer obispo abiertamente homosexual de la denominación.

Al igual que los/as metodistas unidos/as, los/as episcopales han discutido la sexualidad humana desde al menos la década de 1970. En 1976, la Convención General de la denominación, el equivalente a la Conferencia General, pidió un estudio especializado sobre la sexualidad.

Ese mismo año, la Iglesia Episcopal también declaró que "las personas homosexuales son hijos/as de Dios y tienen derecho integral e igualitario, como todas las demás personas, sobre el amor, la aceptación, la preocupación pastoral y el cuidado de la iglesia".

La Iglesia Episcopal, al igual que otras denominaciones protestantes históricas, ha visto disminuir su membresía en los Estados Unidos desde finales de los años sesenta. Sin embargo, las pérdidas se aceleraron por un tiempo después de que Robinson se convirtiera en obispo. Entre 2003 y 2013, la denominación registró una caída del 17,4 por ciento en el total de sus miembros bautizados/as.

Desde entonces, la Iglesia Episcopal ha abierto el rito matrimonial a las parejas del mismo sexo, así como a las parejas del sexo opuesto. El año pasado, su Convención General votó para dejar la cuestión del matrimonio entre personas del mismo sexo al clero parroquial en lugar del episcopado.

La tasa de declive también se ha desacelerado. Entre 2016 y 2017, la Iglesia Episcopal vio disminuir su membresía en un 1.9 por ciento, llegando a un total aproximado de 1.7 millones. En 2017, más de 1.400 de las 6.447 congregaciones de la denominación reportaron un crecimiento de al menos el 10 por ciento en los últimos cinco años.

"Aunque hubo personas dentro y fuera de la Iglesia Episcopal que predijeron un gran cisma después de 2003, el número real de miembros que abandonaron sus congregaciones o diócesis fue bastante pequeño", dijo el Reverendo Canon CK Robertson, quien trabaja con el obispo presidente. Robertson ha estado trabajando con metodistas unidos/as mientras las dos denominaciones avanzan hacia la plena comunión."En esas cinco diócesis donde los obispos y otras personas se fueron, hubo otras que se quedaron y siguieron avanzando", agregó.

La Iglesia Anglicana en América del Norte se separó oficialmente de la Iglesia Episcopal en 2009. Hoy en día, la denominación cuenta con 132,000 anglicanos en 1.004 congregaciones en los Estados Unidos, Canadá y México. Algunos de los líderes que establecieron la nueva denominación no solo diferían con la Iglesia Episcopal en cuanto a la homosexualidad sino también en cuanto a la ordenación de mujeres.

En los últimos años, ambas denominaciones han entablado juicios sobre propiedades de la iglesia. La Iglesia Episcopal, como la Iglesia Metodista Unida, tiene una cláusula de confianza, lo que significa que la propiedad de la iglesia se mantiene en fideicomiso para el cuerpo religioso más grande. El año pasado, la Corte Suprema de los Estados Unidos se negó a revisar un caso de cláusula de confianza de Carolina del Sur, dejando la propiedad en manos de los Episcopales.

Luteranos/as

Para la Iglesia Evangélica Luterana en América, 2009 fue un año lleno de acontecimientos. La denominación aprobó la plena comunión con la Iglesia Metodista Unida y cambió sus políticas relacionadas con la homosexualidad.

Específicamente, su Asamblea General votó para permitir que los/as pastores/as puedan oficiar uniones entre personas del mismo sexo y permitan que las iglesias acepten al clero y líderes laicos en relaciones "del mismo género", "públicamente responsables", "monógamas".

Por "responsabilidad pública", la denominación entiende el nivel más alto de reconocimiento otorgado por el estado. Desde 2015 en los EE.UU., eso significa matrimonio.

En cualquier caso, la denominación deja la celebración de bodas del mismo sexo o el llamado a un pastor gay en manos de las congregaciones. Incluso antes de que la política cambiara, algunas congregaciones se estaban yendo.

El Reverendo Wm Chris Boerger, secretario de la denominación, dijo que las salidas comenzaron con congregaciones descontentas con el acuerdo de comunión plena de la ELCA de 1999 con la Iglesia Episcopal.

