Aprueban plan hispano

Un plan para continuar el ministerio entre el pueblo hispano fue aprobado por la Conferencia General, el cuerpo legislativo de la Iglesia Metodista Unida, reunido aquí. Considerando el rápido crecimiento de la población hispana en este país, los mil delegados oficiales de esta conferencia aprobaron sin reparos la continuación del Plan Nacional de Ministerios Hispanos.

Esta iniciativa ha estado trabajando por varios años socorriendo a las iglesias locales en actividades específicas para lograr servir al pueblo hispano y portugués.

“El punto fuerte del Plan, según Saúl Trinidad, consultor de dicha organización, es el de presentar un modelo contextual del ministerio” de manera que se ofrezca la oportunidad de ver dónde se encuentra la parroquia y cómo puede servir mejor al pueblo. “Ofrecemos ayuda para el desarrollo congregacional”, agregó Saúl.

Con una tasa de crecimiento del 60 por ciento durante los últimos trece años, los latino americanos se han convertido en el grupo minoritario más grande y más diverso del país. Cada día llegan nuevas personas que hablan español o portugués ocasionando graves problemas de comunicación. Muchos se ven solos y aislados, a veces sin un contacto en en el pueblo a donde llegan. La iglesia tiene la responsabilidad moral de ayudar, no solamente a estas personas, sino todas aquellas que atraviesan por momentos cruciales en sus vidas.

“Plenamente conscientes de las necesidades y las oportunidades que estas personas confrontan, dijo el Rdo. Elí Rivera, coordinador del plan, podemos ofrecerles una nueva ruta” para el éxito en este país.

Un grupo de líderes metodistas se han involucrado en un programa de ayuda a los trabajadores y trabajadoras que entraron a este país sin documentos oficiales. Éstas son tan vitales a la economía del país como lo son los que trabajan con sus documentos en orden.

Las razones dadas para continuar con el Plan Nacional fueron, entre otras:

  1. El rápido crecimiento de la población latino americana y la necesidad de capacitar a estas personas en la fe y comportamiento cristiano.
  2. Abarcar no sólo al pueblo hispano, sino también a una fuerte corriente inmigratoria del Brasil.
  3. La necesidad de la formación de un buen liderato latino americano.
  4. Enfocar un ministerio de justicia a favor del pueblo latino. Luchar a favor de sus derechos.
  5. Alcanzar con el mensaje cristiano, por medio de comunidades de fe, a aquellas personas que no profesan ningún tipo de religión. Esto puede efectuarse por medio de una movilización  de las congregaciones locales.

Like what you're reading?  United Methodist Communications is celebrating 80 years of ministry! Your support ensures the latest denominational news, dynamic stories and informative articles will continue to connect our global community.  Make a tax-deductible donation at ResourceUMC.org/GiveUMCom.

Sign up for our newsletter!

umnews-subscriptions
General Church
Delegates from the Philippines and Southeast Asia sing during the 2019 United Methodist General Conference in St. Louis. Nearly 300 Filipino United Methodists joined a virtual conversation March 16 to talk about the Christmas Covenant and other plans for the future of The United Methodist Church. More webinars are planned for church members in Africa and Europe. File photo by Mike DuBose, UM News.

Restructuring legislation gets a hearing

The drafters of the Christmas Covenant are leading webinars in the Philippines, Africa and Europe about their proposal for changing the denomination’s global structure.
Judicial Council
Bishop Sally Dyck presides over a discussion of the church budget during the 2016 United Methodist General Conference in Portland, Ore. After the 2020 General Conference was delayed, the board of the denomination’s finance agency asked the United Methodist Judicial Council for a declaratory decision on how to calculate the ongoing denominational budget and apportionment formula. File photo by Maile Bradfield, UM News.

New budget must wait for General Conference

The United Methodist Church’s finance agency lacks authority to set new guidelines despite postponement of church’s top legislative gathering.
General Conference
Jessica Vittorio. Photo courtesy of Jessica Vittorio

Closed-door meetings breed mistrust

Too often, important decisions at the church’s highest levels are being made in closed sessions that violate church rules about transparency, says one General Conference delegate.