Concordato con la iglesia de Puerto Rico

Se acaba de renovar el concordato entre la Iglesia Metodista Unida y y la Iglesia Metodista de Puerto Rico por decisión de la mayoría de los delegados ante la Conferencia General que se reúne en Pittsburg, Pa.

La Conferencia General es el cuerpo legislativo más importante de la Iglesia Metodista en los Estados Unidos. Este cuerpo se reúne cada cuatro años en un lugar diferente cada vez.

A pesar de la preocupación de algunos de que la iglesia metodista de Puerto

Rico reciba beneficios que normalmente no reciben otras iglesias autónomas, más de las dos terceras partes de los delegados votaron a favor de que se apruebe el concordato entre los dos cuerpos religiosos.

Haciendo comentarios antes de la votación, el obispo Joel Martínez señaló que la conexión metodista  con Puerto Rico data de más de 104 años. La mitad de la población puertorriqueña vive en los Estados Unidos en donde cerca de 200 pastores puertorriqueños están funcionando en algún tipo de ministerio. El concordato significa un compromiso que es “vital para nuestro futuro para llegar a la creciente población latina” en los Estados Unidos.

La iglesia de Puerto Rico formó parte de la Iglesia Metodista Unida por casi un siglo, hasta que en 1992 la Conferencia General lo concedió el status de iglesia autónoma afiliada, a petición de los propios puertorriqueños. En dicha ocasión se promulgaron una serie de guías para ayudar a la transición, que vencían en el año 2000. En dicho año, la Conferencia General extendió el acuerdo interino hasta el año 2004.

Aquí se acaba de renovar el concordato con las mismas especificaciones decididas en 1992. Éstas incluyen tales asuntos como el reconocimiento mutuo de los ministros ordenados, derecho al voto en las conferencias generales de ambas iglesias, relación con las agencias nacionales y con el Consejo de Obispos.

Sign up for our newsletter!

umnews-subscriptions
General Church
Bishop Kenneth H. Carter gives the sermon and benediction during opening worship for the 2019 United Methodist General Conference in St. Louis. File photo by Kathleen Barry, UM News.

Delegates: Use GC2020 delay for new vision

An informal group of General Conference delegates is inviting church members to make use of the postponement to cast a new vision for the church.
General Church
Delegates hold hands and pray during the Feb. 23, 2019, opening plenary of the special session of General Conference held in St. Louis. File photo by Paul Jeffrey, UM News.

Q&A: What delay means for General Conference

Organizers answer questions about what the postponement to 2021 means for The United Methodist Church’s lawmaking assembly.
General Church
Ann Jacob of the Eastern Pennsylvania Conference is surrounded by other young people as she reads a statement on church unity at the 2016 United Methodist General Conference in Portland, Ore. She is among authors of a petition urging General Conference organizers to reconsider rescheduling General Conference at the start of the academic calendar. File photo by Mike DuBose, UM News.

Bishops urge attention to GC2021 date request

The Council of Bishops pushes consideration of a petition drafted by young adult General Conference delegates. The Commission on General Conference sets the dates for the lawmaking assembly.