En total, estima que entre 725 y 750 congregaciones se retiraron. Hoy en día, la ELCA tiene más de 3.5 millones de miembros bautizados en 9.252 congregaciones.

Algunas de las iglesias que salieron ayudaron a iniciar Iglesias Luteranas en Misión por Cristo: una denominación internacional de 900 congregaciones que comenzó en 2001. Sin embargo, otras ayudaron a establecer la Iglesia Luterana de América del Norte, que se formó en 2010 y tiene una estructura más alienada con lo que representa una denominación. Opera conjuntamente un seminario con la Iglesia Anglicana en América del Norte.

La nueva denominación tiene 390 ex congregaciones de la ELCA, 22 ex congregaciones de la Iglesia Evangélica Luterana en Canadá y 40 iglesias plantadas por sí misma, dijo Andrew S. Fuller, director de comunicaciones. Esta iglesia tiene actualmente alrededor de 140,000 miembros. Cerca de 100 iglesias y 200 pastores/as tienen participación en los dos nuevos grupos luteranos, agregó Fuller.

La ELCA no tiene cláusula de confianza. Mientras las congregaciones se alineen con algún grupo luterano, pueden conservar sus propiedades. Eso ha mantenido los casos judiciales al mínimo, dijeron Fuller y Boerger. Sin embargo, Boerger agregó que hubo algunas demandas legales de miembros de la iglesia que querían que sus congregaciones permanecieran como parte de la ELCA.

Presbiterianos/as

La Iglesia Presbiteriana (EE. UU.) Ha adoptado políticas similares al Plan de Una Iglesia propuesto. En su sitio web, la denominación dice que ha "buscado encontrar formas de hacer espacio para que los/as miembros de la IP (EE. UU.) puedan convivir de manera conjunta y con integridad las diferencias de opiniones".

En 2011 la mayoría de los presbiterios, el equivalente de las conferencias anuales en esta denominación, ratificaron el lenguaje que permite a sus cuerpos de gobierno ordenar y/o instalar clérigos/as y líderes laicos/as que mantienen relaciones entre personas del mismo sexo.

En 2014, la Asamblea General de la denominación votó para permitir que el clero individual oficie y sus líderes congregacionales decidan si se celebran bodas del mismo sexo.

Entre 2012 y 2016, la IP (EE.UU.) vio marcharse unas 100 congregaciones por año. Esas pérdidas disminuyeron en 2017 a 47 congregaciones que cambiaron su membresía a otros cuerpos eclesiásticos. Al final de ese año, la denominación tenía aproximadamente 1.4 millones de miembros en 9,304 congregaciones.

Al igual que los episcopales y los luteranos, los presbiterianos también vieron a algunas iglesias que fueron formando una nueva denominación: la Orden del Pacto Evangélico de los Presbiterianos (OPE siglas en español, ECO en inglés), formada en 2012 y que cuenta actualmente con 335 excongregaciones de IP (EE. UU.) y 50 iglesias plantadas por la nueva denominación.

Los líderes de ECO tienen muy claro que se fueron por razones más allá de los cambios en la postura sobre la homosexualidad, incluidos otros desacuerdos sobre teología y burocracia. En algunos casos, las iglesias pudieron hacer un acuerdo financiero y salir con la propiedad. En otros casos, las disputas de propiedad han aterrizado en los tribunales.

"Si bien no defiendo divisiones, solo como un último recurso, diré que creo que ha permitido a las iglesias la OPE ser más de lo que son y vivir en su identidad. También he visto que las iglesias de IP (EE. UU.) tienen más libertad para vivir como se sienten llamadas a vivir", dijo la Revda. Dana Allin, ejecutiva del Sínodo de la OPE.

Por su parte, la Rvda. Robina Winbush, oficial ecuménica de la IP (EE. UU.), Ofreció una perspectiva similar: “La lucha de más de 40 años dentro de la iglesia, por la inclusión total de los/as cristianos/as que se consideran LGBTQ nos ha llamado a discernir de una nueva manera quién y cómo nos llama Cristo, a estar en relación los unos/as con los otros/as y con el mundo en general”, dijo.

“Si bien la lucha fue extremadamente dolorosa, una vez que se decidió, nos permitió avanzar en la misión y el ministerio de nuevas maneras. Ha permitido a muchos dentro de la denominación, ser auténticos/as en su identidad cristiana y nos ha permitido mantener relaciones con muchos de quienes no eran bienvenidos/as", agregó Winbush.

Ninguna de las denominaciones que cambiaron sus políticas sobre la homosexualidad tiene precisado cuántas personas se han unido a sus iglesias como resultado de esos cambios. Pero,  los/as líderes de cada una tienen evidencia anecdótica de personas que se unieron.

También es justo decir que todas las iglesias de los EE. UU., incluidas aquellas que han adoptado un enfoque tradicional, están luchando contra la tendencia nacional del declive en la asistencia a la adoración y el aumento del número de iglesias no denomiacionales.

Mientras La Iglesia Metodista Unida se acerca a su Conferencia General, Hawxhurst quiere que sus compañeros/as delegados/as sepan que se está orando: "Hay presbiterianos/as, episcopales, luteranos/as, católicos/as, ortodoxos/as, discípulos/as, bautistas, hermanos/as de la Iglesia Unida de Cristo y de otras denominaciones que están orando y ayunando para que se haga la voluntad de Dios en esta Conferencia General. No estamos solos en este proceso de discernimiento y eso me da paz y esperanza", dijo.

 

* Hahn es un reportero de noticias multimedia para United Methodist News Service. Comuníquese con ella al (615) 742-5470 o newsdesk@umcom.org

** El Rev. Gustavo Vasquez es el Director de Noticias Metodistas Unidas para a audiencia hispano/latina. Puede contactarle al (615)742-5155 o por el gvasquez@umnews.org

 

Relacionado

Temas Sociales
Un servicio de ordenación y comisión de la Conferencia Anual del Norte de Illinois se llevó a cabo el 2 de junio en el Centro de Convenciones Renaissance en Schaumburg, Illinois. La conferencia ordenó a dos diáconos y siete presbíteros/as, incluido un diácono abiertamente transgénero. Cuatro fueron comisionados/as como diáconos/as provisionales, incluyendo dos candidatos/as abiertamente LGBTQ. Dos candidatos/as fueron comisionados/as como presbíteros/as provisionales. Imagen de video cortesía de la transmisión en vivo de la conferencia del Norte de Illinois.

Clérigos LGBTQ son ordenados/as y comisionados/as en algunas conferencias anuales

Varias conferencias anuales continuaron con los/as candidatos/as aprobados/as, a pesar de los resultados de la Conferencia General de 2019 en San Luis, el pasado febrero.
Entidades de la Iglesia
Después de la votación del 26 de febrero de 2019 que fortalece la aplicación de las políticas de la iglesia sobre la homosexualidad, Ian Urriola delegado de Nueva York, habló a otros delegados que, en protesta, formaron un gran círculo en el centro del piso de la plenaria. Foto por Paul Jeffrey, Noticias MU.

La Iglesia sigue lidiando con los resultados de la Conferencia General de 2019

La decisión de la Conferencia General Especial de 2019 no fue la última palabra para muchos/as en la denominación. Todos los días aparece otra declaración pública en apoyo de las personas LGBTQ o en defensa del Plan Tradicional, que afirma que la homosexualidad es "incompatible con la enseñanza cristiana".
Entidades de la Iglesia
El Rev. Adam Hamilton habla en una conferencia de prensa después de la reunión de la UMCNext en la Iglesia Metodista Unida de la Resurrección en Leawood, estado de Kansas. Hamilton fue uno de los 17 miembros del equipo que convocó al evento que reunió a metodistas unidos/as en los Estados Unidos, que se oponen al Plan Tradicional. Foto de David Burke, Conferencia Anual Great Plains.

Surgen nuevas directrices para el futuro de la iglesia

Más de 600 metodistas de los Estados Unidos pasaron tres días lidiando con posibles opciones para forjar, lo que esperan que sea, un futuro más justo e inclusivo para la iglesia. Lo que unió a quienes se reunieron en UMCNext (La Iglesia Metodista Unida por venir), del 20 al 22 de mayo a puerta cerrada, fue su oposición al Plan Tradicional.